publicidad
.

Mexicanos dicen no a "Ojo por ojo" logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272b...

Mexicanos dicen no a "Ojo por ojo"

Mexicanos dicen no a "Ojo por ojo"

Ante la desesperación y frustración por la creciente ola de violencia en México, surgió el grupo "Comando VigilanteArmado".

Mexicanos dicen no a "Ojo por ojo" c68ca6fcdf944645894dd627df7991c1.jpg

Desencanto

CIUDAD DE MÉXICO - Ante la desesperación y frustración de los ciudadanos por la creciente ola de violencia en México hay quienes decidieron acudir a la ley de 'Ojo por ojo' y con esa mentalidad surgió en la norteña Ciudad Juárez el grupo "Comando Vigilante de Ciudadanos de Juárez" (CCJ), quienes han amenazado al gobierno con tomar justicia por su propia mano si el índice de crímenes no disminuye.

Bajo el lema: "Mataremos a un criminal cada 24 horas", este grupo parece determinado a intervenir en una batalla cuyos casi 6,000 muertos en el 2008 demuestran que van ganando los narcotraficantes y no el gobierno del presidente Felipe Calderón.

"Se ha defraudado a la ciudadanía. La existencia de estos grupos expone la organización de una sociedad civil cansada de la falta de repuesta del gobierno. Están ejerciendo presión en las autoridades", aseguró a Univision.com Jesús Gallegos, experto en temas de seguridad nacional.

publicidad

La tendencia de tomarse la ley "por cuenta propia" ha generado polémica no sólo entre expertos, sino también entre la misma ciudadanía, que se siente cada vez más acosada por las bandas de delincuentes.

"Si los cuerpos policíacos que están preparados no nos pueden defender, es más difícil para uno defenderse, pero todavía más formar un grupo de defensa ciudadana. A estas alturas, sin embargo, la inseguridad y la policía nos están obligando a que pasen cosas como en Juárez, pero aún así no creo que esta sea la solución porque se formaría una guerra", comentó José Ángel Jiménez 29 años.

"Lo mejor sería que entre los cuerpos de seguridad pública hubiera mejor preparación y mejores sueldos de acuerdo a lo que es su trabajo. Creo que las cosas son extremas en CD. Juárez, pero la autoridad debe poner más atención porque el surgimiento de vigilantes o comandos ciudadanos son consecuencia de esto. Aunque un grupo armado no resolverá el problema", explicó por su parte Diego García 28 años.

"Entendible"

Pese a que pocos creen que es la solución, hay quienes lo justifican. "En un país tan fuertemente dañado por la delincuencia es entendible de alguna manera que surjan algunos grupos que quieran hacerse justicia por su propia mano, ya que las autoridades se han visto rebasadas, no sólo en Juárez sino a nivel nacional", dijo Roberto Barajas 50 años.

publicidad

Sin embrago, aclara: "No estoy de acuerdo, pero lo entiendo, digamos. Podría ser una solución en lo inmediato para los afectados. Pero definitivamente generaría más violencia, sobre todo por que las causas que originaron los problemas no se solucionan de fondo. Yo diría a estas personas que trataran de confiar un poquito en las autoridades y que cooperaran cuidándose entre vecinos".

Y es que la corrupción que existe en todos los niveles y que ha tocado directamente a la policía es la que genera gran controversia, pues muchos piensan que si quienes están encargados de la seguridad son corruptos, qué se puede esperar de los demás.

"El pueblo está cansado de tanto secuestro, violaciones, robos, asaltos, y como ve que el gobierno no puede o no quiere actuar al 100 por ciento para que se acabe el delito, es lógico que la gente quiera tomar decisiones propias tomando la justicia por sus propias manos, porque no queda de otra", opinó José Rosas 42 años.

Rosas explicó que muchos deciden comprar una pistola y tenerla en su casa "porque en las autoridades no podemos confiar". No es una solución –añade- pero bajaría el delito si la gente empieza a actuar por su propia cuenta. "Las autoridades deben poner más empeño en su trabajo para que el pueblo no tome justicia", dijo pero ante la pregunta de si se defendería por sí mismo dice que sí, pero no de esa manera, sino con organización".

publicidad

En desacuerdo

Algunos expertos coinciden que estos grupos se mantienen también bajo la clandestinidad.

"No conocemos los nombres de quienes participan en esto. Ejercen presión, pero igual serían perseguidos", explicó el experto Gallegos.

Para otro analista, Martín Iñiguez, este tipo de grupos generan el surgimiento de paramilitares que no sólo ataquen al crimen organizado sino que ellos mismos se vuelvan los criminales.

"El gobierno debe tomar medidas radicales que más que combate al crimen organizado, que se ha perdido, tiene que invertir en la parte de la economía, porque la gente se está quedando sin empleo y no creo que la solución sea la violencia, hay que combatir con inteligencia", finalizó Iñiguez.

En zonas rurales y urbanas

De acuerdo con testimonios y fuentes citadas por el diario El Universal de México, el surgimiento de estos grupos armados ocurre tanto en las zonas rurales de algunos estados como Chihuahua así como en las calles de ciudades como Juárez, Tijuana o el Distrito Federal, donde la violencia y el delito no dan tregua.

Una investigación de ese periódico narra el caso de la familia Muñoz Reyes, cuyas vidas dieron un giro de 360 grados el pasado 3 de diciembre, cuando los dos hijos, Jorge y César, fueron secuestrados cuando iban de regreso a su casa en Chihuahua.

A César lo asesinaron y por Jorge exigieron medio millón de dólares para su liberación o también correría la misma suerte de su hermano.

publicidad

El hecho motivó a la Asociación de ganaderos de Parral, de donde son vecinos los Muñoz Reyes, a hablar de medidas para perseguir a los criminales y protegrse con medios propios. "Sí, es verdad, se mencionó esa posibilidad, dijo Arturo Chávez, presidente de la entidad.

¿Estás de acuerdo con que los ciudadanos tomen justicia por su propia mano?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad