publicidad
Incredulidad y temor son factores que prevalecen entre los mexicanos ante la influenza porcina que afecta al país.

La 'rumorología' se infecta de influenza

La 'rumorología' se infecta de influenza

La confusión, incertidumbre e indiferencia prevalencen entre la población ante la alerta por influenza porcina en México.

Incredulidad y temor son factores que prevalecen entre los mexicanos ant...
Incredulidad y temor son factores que prevalecen entre los mexicanos ante la influenza porcina que afecta al país.

Primero se hablaba de casos de influenza porcina, pero conforme pasaron los días las autoridades informaron que dicho el virus al parecer no viene de lo cerdos, pero que ha matado a más 150 personas, aunque solamente ocho decesos están confirmadas que fueron por la presencia del virus.Inlcuso la Organización Mundial de la Salud (OMS), que elevó a 5 el nivel de alerta de pandemia ha pedido que se le cambie el nombre a influenza humana, enfermedad que principalmente está afectando a México y ya se ha extendido a otros países."Ya no se sabe que está pasando, primero dicen que proviene de los cerdo y ahora resulta que no, ni ellos mismos (las autoridades) saben de qué se trata y sólo confunden a la gente", comentó Critina Ramírez, ama de casa que asegura vivir en la incertidumbre en los últimos días. Cuestiones políticasSin embargo para otras personas la situación que vive México es de índole política ya que es año de elecciones. "Yo no creo todo esto que están pasando, creo que es un distractor político y hacen todo esto para espantar a la gente", expresó el señor José Rodríguez, quien se dedica al comercio establecido.En ese sentido se pronunció el joven estudiante Enrique Alvarez "es todo un juego del gobierno, sí que la saben hacer para provocar pánico en la gente, y puedan justificar la mala economía que tenemos".El joven dijo que él no ha hecho caso a las recomendaciones del gobierno para usar el cubrebocas "eso no sirve de nada, es poco el tiempo que realmente es efectivo por eso no lo uso, el ambiente está muy contaminado y no me protege".El pasado jueves 23 de abril el gobierno anunció una alerta sanitaria ante los presuntos casos de influenza porcina que se registraron en el Distrito Federal y Estado de México, principalmente. Posteriormente las medidas medidas se fueron extendiendo a nivel nacional. Hay quienes se atreven a decir que la alerta sanitaria en México es una cuestión político-económica "Hay más cosas detrás de esto, me refiero a los temas económicos y las recientes reuniones del G8, la necesidad de 'motivos' para activar la economía de países en desarrollo como México", precisó Gustavo Rueda.

El comunicador mostró su inconformidad con la situación al cuestionar

publicidad

los señalamientos directos que hacen sobre México "Por qué los

'culpables' de este rollo somos los mexicanos, cuando el problema real

nació en Texas" Según comentó Rueda, en hospitales privados

desde finales del año pasado confirmaron la aparición de un nuevo virus

de influenza en el país y que en esos lugares a los enfermos los sanan

en dos días.Preocupación"En caso de que todo sea cierto esto de la

influenza, es algo preocupante, y espero que no sea 'humo' para

distracción de otra cosa, como anda por ahí el rumor entre la gente,

que esas medidas del gobierno son exageradas, solamente para

espantarnos", comentó Elizabeht Villeda, diseñadora gráfica.A

pesar de todo dijo sentir miedo por lo que está viviendo, y confía en

que las restricciones que hay en la Ciudad de México sean eficaces para

detener el contagio de la enfermedad.Son varias los rumores que

se escuchan entre los capitalinos, tras la alerta sanitaria que obligó

a la suspensión de clases, el cierre de varios establecimientos

publicidad

mercantiles como bares, gimnasios, spa, centros recreativos y de

diversión, así como las restricciones a restaurantes de vender

solamente comida para llevar. Esas son solo algunas medidas

que han tenido que acatar capitalinos, aunque otros estados también ha

tomado medidas similares para evitar la propagación del virus. Estas

restricciones dieron paso a una ola de rumores entre la población que

se han incrementado con el pasar de los días, como la suspensión del

transporte público, principalmente el Metro, así como una posible

cuarentena para los habitantes de la Ciudad de México, la entidad más

afectada por el virus.Habrá más medidasSin embargo, las autoridades han afirmado que no suspenderán el servicio de transporte, y que tampoco es necesaria la cuarentena. Aunque sí han informado que seguirán

aplicando las medidas pertinentes por el bienestar de la población,

aunque no se ha precisado cuáles son.Las primeras reacciones

que se tuvo la ciudadanía fueron las compras de pánico, los centros

comerciales registran gran afluencia de clientes en busca de alimentos

enlatados por si se restingen más a los comercios. En ese

publicidad

sentido el Secretario de Salud garantizó el abasto de alimentos así

como la operación de los supermercados y tiendas de abarrotes. Aunque

también informó sobre la suspensión de labores de las dependencias de

gobierno con actividades "no esenciales". Ante esas

restricciones las calles de la Ciudad de México se ven menos

congestionadas, se aprecian comercios cerrados o con poca gente.El común de los citadinos es el uso del cubrebocas, aunque algunos parece no importarles si lo portan o no.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad