publicidad
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) colabora en las investigaciones sobre la explosión que se registró en Tecnológico de Monterrey, campus, Estado de México.

Joven estadounidense muerto en México había visitado a su novia

Joven estadounidense muerto en México había visitado a su novia

Un adolescente de los suburbios de Chicago cuyo cuerpo calcinado fue encontrado en el occidente de México había ido a ver a su novia el día de su muerte.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) colabora en las investigac...
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) colabora en las investigaciones sobre la explosión que se registró en Tecnológico de Monterrey, campus, Estado de México.

Sus familiares no sabían nada

MORELIA, México  - Un adolescente de los suburbios de Chicago cuyo cuerpo calcinado fue encontrado la víspera de Navidad en el occidente de México había ido a ver a su novia el día de su muerte y no le dijo a sus familiares, tal vez por temor a que no lo dejaran ir, de acuerdo a los documentos de los procuradores de justicia mexicanos que obtuvo The Associated Press.

Los restos calcinados de Alexis Marrón, de 18 años y residente de Rolling Meadows, y de dos amigos mexicanos fueron hallados en el maletero de un automóvil incendiado que pertenecía a uno de sus acompañantes.

Dos tíos identificaron a Marrón por las coronas en sus dientes y restos de ropa que no habían ardido, señalan los documentos.

publicidad

La Procuraduría de Justicia dijo que el auto que contenía los cadáveres de los tres jóvenes fue encontrado el sábado en una carretera en la zona rural de Michoacán, un estado plagado de violencia vinculada al tráfico de droga en años recientes.

Los procuradores investigaban un robo como posible móvil, ya que no encontraron en el auto ninguna de las posesiones de los tres jóvenes.

Pero la zona también ha sido escenario de sangrientas batallas entre bandas de narcotraficantes. Se cree que los cárteles conocidos como Los Caballeros Templarios y Jalisco Nueva Generación están activos en la zona.

Velan el cuerpo del joven de descendencia mexicana

Marrón era ciudadano estadounidense, de acuerdo con los documentos, pero su familia era originaria de un pueblo de la zona de Quiringuicharo. Los familiares dijeron que Marrón, un estudiante de secundaria, llegó a México el 3 de diciembre para celebrar las fiestas de fin de año y se estaba quedando con un tío.

Salió de la casa el 23 de diciembre, vestido con una camisa azul, con la intención de visitar a su novia, que vivía en el vecino estado de Jalisco. Otro tío dijo que llamó a Marrón el viernes por la tarde para decirle que recogiera el dinero que su padre le había enviado desde Estados Unidos. Marrón respondió que estaba en carretera y la señal era mala, según los documentos.

publicidad

Cuando no regresó en la noche, la familia comenzó a preocuparse.

"Yo creí que se había ido sin avisar, por temor de que no le diéramos permiso", dijo a la procuraduría José Avalos Reyes, uno de los tíos.

El primo de otra de las víctimas señaló que llamó a la novia de Marrón. Ella dijo que los había estado esperando, pero nunca llegaron.

La noticia de su muerte se propagó rápidamente en el área de Chicago, donde hay una gran población de mexicanos y mexicanos-estadounidenses con raíces en Michoacán.

Sus amigos han estado realizando velaciones y establecieron páginas conmemorativas en Facebook y YouTube.

La embajada de Estados Unidos en la ciudad de México señaló a la AP en un correo electrónico que estaba al tanto de los reportes sobre el asesinato de Marrón, aunque aún buscaba precisar la información.

Hace aproximadamente una semana y media fueron localizados otros dos cuerpos dentro de un vehículo incendiado en el mismo camino. Las víctimas fueron identificadas como dos residentes de la ciudad de México, aunque no había más información sobre el motivo de esos asesinatos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad