publicidad

Junto a soldados, policías vigilan desarmados cuidad mexicana

Junto a soldados, policías vigilan desarmados cuidad mexicana

Policías desarmados les sirven de choferes a los militares que se encargan de sus labores en Ciudad Juárez.

Conducirán vehículos

CIUDAD JUÁREZ - La vigilancia fue reforzada el martes en la violenta Ciudad Juárez cuando millares de soldados asumieron las labores de seguridad pública, luego que el general retirado a cargo de la policía enfatizó el predominio militar al anunciar que los agentes locales trabajarán sin armas en la población fronteriza con Estados Unidos.

El nuevo secretario de Seguridad Pública, Julián Rivera Bretón, dijo que la fuerza policial de la ciudad de 1.3 millones de habitantes será desarmada y apoyará principalmente a los soldados respondiendo llamadas telefónicas, persiguiendo a sospechosos y conduciendo los vehículos en que viajen los militares.

"En esta primera etapa del patrullaje militar, se acordó esta medida de desarmar a la policía local para que den apoyo a las tropas, ya que van de choferes de las unidades para conocer la ciudad", dijo a la prensa el alcalde de Ciudad Juárez, José Reyes Ferriz.

Sin embargo, según el diario mexicano El Universal, una parte de los policías fue enviada a su casa, con el aviso de que no recibiría ninguna remuneración económica mientras esta situación se mantenga.

Ciudadanos atemorizados

Cuando los elementos de la policía local acudieron a su pase de lista durante la mañana, recibieron la orden de entregar sus armas y de ponerse al servicio del Ejército para guiarlos en los patrullajes de las zonas más peligrosas.

publicidad

Los militares incluso colaboran en las tareas de tránsito que desempeña habitualmente la policía, lo que sin embargo ha producido temor entre los automovilistas e incluso ataques de llanto, como el caso de dos mujeres que después de un incidente de tránsito fueron rodeadas por numerosos soldados, constató un periodista de la AFP.

Julián Rivera Bretón asumió el cargo el lunes en reemplazo de un jefe policial --también militar retirado-- que renunció por las amenazas hechas por presuntos delincuentes de que matarían a un agente cada 48 horas hasta que dimitiera.

Ciudad Juárez, unas 1,180 millas al noroeste de la capital nacional, es una de las localidades más afectadas por la violencia que las autoridades atribuyen a enfrentamientos entre bandas narcotraficantes y a una respuesta a su ofensiva con decenas de miles de soldados contra el crimen organizado.

En busca de control

El cambio en Ciudad Juárez llegó incluso al control del tráfico, pues el municipio anunció que 350 soldados dirigirán la vialidad, mientras los policías locales deberán volver a cursos de capacitación.

Al menos la mitad de los 1,700 policías de Ciudad Juárez, en el estado norteño de Chihuahua, renunciaron, se retiraron o fueron cesados el año pasado, y dejaron al municipio en problemas para llenar las vacantes.

De los miles de muertos que ha dejado la violencia en el país, unos 700 fueron militares o policías, lo cual significa un golpe duro a sus instituciones que durante décadas se han enfrentado a las bandas que tienen armas poderosas y dinero suficiente para sobornar a efectivos, amedrentarlos o asesinar a quienes se resistan.

publicidad

Refuerzos a la frontera

Ciudad Juárez es una de las localidades mexicanas previstas en un plan del gobierno de Estados Unidos para enviar refuerzos a la frontera suroccidental con México ante la violencia relacionada con las drogas, dijo el martes en Washington un funcionario a condición del anonimato porque el programa no ha sido anunciado todavía.

También el martes, el director de un penal en el estado sureño de Guerrero fue asesinado por un desconocido que le disparó mientras hacía ejercicio.

La Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero informó en un comunicado que César Alberto de León Leyva, director de la prisión estatal de Tecpan de Galeana, fue herido de un disparo en la espalda a la altura del riñón y poco después falleció en el hospital al que fue trasladado.

El ataque ocurrió cuando Leyva realizaba ejercicio en una zona deportiva de Tecpan de Galeana, una municipalidad al norte del puerto turístico de Acapulco y a más de 180 millas al suroeste de la ciudad de México.

De momento no se informó sobre el responsable y sus móviles.

En el estado occidental de Jalisco, los cinco hombres detenidos en relación el ataque con una granada lanzado la semana pasada a policías locales pertenecen a una banda de sicarios sospechosa de 13 asesinatos anteriores, dijeron los fiscales del caso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad