publicidad
Monte Alejandro Rubido, Comisionado de Seguridad de México.

México declaró una ofensiva total en contra del cártel Jalisco Nueva Generación

México declaró una ofensiva total en contra del cártel Jalisco Nueva Generación

Fuerzas federales mantienen un fuerte operativo de seguridad tras ataque que el viernes dejó 15 muertos.

Monte Alejandro Rubido, Comisionado de Seguridad de México.
Monte Alejandro Rubido, Comisionado de Seguridad de México.

Fuerzas federales mexicanas mantienen un fuerte operativo de seguridad en el estado de Jalisco, donde una ola de ataques perpetrados por el cártel que controla esa región dejó quince muertos el viernes, incluidos seis militares, informaron las autoridades.

publicidad

Tras un fin de semana relativamente tranquilo y el lunes sin incidentes, “desde luego el operativo sigue adelante", dijo el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo.

Leer: Violencia en Jalisco dejó 15 muertos 

El lunes el comisionado de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, confirmó la muerte de tres militares que habían sido reportados como desaparecidos en el ataque a un helicóptero castrense perpetrado por el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Las pruebas de ADN practicadas a los restos hallados en el aparato, que se incendió tras un aterrizaje de emergencia después de que una granada impactara en el rotor de la cola, elevó de tres a seis los fallecidos en ese evento, en que además 10 militares y dos policías federales resultaron heridos.

El helicóptero fue atacado durante un recorrido de reconocimiento con un lanzagranadas RPG en poder de un convoy del cártel, en el que Rubido presume que se desplazaba "alguien importante dentro de la estructura criminal" por la reacción que se desató en el estado: 39 bloqueos de avenidas en 25 municipios e incendios de vehículos y negocios.

En el enfrentamiento murieron "ocho miembros de la delincuencia" y un elemento de la Fiscalía de Jalisco", dijo Rubido en declaraciones a Radio Fórmula al actualizar el saldo de víctimas fatales.

No se descartan nuevos ataques en Jalisco Univision

Crecen las preocupaciones

El ataque impulsa nuevas preocupaciones sobre la última escalada en la guerra contra las drogas que vive el país desde 2006.

"Toda la fuerza del Estado mexicano se hará sentir en el estado de Jalisco", dijo Rubido el lunes. Agregó que pronto comenzarán a verse “resultados satisfactorios”.

El gobierno mexicano dijo que el ataque del viernes ocurrió durante el inicio de la Operación Jalisco, que reforzó la presencia de fuerzas federales en el estado para "golpear" al cártel Jalisco Nueva Generación en la vertiente operativa, logística y financiera y neutralizar a los blancos prioritarios de ese grupo, incluido su líder, Nemesio Oseguera, alias "el Mencho".

La organización criminal nació en el occidental estado de Colima y se ha extendido a entidades como Guanajuato, Michoacán y Veracruz tiene "una capacidad de fuego muy significativa", como demostró el ataque al helicóptero, afirmó Rubido.

publicidad

Los ataques del viernes obligaron a activar el "código rojo" de seguridad en la región desde el viernes y hasta el domingo, que se saldó con 10 detenidos, incluida una mujer, que fueron entregados por la Fiscalía estatal a la Procuraduría General de la República (fiscalía federal) para ser procesados por terrorismo, delincuencia organizada y robo de hidrocarburos. Otros nueve detenidos fueron liberados tras comprobarse su inocencia.

Activan 'Código Rojo' en Jalisco por ataques violentos Univision

Ola de violencia

El repunte de la violencia en Jalisco comenzó el pasado 19 de marzo, cuando el enfrentamiento entre gendarmes federales y un grupo del cártel dejó 11 muertos, entre ellos cinco agentes.

Según la fiscalía mexicana, el cártel también estuvo detrás de una emboscada el 6 de abril que culminó con 15 policías de un grupo de elite muertos y otros cinco de heridos.

Según el gobernador Aristóteles Sandoval, estos ataques son respuesta a "acciones concretas" de las fuerzas de seguridad, con el fin de "distraer la atención" al sentirse "amenazados".

En el último mes, el Gobierno estatal redobló la seguridad en Jalisco y puso en alerta a sus 18 mil policías, entre ellos 2 mil pertenecientes a la Fuerza Única, apoyados por el Ejército y la Policía Federal.

publicidad

A pesar de los sucesos recientes, los actos delictivos en el estado pasaron de 101,974 en 2013 a 77,757 en 2014. Los homicidios también disminuyeron en el mismo periodo, de 1,848 a 1,319, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

"Las cifras han bajado, pero está peor el tema de la percepción de inseguridad (ciudadana)", señaló Sandoval, quien aludió al aumento de "robo de hidrocarburos" y precursores químicos para la fabricación de metanfetaminas por parte del CJNG.

Cada cinco días se detiene un miembro de esta organización, aseveró.

Activan 'Código Rojo' en Jalisco por ataques violentos Univision

Clima de inseguridad

Para Hugo Chávez, de 32 años y quien trabaja en un comercio en Guadalajara, la capital estatal, la violencia del viernes "no fue sorprendente".

"Es algo que vivimos día a día, la inseguridad. Yo tuve actividad normal, incluso salí en la noche", dijo.

Roberto de la Torre, de 60 años, aseguró que la gente no ha visto su vida trastocada porque los miembros del crimen organizado solo tomaron los camiones de transporte urbano y "no molestaron" a las demás personas. "Para el Gobierno sí se vienen días complicados, para la sociedad no", sentenció.

En tanto, policías de la Fuerza Única de Jalisco denunciaron que altos mandos de los cuerpos de seguridad colaboran con el crimen organizado.

publicidad

Según sus declaraciones divulgadas por Radio Fórmula, cuando se detiene a un sospechoso deben informar a los superiores, quienes ordenan liberarlo o no, dependiendo del grupo criminal al que pertenezcan.

Estos sucesos añaden presión a las elecciones del 7 de junio, cuando 83 millones de mexicanos renovarán 1.996 cargos, incluidos 500 diputados federales y los gobernadores de nueve estados.

Policía infiltrada

Al tiempo que el gobierno incrementa las operaciones en Jalisco, policías de ese estado denunciaron que altos mandos de las fuerzas de seguridad colaboran con el crimen organizado.

Un miembro de la Fuerza Única de Jalisco, creada en 2014 para reforzar la capacidad del Gobierno en el combate a los cárteles de las drogas, explicó a Radio Fórmula que cuando se detiene a un sospechoso deben informar a los superiores, quienes ordenan liberarlo o no dependiendo del grupo criminal al que pertenezcan.

"Si es del cártel que controla en esos momentos Jalisco, te ordenan que se le regresen las armas y las drogas y se quede sin efecto el reporte o la revisión. Y los elementos continúan (su camino)", dijo un miembro de esta corporación a la emisora.

Otro policía advirtió de la connivencia de los grupos narcotráfico con altos mandos de la Fuerza Única: "Cuando agarras a un integrante del cártel y llamas por teléfono a los jefes, ellos te dicen 'aguántate', y luego dicen 'sabes qué, déjalo ir, es de la gente' (...) Por lógica ahí hay gato encerrado".

publicidad

"El proyecto (de la Fuerza Única) es bueno, (...), pero los mandos no sirven para nada", concluyó.

Según el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, los sucesos -en los que el crimen organizado derribó un helicóptero militar y obligó a activar en la zona el "código rojo" de seguridad- fueron consecuencia de la operación para detener a un capo en la zona.

Respuesta de la fiscalía

En respuesta a las declaraciones policiales, el fiscal estatal, Luis Carlos Nájera, aseguró que dichos elementos de las fuerzas estarían incurriendo un delito al informar a los medios en lugar de a las autoridades.

Aunado a ello, agregó que todas las conversaciones por la radio de la policía quedan registradas y que si se comunican por vía telefónica "están cometiendo una irregularidad muy grave".

El fiscal añadió que los elementos del estado son sometidos al polígrafo y a exámenes de confianza y que si no superan los mismos son "retirados de la institución".

A pesar de ello, reconoció que hay fuerzas policiales que son amenazadas por el crimen organizado y que, en este contexto, "(los agentes) no saben a dónde acudir".

"Tenemos que dar garantías a los policías, más armamento y más cartuchos", aseveró.

Uno de los policías entrevistados por Radio Fórmula también reveló la existencia de un equipo especial dentro de las fuerzas metropolitanas, conocido como grupo Chipote, que se encarga de colocar evidencias, por ejemplo, en domicilios, a fin de "justificar detenciones" aunque no haya pruebas.

publicidad

"Y todo lo que encuentran se lo quedan ellos (los policías). Es pillaje. Como dicen por acá, es botín de guerra", explicó el agente.

(Con información de Efe.)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad