publicidad

Marcha de trabajadores

Marcha de trabajadores

Miles de trabajadores mexicanos marcharon por las principales avenidas de la capital en reclamo de mejores condiciones laborales.

Cierre de fronteras y casetas

CIUDAD DE MÉXICO - Trabajadores sindicalizados amenazaron con sitiar este miércoles al país en protesta por la política económica y laboral del gobierno federal, en especial contra la Ley del ISSSTE.

Miles de trabajadores mexicanos marcharon el martes por las principales avenidas de la capital en reclamo de mejores condiciones laborales, un alto en el alza de precios y la derogación de la recién aprobada reforma al sistema de pensiones.

La Ley del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado busca, entre otras cosas, que sustituyan el fondo común actual de pensiones por uno individual, aumentar gradualmente la edad de retiro, así como la contribución de los trabajadores.

Líderes sindicales afirmaron que cerrarán las fronteras norte y sur hasta que sean atendidas sus demandas.

Tras realizar un mitin en el Zócalo de la Ciudad de México, líderes sindicales convocaron a movilizaciones para este miércoles  y pedir al gobierno federal la erogación de la reciente aprobada Ley del ISSSTE  (Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado).

Organizaciones campesinas también se sumaron al llamado de los sindicatos, que se concentraron en el Zócalo para conmemorar el Día del Trabajo.

Otra de las medidas de protesta que tienen contemplados los sindicalistas es el cierre de casetas, por que permitirán el libre tránsito de vehículos sin pagar peaje.

publicidad

Artemio Ortiz, integrante de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) precisó que también lanzaron la convocatoria para un paro de labores en diversas instituciones federales.

Paro de labores

Más de 100 centros educativos cerrarán este miércoles, además de bloquear oficinas de las Secretaría de Educación Pública (SEP) y del ISSSTE.

Otros sindicatos como el de la Universidad Nacional Autónoma de México y el de Electricistas se sumaron a la protesta.

Algunos sindicatos también pedían la renegociación del tratado de libre comercio con Estados Unidos en el capítulo agropecuario.

Marcha de los trabajadores

Portando gigantescas pancartas, cantando consignas y acompañados de tambores, trompetas, sartenes o botellas vacías de agua, los trabajadores de unos 12 grupos sindicales partieron de diferentes puntos de la ciudad y terminaron en distintos momentos en la plaza del Zócalo donde se sucedían los mensajes.

Por primera vez en la historia del país, el presidente Felipe Calderón se abstuvo de encabezar las actividades aduciendo en la víspera que debe cambiar el enfoque para que "la figura principal de la celebración sea el trabajador y no el Presidente". Además, hizo un llamado al "diálogo franco".

"Que nos dejen trabajar en paz es lo que pedimos... que no la pongan tan difícil", dijo Eduardo Gambioa, de 87 años, quien se protegía durante la marcha del candente sol con una camisa de manga larga y sombrero de paja, al tiempo en que relató que lleva 60 años como taxista y cada vez se le hace más difícil y más caro poder pagar por los permisos que se le exigen.

publicidad

Consignas contra EU

"No estamos de acuerdo con el gobierno y los cambios que quieren hacer en los sectores importantes y vitales del país como la privatización del sector de energía", señaló María Inés Gaspariano, de 42 años y miembro del Sindicato Mexicano de Electricistas.

"Ellos están muy aferrados y tal vez hasta lo logran, pero tampoco podemos quedarnos sentados viendo", agregó mientras su esposo Abel Vázquez, de 45 y también del sindicato, asentía con la cabeza. Vázquez recordó que años atrás este día era para celebrar a las personas que con su sudor dignificaban al país, mientras que ahora la convocatoria es para protestar.

"Daremos esta lucha, cueste lo que cueste", coreaban por su parte algunos de los manifestantes.

A la altura de la embajada de Estados Unidos, sobre el Paseo de la Reforma, era notoria la presencia de policías con escudos plásticos y cascos.

Aunque algunos de los portavoces de los sindicatos lanzaron insultos en contra del gobierno de Estados Unidos por "querer apoderarse del territorio mexicano", no se registraron incidentes en el lugar.

'Vean lo que se siente'

Los trabajadores también pedían salarios mínimos para los miembros del gabinete presidencial con el fin de que "vean lo que se siente".

Algunas personas repartieron volantes pidiendo un boicot hasta el 31 de mayo en contra de las empresas transnacionales como Wal-Mart que sólo paga 2.4 por ciento de impuestos, mientras que a los trabajadores se les cobra entre 15 y 28 por ciento.

publicidad

Aumento a burocrátas

Por otro lado, la FSTSE y la Secretaría de Hacienda acordaron un incremento salarial global y en prestaciones de 4.6 por ciento para más de 300 mil burócratas.

En un comunicado conjunto la Secretaría de Hacienda y la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) precisaron que ese incremento es retroactivo al mes de enero de 2007.

Destacaron que el incremento beneficiará sólo a la rama operativa del gobierno federal, es decir a personal administrativo y de servicios generales, de acuerdo con las negociaciones alcanzadas entre el dirigente de la FSTSE, Joel Ayala, y el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.

Dicho incremento abarca un rubro de apoyo para despensa por un monto de 10 dólares (100 pesos), el cual se ha mantenido inalterable desde 1999.

Otro aspecto se refiere a Previsión Social Múltiple que se eleva a 12 dólares mensuales (120 pesos), así como el incentivo a la capacitación para los trabajadores por un monto de 50 dólares mensuales (500 pesos), los cuales se integran para formar parte de la cotización ISSSTE-FOVISSSTE.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad