publicidad
Agentes de la policía federal patrullan ante la prisión el día después de la fuga (Foto: MP).

“Al Chapo le dieron mucho tiempo para escaparse”

“Al Chapo le dieron mucho tiempo para escaparse”

La versión oficial no aclara a qué hora inició la búsqueda de El Chapo. Los vecinos de la zona indican que el primer patrullaje comenzó una hora después

Agentes de la policía federal patrullan ante la prisión el día después d...
Agentes de la policía federal patrullan ante la prisión el día después de la fuga (Foto: MP).


ALMOLOYA DE JUÁREZ, México. “De darle tiempo, sí le dieron mucho tiempo para escaparse”, opina Gabriela, quien lleva más años viviendo en este predio de Santa Juana Centro del tiempo que lleva de construida la prisión de máxima seguridad de El Altiplano, de la que huyó Joaquín Guzmán Loera éste sábado 11, a las 8:52 de la noche y que está a escasos 200 metros de su casa.

publicidad

Lo que vio Gabriela es que el operativo policial para recapturar a El Chapo comenzó a las 10:00 de la noche del sábado, más de una hora después de la fuga. Coinciden con su versión media docena de vecinos y familiares de su caserío, ubicado en el costado oeste del penal, y donde comenzó la búsqueda.

“Eran como las diez. Estábamos fuera (en la calle), pasaron como cinco patrullas y esas mismas patrullas nos dijeron que no podíamos estar afuera, que mejor nos metiéramos por algún problema que pudiera sucederse. Eran federales”, asegura Gabriela.

Este barrio se encuentra en sentido opuesto al área donde está la casa que oculta la desembocadura del túnel por el que se habría fugado Guzmán. A esa casa, aseguran los campesinos del área, la policía no llegó sino hasta las 7:00 de la mañana del domingo.

Lea también: La incredulidad sobre la versión oficial se extiende entre los vecinos del Altiplano

De acuerdo a la versión ofrecida este jueves por el secretario de gobernación de México, Miguel Osorio Chong, los custodios del penal llegaron a la celda de El Chapo 18 minutos después de que fue visto por última vez en las cámaras de seguridad.

Pero ni él ni las demás autoridades a cargo de la investigación se han referido a la hora precisa en la que comenzó el operativo conjunto de la policía del Estado de México y la Policía Federales para dar con el fugitivo.

La declaración de Osorio Chong en este sentido, es genérica: “La llegada de estos custodios se da 18 minutos después, y eso es parte de lo que está viendo la Procuraduría, si el protocolo se cumplió como debe ser, en los tiempos correctos, y de ahí se da la alerta correspondiente, interna y externa, se sella el penal, y por supuesto toda la actuación hacia fuera”, dijo el secretario, al salir de una comparencia ante la comisión del Congreso que investiga lo ocurrido.

Y también es contraria a la versión de los vecinos de Santa Juana Centro, en lo que refiere al momento exacto de llegada de las autoridades a la desembocadura del túnel. Los locales hablan de la mañana siguiente.

“Ahí están los tiempos en los que lograr iniciar el recorrido policías federales, en todo el túnel, hasta después, un tiempo después, porque es un recorrido difícil de kilómetro y medio, llegan al otro punto donde suponemos inicia en su momento la excavación de este túnel”, informó Osorio Chong al respecto.

Según los pobladores de Santa Juana Centro, los helicópteros comenzaron a sobrevolar el penal y sus adyacencias entre las 12.30 de la medianoche y la 1.00 de la madrugada.

“Estábamos aquí en la casa durmiendo y ya de repente como a las 11 se empezó a oír mucho movimiento y pasaron muchas patrullas por aquí, pero jamás nos imaginamos que había pasado algo así. Ya pasada la medianoche, estaba un helicóptero que desde arriba echaba las luces hacia abajo”, recuerda Sonia, de 28 años, también residente del ejido que está en el costado derecho de la cárcel.

Ese mismo helicóptero y el movimiento de patrullas, despertaron a Mireya, que vive en el otro extremo de la población de Santa Juana, junto al cuartel del Octavo Regimiento de Mecánicos del Ejército mexicano, ubicado detrás del penal de máxima seguridad de El Altiplano, a unos dos kilómetros en línea recta.

“El helicóptero lo escuché como a las 12.30 y me despertó el ruido. Y luego ya empezaron a empezar patrullas y muchos carros por la carretera, y me asomé por la ventana. Nada más vi una patrulla y era estatal y lo sé por las sirenas que trae arriba, que las llevaba prendidas y alumbró a la casa”, cuenta Mireya.

En la versión oficial de esta historia, tampoco ha quedado claro a qué hora se sumaron las fuerzas militares al operativo de búsqueda. Al menos Mireya, que vive junto al cuartel, dice no haber visto movimiento militar en la zona sino hasta la mañana del domingo.

“Carros militares, solo he visto como uno o dos, pero no muchos. y eso fue el domingo durante el día. (…) Los militares no salieron (el sábado por la noche) para nada y es lo que nosotros nos preguntamos: ¿por qué ellos no salieron? Estando tan cerca, hubieran salido”, comenta la mujer.

Sus vecinas se percataron de lo mismo: “Los soldados salieron ya nada más el domingo. Los vimos temprano, como a las seis. Los que andan pase y pase por los camino son los federales”, recuerdan pero, a diferencia de Mireya, no se atreven a decir su nombre.

“Nooo, ¿para sacarlo en la tele? ¿y qué tal si mañana amanecemos muertas?”. Ellas no tienen televisor en casa, pero intuyen que el narcotraficante más buscado de México sí puede tener.

Y de alguna forma están en lo cierto: hasta en la cárcel, tenía una.

Lea también: Los 18 minutos de inoperancia y otras preguntas sobre la fuga


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad