publicidad
El ataque en el que Edith Bouvier resultó herida, cobró la vida de la periodista estadounidense Marie Colvin y del fotógrafo francés Rémi Ochlik.

Los 10 lugares más peligrosos para la prensa, según Reporteros Sin Fronteras

Los 10 lugares más peligrosos para la prensa, según Reporteros Sin Fronteras

La Organización Reporteros Sin Fronterassacó una lista con los 10 lugares más peligrosos para la prensa.

El ataque en el que Edith Bouvier resultó herida, cobró la vida de la pe...
El ataque en el que Edith Bouvier resultó herida, cobró la vida de la periodista estadounidense Marie Colvin y del fotógrafo francés Rémi Ochlik.

En el 2011 murieron 66 periodistas

MÉXICO - La Organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) sacó una lista con los 10 lugares más peligrosos para la prensa, de acuerdo al número de ataques contra la prensa en diferentes lugares del mundo. RSF comunicó que durante el 2011, 66 periodistas murieron, 1,044 fueron arrestados, y 1,959 fueron agredidos o amenazados.

Las cifras que mostró el reporte han resultado alarmantes para el gremio. Según RSF durante el 2011 499 medios de comunicación fueron censurados, 71 periodistas fueron secuestrados, 73 huyeron de su país de origen ante el acoso, 199 blogeros fueron arrestados, 62 blogueros fueron agredidos y 68 países fueron afectados por alguna forma de censura en la Red.

La zona que encabeza la lista de periodistas muertos es Oriente Medio con 20, le sigue Asia con 17,  luego América con 18, Africa con 9 y finalmente Europa con dos.

publicidad

A continución la lista de los 10 países citados por el organismo RSF:

-Manama, en Bahréin

-Abiyán, en Costa de Marfil

-Plaza Tahrir (El Cairo), en Egipto

-Miscrata, en Libia

-Estado de Veracruz, México

-Khuzdar, en Paquistán

-Las zonas metropolitanas de Manila, Cebu y Cagayan de Oro, en las islas de Luzón y Midananao, en Filipinas

-Mogadiscio, en Somalia

-Deraa, Homs y Damasco, en  Siria

-Plaza del Cambio (Sanaa) en Yemen

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad