publicidad

Inmigrantes bajo abusos en Méx

Inmigrantes bajo abusos en Méx

Activistas de derechos humanos advirtieron que hay señales de alarma por la situación que viven miles de centroamericanos ilegales.

Condiciones infrahumanas

CIUDAD DE MÉXICO - El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Álvarez, advirtió que en México hay señales de alarma por la situación que viven los inmigrantes centroamericanos.

México tiene un problema que revisar debido a que es tránsito de flujos inmigrantes centroamericanos que van hacia Estados Unidos, dijo Álvarez Icaza en una entrega de premios de un concurso de ensayo organizado por la CDHDF y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Aseveró que México debe tener la capacidad y autoridad moral para tratar con respeto y dignidad a este sector "en situación de vulnerabilidad".

"Si se quieren hacer señalamientos a Estados Unidos en ese sentido, nosotros tenemos que hacer lo mismo con estos flujos migratorios, saber dónde están los refugiados y tratarlos durante todo su recorrido en los términos que marca la ley", dijo.

Cada año cruzan a México decenas de miles de centroamericanos indocumentados y muchas veces lo hacen en condiciones infrahumanas, escondidos en camiones de carga o montados en trenes, de los que varios, al intentar huir de la Policía, han caído con consecuencias fatales.

Según expertos, estos centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos son víctimas de "polleros" (traficantes de personas) y de autoridades que les extorsionan.

publicidad

Álvarez recordó que México tiene una "larga tradición" de refugio, como cuando acogió a los españoles que huían de la Guerra Civil, o a los chilenos, argentinos y brasileños de las dictaduras militares, o a guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses de la crisis centroamericana.

La coordinadora general de la Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados (COMAR), Katya Somohano Silva, pidió a la sociedad no rechazar a los extranjeros que llegan a quedarse en el país porque "su integración se ve obstaculizada por la incomprensión de pertenecer a otra raza, tener otro color y no hablar el idioma, lo que hace que tengan problemas para conseguir trabajo".

Reconoció la urgencia de identificar a aquellas personas que de manera ilegal entran al país para llegar a Estados Unidos y que no saben que pueden ser refugiados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad