publicidad
Algunos menonitas que han vuelto a Canadá tenían relaciones con los cárteles de la droga que operan en el norte de México.

Menonitas canadienses son utilizados por cárteles mexicanos

Menonitas canadienses son utilizados por cárteles mexicanos

Autoridades de EEUU y Canadá están preocupadas por la vinculación de menonitas con los narcotraficantes.

Algunos menonitas que han vuelto a Canadá tenían relaciones con los cárt...
Algunos menonitas que han vuelto a Canadá tenían relaciones con los cárteles de la droga que operan en el norte de México.

Grupos menonitas de Canadá, un movimiento cristiano conocido por su fe pacifista, están cooperando con cárteles de la droga mexicanos para introducir cocaína en el país, reveló este miércoles la televisión pública canadiense CBC.

De acuerdo con ese medio, las autoridades de Estados Unidos y Canadá están preocupadas por la vinculación de algunos menonitas de la provincia canadiense de Alberta con narcotraficantes del norte de México, donde grupos de este movimiento cristiano se asentaron a principios del siglo XX.

¿Qué opinas sobre esta forma de transportar droga?

En los últimos años, cientos de menonitas de origen canadiense que vivían en el estado de Chihuahua han vuelto a Canadá ante la violencia generada por la guerra entre narcotraficantes y las autoridades mexicanas, que se estima que ha causado decenas de miles de muertos entre la población civil del país.

publicidad

Jim Schrant, un agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, dijo a CBC que algunos menonitas que han vuelto a Canadá tenían relaciones con los cárteles de la droga que operan en el norte de México, mientras que los narcotraficantes mexicanos están aprovechándose para ampliar sus operaciones en Canadá.

Son usados como "mulas"

Un ejemplo es el caso de Jacob Fehr, que la semana pasada fue condenado a siete años de prisión por un tribunal canadiense por transportar cocaína de México a Canadá.

Fehr, de 38 años de edad, residió en Chihuahua hasta 2007, cuando se trasladó a vivir a Calgary (Canadá).

En 2011, fue arrestado en la frontera entre Estados Unidos y Canadá con varios kilogramos de cocaína ocultos en su vehículo, en el que también viajaban su mujer y sus cuatro hijas.

Durante el juicio, Fehr reconoció que era su tercer viaje a Canadá para transportar drogas y dijo que se vio obligado a ejercer de correo porque narcotraficantes mexicanos habían amenazado a su familia.

Otros dos menonitas canadienses, Abram Klassen y Jacob Dyck, están siendo juzgados por el transporte de cocaína, tras su arresto en 2012 con 16 kilogramos de la droga.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad