publicidad

México espera reliquia del beato Juan Pablo II

México espera reliquia del beato Juan Pablo II

La Iglesia católica mexicana está preparada para recibir, la noche de este miércoles, una reliquia del beato Juan Pablo II.

Reliquia estará en gira

MÉXICO - La Iglesia católica mexicana está preparada para recibir, la noche de este miércoles, una reliquia del beato Juan Pablo II, consistente en una ampolleta con su sangre, que recorrerá durante cuatro semanas México para promover la paz, informó la Conferencia del Episcopado.

La reliquia, que además de la sangre incluye ornamentos y una estatua del fallecido papa, será recibida alrededor de las 20h00 del miércoles (01h00 GMT del jueves) en el aeropuerto de Ciudad de México, dijo a la emisora Formato 21 el obispo Víctor Rodríguez, secretario de la Conferencia del Episcopado.

"El pueblo de México tendrá la oportunidad de encontrarse abiertanmente por primera vez (con esta reliquia) en la Basílica de la Guadalupe del 25 de agosto hasta el 28" del mismo mes, detalló Rodríguez.

Posteriormente, durante cuatro semanas la reliquía recorrerá distintos puntos del país.

Se determinó iniciar la exposición de la muestra de sangre de Juan Pablo II en la Basílica de Guadalupe por ser un lugar donde el fallecido Papa "expresó de muchas maneras su amor a nuestro pueblo", añadió el secretario de la Conferencia.

Esperanza para México por violencia

La exposición en México de la reliquia del papa polaco, que tenía un afecto especial por este país que visitó en cinco ocasiones reuniendo enormes multitudes, fue solicitada por la Conferencia del Episcopado en momentos en que se vive una ola de violencia ligada al tráfico de drogas.

publicidad

Al exponer sus motivos para solicitar la reliquia a El Vaticano, los obispos mexicanos se manifestaron esperanzados de que "este acontecimiento renueve nuestros corazones, nos aliente al bien, al trabajo honesto y responsable, que su testimonio y ejemplo nos lleve a propiciar relaciones armónicas".

"Sin duda en el corazón de los mexicanos hay ese anhelo de la paz, hay ese anhelo de mejores condiciones de vida especialmente para los más pobres", además de peticiones personales, dijo el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, monseñor Víctor René Rodríguez.

"Se trata de motivar y estimular la fe de cada uno de los creyentes, de los fieles de México, porque la fe además de llevarnos a pedir nos compromete a poner algo de nuestra parte", expresó.

Según cifras oficiales y recuentos de la prensa, la violencia ligada al tráfico de drogas en México ha dejado más de 41.000 muertos desde diciembre de 2006, cuando Felipe Calderón llegó a la presidencia y lanzó un operativo contra los carteles en el que participan más de 50.000 militares.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad