publicidad
El Instituto Nacional de Migración (INM) creó una Unidad de Inteligencia para detectar y desarticular bandas de secuestradores y traficantes de personas.

Infiltran agentes en la ruta de migrantes para luchar contra secuestro y trata

Infiltran agentes en la ruta de migrantes para luchar contra secuestro y trata

El Instituto Nacional de Migración (INM) creó una Unidad de Inteligencia para detectar y desarticular bandas de secuestradores y traficantes de personas.

El Instituto Nacional de Migración (INM) creó una Unidad de Inteligencia...
El Instituto Nacional de Migración (INM) creó una Unidad de Inteligencia para detectar y desarticular bandas de secuestradores y traficantes de personas.

El Instituto Nacional de Migración (INM) creó una Unidad de Inteligencia para detectar y desarticular bandas de secuestradores y traficantes de personas, aseguró Ardelio Vargas Fosado, comisionado del INM, en una entrevista para el diario La Jornada.

Dicho organismo infiltra agentes del INM en los grupos de migrantes y esta coordindo con el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) e instancias de seguridad a escala estatal y federal.

Ante los constantes sucesos violentos en el tren de carga que corre de sur a norte, conocido como La Bestia, se busca detectar a los 'polleros', quienes riñan y agreden a aquellos que no pagaron el "derecho de piso" o de viaje, añadió Vargas.

De acuerdo a la entrevista, esta nueva célula de inteligencia ha detectado varios grupos delictivos "como la banda de El Killer" que agreden a migrantes de nacionalidad hondureña, guatemalteca y otras.

publicidad

También se ha detectado que en las redes de guías (o traficantes de personas) que operan en la ruta Tenosique-Tamaulipas, hay mexicanos. Otro fenómeno es la proliferación de bandas criminales encabezadas por hondureños que cometen ilícitos en México.

"Los agentes migratorios ubican los presuntos ilícitos y los reportan a las procuradurías estatales, la Policía Federal, a la Procuraduría General de la República y a las fuerzas armadas (Ejército y Marina)", dijo Vargas y añadió que las bandas utilizan a los migrantes para engancharlos como mano de obra en el campo o en el trabajo doméstico, pero también para enrolarlos en la delincuencia de centroamericanos y connacionales, ‘‘porque también hay pillos mexicanos’’.

A decir de Vargas, en una primera fase ingresaron 100 agentes de nueva generación, al mismo tiempo que continúan con la depuración de los que ya estaban y precisó que el trabajo del INM no es perseguir delincuentes, sino avanzar en el tema regulatorio, atender al migrante y rescatarlo, de ahí que el enfrentamiento con los delincuentes es a través de la coordinación institucional.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad