publicidad
Los tiempos de reacción se dilataron la noche de la huida

La alerta de fuga se dio 43 minutos después de la huida de El Chapo

La alerta de fuga se dio 43 minutos después de la huida de El Chapo

La máxima autoridad a cargo del penal esa noche aseguró en su declaración ministerial haber emitido el “código rojo” a las 21:35 horas 

Los tiempos de reacción se dilataron la noche de la huida
Los tiempos de reacción se dilataron la noche de la huida

El “código rojo” para alertar sobre la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán la noche del sábado 11 de julio fue emitido 43 minutos después de que el narcotraficante fue visto por última vez en su celda a través de las cámaras de seguridad.

Así lo revela el expediente de la investigación que lleva a cabo la Procuraduría General de la República de México (PGR), al que tuvo acceso la periodista mexicana Anabel Hernández.

El informe de la causa penal -identificada con el número 48/2015- está basado en peritajes, constancias ministeriales (informes) y declaraciones de 18 testigos y empleados del penal de máxima seguridad de El Altiplano.

Leonor García García, directora jurídica del Altiplano y máxima autoridad a cargo del penal la noche del 11 de julio, aseguró en su declaración ministerial haber emitido el “código rojo” a las 21:35 horas

publicidad

Lea también: Un monitor de vigilancia del Chapo falló, según dos agentes

Esto habría ocurrido en el mismo minuto en que el comandante Vicente Flores Hernández, a cargo del Centro Control de la Policía Federal, le informara que Guzmán ya no aparecía en sus monitores.

“En ese mismo instante la suscrita comunica vía telefónica al comandante Vicente Flores Hernández, Encargado de Centro de Control con el Director General (Valentín Cárdenas) informándole en ese momento que no logran ver por las cámaras al interno Guzmán Loera. Por lo que siendo aproximadamente las 21:35 horas en coordinación con el Comandante de Seguridad se establece código rojo en todo el penal y el lugar específico del evento, además de asegurar a la población interna”, dice el informe elaborado por García esa misma noche e incorporado al expediente de la PGR.

“Siendo las 21:45 horas aproximadamente se entabla comunicación con el Octavo Regimiento de Almoloya por lo que a las 10:04 HRS se comunica al centro federal el Gral. Sigüenza, al cual se le solicita que acordone el área.

Según García, el Ejército acordonó las zonas aledañas una hora y 12 minutos después de la huida de Guzmán. Fue a partir de ese momento, señala la funcionaria, cuando se suspendió la entrada y salida de personas de la cárcel, se llevó a cabo un pase de lista extraordinario entre la población reclusa, esa hora, “se solicitó el apoyo del personal de la policía federal y militar requiriendo se cerraran todos y cada uno de los caminos alrededor del centro federal”.

publicidad

Más revelaciones: El vídeo recoge el sonido de martillazos dentro de la celda

El testimonio de la directora jurídica del Altiplano y el de otros agentes a cargo de la seguridad del penal la noche de la fuga de El Chapo contradicen la versión oficial ofrecida por el secretario de gobernación Miguel Osorio Chong el 16 de julio. 

“La llegada de estos custodios se da 18 minutos después, y eso es parte de lo que está viendo la Procuraduría, si el protocolo se cumplió como debe ser, en los tiempos correctos, y de ahí se da la alerta correspondiente, interna y externa, se sella el penal, y por supuesto toda la actuación hacia fuera”, dijo el Secretario de Gobernación durante una rueda de prensa.

Los primeros custodios llegaron a la celda 28 minutos después

Las declaraciones ministeriales a las que tuvo acceso la periodista Anabel Hernández revelan, además, que los primeros custodios llegaron a la celda de Joaquín Guzmán Loera a las 21:20 horas. Es decir, 28 minutos después de que El Chapo desapareció detrás del muro de la ducha y no 18 minutos después, como afirmó el secretario Osorio Chong. Estos oficiales, a quienes no se les identifica en el expediente, no entraron de inmediato al calabozo.

De acuerdo al relato recabado en la investigación de la PGR, esta cadena de retrasos habría comenzado en el propio Centro de Control. Según afirma en su declaración el jefe de esta dependencia, Vicente Flores Hernández, los policías federales encargados de vigilar los monitores  de la cámara de seguridad instalada en la celda número 20 le informaron a las 20:25 que Joaquín Guzmán Loera ya no aparecía en las imágenes.

publicidad

A esa misma hora, los policías reportaron la novedad al comandante Juan Carlos Ortíz Calderón, director de Seguridad del Altiplano. Ortíz Calderón asegura haberse comunicado de inmediato con el jefe de custodios, comandante Roberto Cruz Bernal, para ordenarle que acudiera a verificar la información. También para que diera instrucciones a las torres de vigilancia de apuntar sus faros de búsqueda hacia las zonas restringidas y a la policía federal, de hacer rondas al interior del penal.

El oficial de seguridad de la penitenciaría, Juan Ignacio Cuarenta Orozco, aseguró a los investigadores de la PGR que a las 21:28 horas recibió una llamada por radio del comandante Cruz Orozco, que le ordenaba acudir a la celda de El Chapo. Cuarenta Orozco llegó al calabozo junto con el agente Esteban Estrada Ramírez.

Fue entonces cuando Cuarenta Orozco se percató de que había un hoyo en el suelo de la regadera y avisó al jefe de custodios de la fuga de El Chapo, ocurrida 27 minutos antes.Dice Cuarenta Orozco que al llegar observó “un bulto” en la cama de Joaquín Guzmán, como si hubiese allí alguien acostado. Gritó dos veces sus apellidos “Guzmán Loera” y no obtuvo respuesta. A las 21:29 horas, el comandante Cruz Bernal les ordenó entrar a la celda.

Siete oficiales entraron al túnel

A las 21:29 horas, el jefe de custodios, Roberto Cruz Bernal, entró al agujero junto a otros dos agentes, identificados en su declaración como Reyes Amir Mota Carrillo y Emanuel Galicia Conchillos -adscrito al Centro de Control.

publicidad

Minutos después, a las 21:40, otros cuatro oficiales bajaron por el agujero. Uno de ellos, de acuerdo al expediente, era Héctor Rodríguez.

Vea también: Infografía interactiva: Versiones contradictorias sobre la fuga del Chapo

Casi una hora más tarde, a las 22:35 horas, los empleados del penal que habrían recorrido el túnel se comunicaron con sus superiores e informaron que el pasadizo tenía unos dos kilómetros de longitud (1.4 millas, aproximadamente). También avisaron que la salida se encontraba dentro de una casa en obra negra, ubicada en medio de pastizales, y que no había nada ni nadie en los alrededores.

El director del penal llega a las 22:30 horas

En su declaración ministerial, el director del penal del Altiplano, Valentín Cárdenas, sostiene que fue informado de la fuga después de las 21:00 horas y que llegó a la cárcel una hora y media después.

Una vez allí, salió a supervisar la salida del túnel que habría usado Joaquín Guzmán Loera para escapar. Él afirma haber visto una huella del zapato de El Chapo en la casa a medio construir donde desembocaba el pasadizo.

A las 00:30 horas del domingo 12 de julio, Cárdenas visitó la celda número 20, acompañado por el director de seguridad del Altiplano, Juan Carlos Ortíz Calderón, y de una comitiva de diez personas integrada por personal externo de la Policía Federal y de la Secretaría de Gobernación.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad