publicidad
.

Mexicanos condenados en Malasia seguirán con apoyo del gobierno mexicano...

Mexicanos condenados en Malasia seguirán con apoyo del gobierno mexicano

Mexicanos condenados en Malasia seguirán con apoyo del gobierno mexicano

El gobierno mantendrá la asistencia consular a los hermanos condenados a la horca en Malasia para evitar que sus derechos sean vulnerados.

Conmoción internacional

El gobierno mantendrá la asistencia consular a los tres hermanos mexicanos que fueron condenados a muerte en Malasia para evitar que sus derechos sean vulnerados, informó la cancillería.

Entrevista con la hermana de los tres sentenciados

Los hermanos José Regino, Simón y Luis Alfonso González Villarreal fueron encontrados culpables por un tribunal malayo de tráfico de drogas, aunque aún pueden apelar la decisión.

"El gobierno de México reitera su compromiso de brindar asistencia y protección consular a los mexicanos en el exterior, a fin de que sus derechos no sean vulnerados, sin prejuzgar los cargos que se les imputen", señaló un funcionario que pidió no ser identificado por políticas internas de la cancillería mexicana.

¿Son culpables o inocentes? Comenta esta noticia en los Foros.

Dijo que el gobierno "ha tomado nota" de la decisión desfavorable a los hermanos mexicanos, quienes ya recibían asistencia jurídica a través de la embajada de México en Malasia.

'Evidencia manipulada'

La defensa de los hermanos señaló que la evidencia en su contra había sido manipulada.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reprobó la condena a muerte y solicitó a su par en Malasia a que ayude en la defensa de los hermanos.

"La comisión nacional considera necesario que se intensifiquen las acciones orientadas a evitar la pena de muerte y que se salvaguarden los derechos a la vida, a la dignidad y a la integridad corporal de todas las personas, bajo cualquier circunstancia", señaló el organismo en un comunicado.

publicidad

Los tres son originarios del estado mexicano de Sinaloa, cuna del cartel de las drogas de ese mismo nombre, aunque en el país no tienen historial delictivo.

Autoridades malayas los arrestaron en el 2008 en una fábrica de Johor, al sur de Malasia, donde la policía localizó más de 29 kilogramos de metanfetaminas.

El tráfico de drogas en esa nación asiática conlleva la pena de muerte en la horca.

Ellos dijeron que estaban ahí para limpiar el lugar, no para fabricar drogas.

El juez Mohamad Zawawi Salé concluyó que la fiscalía había probado el caso más allá de cualquier duda razonable.

Inmediatamente después de que se anunciara el fallo, el abogado Kitson Foong, del equipo que ha llevado la defensa de los mexicanos, calificó de "erróneo el enfoque del juez" y señaló que recurrirán contra la sentencia ante el Tribunal de Apelaciones, un proceso que según precisó "durará de un año a un año y medio".

Junto a los mexicanos fueron sentenciados a muerte un malayo y un hombre de Singapur.

Los hermanos González son los primeros mexicanos sentenciados por delitos relacionados con narcotráfico en Malasia.

'El juez soga'

En caso de que fueran otra vez condenados, podrán recurrir en última instancia ante el Tribunal Federal, en lo que se presume será una larga batalla legal.

publicidad

El veredicto que condena a muerte a los cinco acusados fue leído por el mismo magistrado que ha presidido el juicio, Mohamed Zawawi, conocido por el apodo del "juez soga" por las numerosas penas de muerte que ha dictado a lo largo de su carrera judicial.

Desde su detención, Luis Alfonso, José Regino y Simón González han mantenido que son inocentes y testificado que ellos se dedicaban a la limpieza de la nave en la que fueron sorprendidos durante una redada policial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad