publicidad

Indígenas sufren discriminació

Indígenas sufren discriminació

Casi medio millón de indígenas que habitan en el DF sufren discriminación racial, informó el ombudsman capitalino.

Las carencias

MÉXICO - Casi medio millón de indígenas que habitan en la capital mexicana sufren discriminación racial, informó la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).La metrópoli, en la que viven unos 18.4 millones de personas, atrae numerosa inmigración de otros puntos del país en busca de trabajo.

El secretario técnico de la CDHDF, Ricardo Bucio, calificó la discriminación que sufre este sector de población como de "baja intensidad" pero que lo relega del poder político, económico y cultural.

Según la dependencia, el 73 por ciento de las personas que viven en comunidades indígenas no cuentan con servicios de salud; las casas del 27 por ciento tienen suelo de tierra; 73 por ciento no tiene agua corriente; 52 por ciento no dispone de sistema de alcantarillado; y 11 por ciento viven sin luz.

Bucio refirió que, según la Encuesta Nacional de Discriminación realizada en 2005, el 43 por ciento de la población del país estaría dispuesta a organizarse para evitar que cerca de su lugar de residencia se instalase un grupo étnico.

Las limitaciones

El mismo porcentaje considera que los indígenas tendrán siempre como limitación sus características raciales.

Entre los grupos étnicos que habitan en México hay comunidades como los otomíes, los purepechás, los zapotecos, los mazahuas y los mayas, entre muchos otros.

publicidad

De acuerdo con el informe de 2006 del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), la población indígena de México asciende a 9.5 millones de personas de un total de 103.5 millones de habitantes (un 9.17 por ciento).

México es el segundo con mayor riqueza lingüística del mundo, con 62 lenguas habladas, por detrás de India (65) y delante de China (54), aunque una parte de ellas están en peligro de extinción.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad