publicidad

Los presuntos responsables del secuestro de un italiano en México, fueron capturados

Los presuntos responsables del secuestro de un italiano en México, fueron capturados

Cuatro presuntos responsables del plagio en México del empresario Claudio Conti Bonetti fueron capturados.

Los presuntos responsables del secuestro de un italiano en México, fuero...

Lazos con 'Los Zetas'

MÉXICO - Cuatro presuntos responsables del secuestro en México hace casi nueve meses del empresario italiano Claudio Conti Bonetti, al que se presume muerto, fueron capturados por la policía federal, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).Conti Bonetti, de 53 años de edad, residente en la pequeña localidad turística de Puerto Escondido (Oaxaca, sur del país), fue secuestrado el 3 de junio de 2008. Sus captores exigieron un rescate en pesos del equivalente a $655 mil.

El empresario regentaba un hotel y un restaurante; su vida había inspirado al escritor italiano Pino Cacucci, el libro "Puerto Escondido", en el que se basó la película del mismo título dirigida en 1992 por Gabriele Salvatores.

publicidad

Los presuntos secuestradores fueron detenidos en un operativo este sábado en el estado de Oaxaca.

'Se ordenó su muerte'

Tres de los detenidos forman parte del grupo de sicarios "Los Zetas", aliado al cartel del Golfo. Uno de ellos, Primitivo Ramírez, alias "El Pivo", era uno de los líderes de la célula delictiva de la organización en el estado de Oaxaca.

De acuerdo a su declaración, el empresario habría sido asesinado y su cuerpo enterrado en una fosa cavada en el lugar de su cautiverio, un hotel denominado "El Capi", propiedad de otro de los detenidos ubicado en la localidad oaxaqueña de Bajos de Chila.

"Una fosa fue excavada para enterrar a Claudio Conti Bonetti, porque durante su cautiverio se ordenó su muerte", informó la Secretaría de Seguridad Pública en un comunicado de prensa.

Por su parte el diario mexicano Reforma aseguró que las autoridades continúan con la búsqueda del cuerpo del italiano, luego de que los presuntos plagiarios confesaron haberlo matado y exhumado de forma clandestina.

Evidencias del plagio

Un empleado del restaurante "Da Claudio" dijo que Conti no había sido visto desde su secuestro. Asimismo el cónsul italiano Guido De Marco indicó el domingo que no tenía información definitiva del paradero de Conti, que aún se consideraba como desaparecido.

En una habitación de dicho hotel se hallaron algunos libros escritos en italiano que fueron proporcionados a la víctima. En el lugar también se localizó el vehículo utilizado en el secuestro del empresario.

publicidad

El establecimiento pertenece a Vicente Adame Téllez, también apodado "El Capi" y uno de los responsables de la logística de "Los Zetas" en la zona. El hotel era empleado para retener a los secuestrados y proporcionar alojamiento a los miembros de la organización criminal.

También fueron detenidos Daniel Ramírez, hijo de "El Pivo" y miembro de "Los Zetas", y Ezequiel Ramírez, alias "El Cheque". Tanto éste último como "El Pivo" habían participado en la interceptación y secuestro de Conti Bonetti.

México secuestrado

Las investigaciones policiales habían logrado hasta ahora la detención de otras seis personas relacionadas con el caso, cinco de ellas en enero de 2009, con vinculación a "Los Zetas". Asimismo, uno de los líderes de la célula criminal falleció en un enfrentamiento con la policía en noviembre.

Los secuestros son una de las ramas de la inseguridad que más preocupan a los mexicanos, dado que se ha marcado como víctimas ya a sectores de clases media y de bajos ingresos. Las denuncias por este delito aumentaron en un 45 por ciento en el último lustro, según informaciones oficiales.

Hubo también un descenso de las detenciones en la última década, hasta el 1.71 por ciento, de acuerdo a datos extraoficiales. Sólo un 26 por ciento de las investigaciones que se inician son concluidas, según las mismas fuentes.

publicidad

La elevada tasa de impunidad que sufre el país generó en 2008 un clima de indignación social que culminó en una gran marcha nacional en agosto y obligó a los tres poderes del Estado a firmar un pacto contra el crimen, cuyo cumplimiento escrutan diversos sectores sociales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad