publicidad
Alma Rosa y Karla Morales al momento de su presentación por parte de las autoridades. Foto de la policía local.

Los enamoraban por Facebook y luego los secuestraban

Los enamoraban por Facebook y luego los secuestraban

Dos hermanas tijuanenses de 18 y 19 años pertenecían a una banda de secuestradores que operaba en México.

Alma Rosa y Karla Morales al momento de su presentación por parte de las...
Alma Rosa y Karla Morales al momento de su presentación por parte de las autoridades. Foto de la policía local.

Del amor a la pesadilla

Jóvenes, delgadas y con inocencia en la cara. Dos hermanas tijuanenses, de 18 y 19 años, usaban su juventud y belleza para atrapar a enamoradizos en Facebook. Una vez que ya los tenían bajo sus pies, entonces se volvían en sus secuestradoras.

Sus enamoradizos hombres entonces se encontraban en un callejón en el que la única salida sería que sus familiares pagaran los jugosos rescates que por sus vidas exigían.

Alma Rosa y Karla Morales están ahora implicadas en el secuestro de un joven universitario de 23 años. El chico estudiaba en San Diego, California y su plagio ocurrió en diciembre de 2013.

Alma era la novia del chico y Karla, la cómplice que le ayudó a convertir esta trama de amor en una pesadilla.

publicidad

Ambas pertenecen a una banda de secuestradores. Su familia no era quien les ordenaba pero sí estaban enterados de los "negocios" de las jóvenes, según la policía de Baja California.

La historia salió a flote luego de que Alma fuera a la casa de su "novio". Cuando salían del inmueble, un grupo de hombres armados lo amagó y lo subieron a un autmóvil.

El destino del secuestrado fue una casa de seguridad, en donde lo tuvieron preso durante dos semanas. Su familia, conmocionada,  pagó como rescate dos millones de dólares.

Sin embargo, antes de entregar la cantidad solicitada, dieron aviso a las autoridades que lograron la captura de Jesús Everardo Moreno Valencia y Luis Ferenando Valenzuela. En ese momento el joven fue rescatado por elementos de la Unidad Estatal de Atención al Delito de Secuestro.

Meses después cayó el tercer implicado, Luis Fernando Quintero Ontiveros.

Fue entonces cuando después de semanas de investigación se destapó la manera de operar de estos delincuentes: usaban los perfiles de Facebook de las hermanas para buscar hombres, luego "enamorarlos y engancharlos", para finalmente secuestrarlos.

En un principio las hermanas se dieron a la fuga pero fueron localizadas en Sinaloa por un video que subieron a Youtube. Hoy estas jóvenes seductoras se encuentran tras las rejas.

La banda es investigada por otros tres casos de secuestro.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad