publicidad

Joven rusa acusa a agentes mexicanos de abusos sexuales y tortura para que confesara

Joven rusa acusa a agentes mexicanos de abusos sexuales y tortura para que confesara

Anastasia Lechtchenko, detenida por el crimen de su madre y su hermana en México, dijo que la golpearon y abusaron sexualmente para declararse culpable.

Una joven mexicana de origen ruso acusada de matar y desmembrar a su madre y a su hermana en la ciudad norteña de Tijuana recibió el jueves auto de prisión, informaron las autoridades del estado de Baja California.

A Anastasia Lechtchenko Masney, de 19 años, se le imputa un doble homicidio con el agravante de parentesco por el quinto juzgado penal del estado.

Según la fiscalía de Baja California, Lechtchenko confesó en dos ocasiones haber cometido los crímenes. Las autoridades dieron la versión de que la ahora encarcelada pensó que ambas practicaban hechicería en su contra.

Lechtchenko había argumentado antes de la decisión que no participó del doble homicidio, acusando a las autoridades locales de haberla torturado y abusado sexualmente para obligarla a confesar. 

"Yo no maté a mi mamá, yo no maté a mi hermana, soy inocente del delito que se me está acusando", fueron las palabras de Lechtchenko al presentarse ante el juzgado.

Sin embargo, estas declaraciones ocurrieron luego de que la rusa fuera detenida y de que ella misma diera escabrosos detalles sobre el doble crimen, que ha conmocionado a la opinión pública.

El defensor de Lechtchenko, Gabriel González Celestino, había alegado que la chica fue golpeada para declararse culpable de los homicidios y pidió una ampliación de 148 horas para recabar más información para la defensa, por lo que no fue hasta el jueves cuando se supo si se le daba orden de formal prisión.

publicidad

José María González, subprocurador contra Delincuencia Organizada de la PGJE, aseguró que las pruebas que incriminan a Anastasia en el doble asesinato son suficientes para hacerla responsable.

"Son testimonios que la ubican en el lugar, gente a la que le confió realmente lo que había hecho, la gente que le pide ayuda para sacar los restos, químicos, la misma confesión, va a ser muy difícil que todo eso se desestime", dijo González.

Anastasia Lechtchenko comparte celda junto con otras presas y se encuentra bajo una estricta supervisión ante el temor de que se pudiera hacer algún daño.

Fue detenida el viernes pasado luego de que se girara una orden de aprehensión por el homicidio de su madre, Yuliya Masney, y su hermana, Valeria, de 12 años.

Una investigación realizada por el periódico El Universal detalla algunos extractos de la declaración de Anastasia, en donde asegura que las mató en defensa propia, "por brujas", ya que sentía piquetes en la espalda porque le hacían brujería.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad