publicidad

Más tensión entre México y EU

Más tensión entre México y EU

El mandatario mexicano pidió al país vecino mayor cooperación en la lucha que emprende contra el crimen.

'Inconcebible'

MÉXICO- El presidente de México, Felipe Calderón, consideró "inconcebible" la falta de datos sobre la actuación en Estados Unidos contra las redes de narcotraficantes y pidió al país vecino mayor cooperación en la lucha contra el crimen.

Calderón afirmó, en un encuentro con un grupo de corresponsales españoles, que es "inconcebible que las redes mexicanas existan sólo en el lado mexicano y que al pasar la frontera desaparezcan por arte de magia, como si no existieran".

El mandatario mexicano pidió mucha más "cooperación de Estados Unidos en políticas para reducir el consumo en ese país, pero también en la persecución de las redes criminales".

Reiteró su asombro porque México ponga a disposición de la Justicia del país a más de 20 mil personas en un año y que en Estados Unidos "no haya una cifra específica que revele este compromiso".

Calderón señaló que la ola de violencia de las bandas de narcotraficantes, que en lo que va de año se ha cobrado más de mil 500 víctimas, es atribuible a la acción del Gobierno mexicano de "cerrar espacios a la estructura criminal, financiera y operativa" de estos grupos.

Absoluta impunidad

Esta actuación ha provocado una reubicación, en algunos casos, extremadamente violenta, con duras pugnas por las redes de distribución entre las diferentes bandas, que antes eran aliadas y ahora se disputan territorios, explicó el presidente.

publicidad

Afirmó que la lucha contra el narcotráfico ha permitido recuperar territorios donde durante años los criminales actuaban con "absoluta impunidad" y donde además diversificaron sus acciones hasta controlar todo tipo de criminalidad.

"Robo de vehículos, piratería, extorsión", citó Calderón para argumentar la necesidad de que el combate se realice de forma "frontal".

El presidente admitió que la lucha contra el crimen no será a "corto plazo sino a medio o largo", pero se mostró convencido de que se ganará la batalla pese al costo que tendrá en recursos y vidas humanas.

Calderón dijo que su Gobierno está comprometido con esta lucha y aseguró que ha dejado atrás "posturas pasivas, de complicidad o de tolerancia" con este problema.

Desde que el presidente Felipe Calderón asumió el poder, el 1 de diciembre de 2006, se han registrado en México más de cuatro mil muertes atribuidas al crimen organizado, de las cuales unas 450 fueron de policías, soldados o funcionarios públicos, según datos de la Procuraduría General de la República (PGR).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad