publicidad

La periodista Lydia Cacho asegura que nunca se le hará justicia

La periodista Lydia Cacho asegura que nunca se le hará justicia

Lydia Cacho, periodista que sufrió persecución y amenazas, aseguró que "nunca se hará justicia" con su caso.

Encarcelada, maltratada y amenazada

MEXICO - Lydia Cacho, periodista que tras destapar un caso de pederastia en México sufrió persecución y amenazas por parte de las autoridades del estado de Puebla, centro de México, aseguró que "nunca se hará justicia" con su caso.Cacho fue encarcelada, maltratada y amenazada por las autoridades poblanas ligadas a un empresario al que la periodista vinculó con una red de pederastia en el Caribe mexicano.

La periodista recurrió ante la Suprema Corte de Justicia, la cual en diciembre de 2007 determinó en un controvertido fallo que no se violaron los derechos humanos de Cacho durante su detención, pese a que expusieron varias pruebas.

Cacho indicó que en México su caso no se puede retomar tras el fallo de la Suprema Corte, por lo que "nunca" se le hará justicia, pero que aun así lo ha dejado en manos de abogados para recurrir a organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

"No se va a hacer justicia, la Comisión no hace justicia propiamente, simplemente es una manera de demostrar la situación de México en torno a derechos humanos de los periodistas y de las mujeres en general", dijo.

"En la medida en la que el gobierno mexicano no haga una transformación de fondo del sistema de justicia penal, en la que se dé estructura al Estado de derecho, y mientras los niveles de corrupción institucional y empresarial y el crimen organizado sigan como están, no va a haber ningún cambio en México", sostuvo.

publicidad

Contra la libertad de expresión

La periodista dijo también que acaba de concluir un nuevo libro llamado "Con mi hija no", que describió como "un manual para madres, padres y personas que se especializan en atender a víctimas de abuso sexual infantil para la prevención".

Agregó que también está terminando una investigación periodística sobre las redes internacionales de trata de mujeres y niñas, que publicará en breve.

Cacho, quien acudió a la presentación del libro "Libertad secuestrada. Lydia Cacho vista en los medios poblanos", donde los autores analizan el tratamiento que dio la prensa local al caso, se mostró muy afectada al escuchar como relataban las vejaciones que sufrió durante su detención.

La publicación que edita la organización Comunicación e Información de la Mujer (Cimac), indica que el caso "puso en evidencia la aplicación de una política en contra de la libertad de expresión y la ausencia del derecho a la información".

Los autores analizan once diarios de diciembre de 2005, cuando Cacho es detenida, a diciembre de 2007, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló sobre el caso.

Las conclusiones señalan que la administración estatal emitió "comunicados que fueron publicados por la prensa como suyos dándole a los hechos una interpretación a conveniencia del gobierno de Puebla y en especial que beneficiara a Mario Marín", gobernador de ese estado.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad