publicidad
.

La "megamarcha de la tortilla" logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

La "megamarcha de la tortilla"

La "megamarcha de la tortilla"

Con la presencia de López Obrador, 45 mil manifestantes marcharon para exigir respeto a los productos básicos y los salarios.

La "megamarcha de la tortilla" 0c0deb6f57e34c2e845fab4dbef1d44e.jpg

"Sin maíz, no hay país"

CIUDAD DE MÉXICO – Con la presencia del populista Andrés Manuel López Obrador, organizaciones obreras y sindicales marcharon por las principales calles del Centro Histórico de la capital del país para protestar por el alza en los productos de principal consumo en la alimentación mexicana y exigir el aumento a los salarios.La movilización, convocada por la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), culminó en la explanada del Zócalo de la ciudad.

Los contingentes partieron de forma escalonada desde el Ángel de la Independencia, el monumento a la Revolución y el Hemiciclo a Juárez, así como desde las inmediaciones del Metro Chabacano (zona centro de la capital).

publicidad

A su paso, los manifestantes atravesaron la Bolsa Mexicana de Valores, la embajada de Estados Unidos y la Secretaría de Gobernación, puntos fuertemente custodiados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal.

Los gritos y las consignas contra el alza de la tortilla se perdían entre los vítores de los seguidores del ex candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, quien arribó al mitin acompañado de sus partidarios Agustín Basave, Manuel Camacho Solís, Dante Delgado, Pablo Gómez, Jesús González Shmal, Porfirio Muñoz Ledo y Jesús Ortega.

"Por los más pobres"

Escoltada por los simpatizantes del movimiento Izquierda Democrática Nacional, la ex delegada capitalina Dolores Padierna (cercana a López Obrador) dijo a Univision Online que esta marcha representa el movimiento más grande que se ha dado en la historia reciente del país.

"Venimos a defender a la población de los atropellos del neoliberalismo, vamos a hacer justicia a los más pobres del país, no es justo que el Banco de México siga maquillando las cifras y mintiendo a los mexicanos", explicó.

No obstante, Padierna se negó a hacer declaraciones cuando fue cuestionada sobre la presencia de López Obrador en el mitin y las sospechas de algunos de medios de comunicación quienes aseguran que su participación sólo tiene como propósito capitalizar a su movimiento las demandas de organizaciones sociales.

publicidad

"Se ve, se nota..."

Cargando mazorcas de maíz y con sombreros de palmas, los casi 45 mil asistentes marcharon durante más de dos horas bajo los intensos rayos del sol de la Ciudad de México.

"Menos pan (en referencia al Partido Acción Nacional, en el poder), más tortillas", "Se ve, se nota, Felipe es un idiota", "La fuerza del pueblo reclama dignidad", gritaban los contigentes de la APPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca), del Frente Popular Revolucionario, el Sindicato Mexicano de Electricistas y una centena de vagoneros quienes encabezaron la manifestación con pancartas contra las alzas, el neoliberalismo, la privatización y los bajos salarios, entre otras demandas.

Para pedir ayuda

"Venimos a pedir ayuda a las autoridades para que bajen el precio de las tortillas porque están muy caras y a la gente pobre ya no nos alcanza para comer", explicó Carlota Zárate, de 50 años, proveniente de la delegación Xochimilco, al sur de la ciudad.

Por su parte, Roberto Hernández, originario del estado de Puebla, explicó que el aumento a la tortilla y los insumos para producirla también afecta de manera sustancial a los campesinos que se ven obligados a abandonar sus tierras y buscar oportunidades como migrantes ilegales en Estados Unidos.

"Ojalá que el gobierno recapacite y retome el rumbo del país, no es justo que sus primeras decisiones sean para aumentarle el precio a los productos que más necesitamos los mexicanos para sobrevivir", comentó.

publicidad

Los dos templetes

En la plancha del Zócalo fueron instalados dos templetes. El primero, de enormes dimensiones, fue colocado frente a Palacio Nacional, desde ahí la conductora de televisión y diputada del Partido Verde Ecologista, Verónica Velasco, leyó el documento denominado Declaración del Zócalo. Compromiso de Unidad.

En medio de consignas, la oradora señaló: "nuestras demandas son claras y viables, este acto no es sino el inicio de la respuesta social al deterioro de la vida pública, continuaremos articulando las diversas expresiones sociales, vinculando la protesta con la propuesta, el diálogo con la movilización, las demandas de soluciones inmediatas a los problemas con los planteamientos a mediano y largo plazo".

Velasco estableció que se requiere la construcción de un gran acuerdo nacional que se transforme en un nuevo pacto social que beneficie y que tenga como ejes fundamentales la defensa de la soberanía nacional, alimentaria y energética, así como del salario y del empleo.

Este documento fue signado por las distintas organizaciones campesinas, sindicales, civiles y políticas que convocaron a lo que denominaron una "manifestación histórica".

El mensaje de López Obrador

El segundo templete fue utilizado, una vez que finalizó el mítin, por el ex candidato Andrés Manuel López Obrador, quien dio unas palabras a sus seguidores.

publicidad

La decisión de leer un solo documento creó una fuerte disputa por la intención del ex candidato presidencial y líder izquierdista de convertirse en protagonista de la protesta, a lo que se opusieron varias organizaciones sindicales y campesinas.

Así, López Obrador, quien desconoce el triunfo de Calderón en las elecciones de julio de 2006, pronunció un discurso a sus seguidores al término del mitin para "no interferir en el acto (sindical) y para no dar motivo a que nos sigan atacando nuestros adversarios", señaló el Frente Amplio Progresista al que está integrado el Partido de la Revolución Democrática del líder opositor.

Algunas organizaciones sindicales afines al opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), habían señalado que no irían a la protesta si López Obrador y el PRD se adueñaban de ella.

Cuatro puntos

A partir de las 9:30 de la mañana (hora local) los medios de comunicación registraron el arribo de los primeros manifestantes a los cuatro puntos convocados por los dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores.

Desde temprano, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal inició un operativo de vigilancia en  los ingresos carreteros a la ciudad, entre ellos, los que conectan a la capital con las ciudades de Pachuca, Querétaro, Puebla, Cuernavaca y Toluca, ante la llegada de buses con manifestantes que participarían en la movilización por la tarde.

publicidad

Unos mil 200 policías participaron en el operativo de seguridad implementado por el gobierno de la Ciudad de México, quienes desde el mediodía comenzaron a cerrar los principales accesos al Centro Histórico, entre ellos Paseo de la Reforma.

Fatal inicio de año

A principios del presente año, el precio de la tortilla de maíz, el alimento básico de los mexicanos, sufrió una intempestiva alza en su precio que derivó en una encolerizada polémica entre las autoridades, asociaciones campesinas, y el repudio generalizado de la población, sobre todo de los más pobres, que vieron minada su deteriorada capacidad adquisitiva.

El kilogramo de tortilla (2.6 libras) alcanzó los 15 pesos (1.5 dólares) en algunas regiones del país, registrando una alza tres veces mayor que la del salario mínimo equivalente a 4.8 dólares por día y un incremento superior al cien por ciento de su precio original, que oscilaba en los 0.70 dólares el kilo.

Un par de semanas después, el gobierno de México firmó un pacto con los productores y empresarios del mercado para homologar el precio de la tortilla de maíz en 0.85 dólares y apaciguar el enojo de la gente.

La primera prueba callejera

Aún así, el aumento en el precio de la gasolina, aprobado por Felipe Calderón, aunado a este incremento al precio del maíz amenaza con provocar el alza del costo en la alimentación del ganado y las aves y toda una gama de alimentos provenientes de estos, entre ellos la leche y la carne.

publicidad

Aún cuando sus organizadores se mostraron decepcionados, porque esperaban una mayor afluencia de personas (en semanas anteriores anunciaron un millón de convocados), esta movilización es la primera prueba en las calles para Calderón desde que asumió el gobierno el primero de diciembre pasado.

En su reciente gira por Europa, Calderón confirmó la política neoliberal de mercado de anteriores gobiernos, un modelo que no ha resuelto la colosal pobreza en México que afecta a la mitad de los 103 millones habitantes, pese al crecimiento económico de 4.8 por ciento en 2006, un índice mayor al esperado, según cifras oficiales difundidas el martes.

"Estaremos trabajando para construir un gran movimiento en una jornada de lucha, en donde estaremos dando los primeros pasos para hacer una evaluación de este modelo económico que solamente ha generado empobrecimiento", dijo Agustín Rodríguez, presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores, una de las entidades organizadoras.

Al asumir el poder, Calderón prometió que la lucha contra la pobreza, la generación de empleos y el combate a la delincuencia serán los pilares de su gestión que concluye en 2012.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad