publicidad

Iglesia reclama a Carlos Salin

Iglesia reclama a Carlos Salin

La CEM reclamó al ex presidente Carlos Salinas de Gortari que amplíe su declaración sobre el caso del cardenal Juan Jesús Posadas.

Un libro de evidencias

CIUDAD DE MÉXICO - La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) reclamó al ex presidente Carlos Salinas de Gortari que amplíe su declaración para dilucidar el caso del cardenal Juan Jesús Posadas, asesinado hace quince años durante un tiroteo en el aeropuerto de la ciudad de Guadalajara (oeste).Así lo afirmó el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, José Leopoldo González, quien aseguró que todos los miembros del organismo religioso están de acuerdo con que el ex presidente (1988-1994) testifique de nuevo, ya que consideran de manera unánime que se trató de un "crimen de estado".

publicidad

El religioso hizo las declaraciones durante la presentación del libro "La verdad os hará libres. No tengan miedo. ¿Y el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo?", a la que asistieron entre otros, sus dos autores, José Antonio Ortega y Fernando Guzmán, y dos legisladores federales.

Ese texto trata de demostrar que las evidencias entorno al asesinato del religioso apuntan a la hipótesis de un crimen de estado.

Posadas perdió la vida, junto con otras seis personas más, el 24 de mayo de 1993, en un tiroteo entre los carteles de drogas de Tijuana y Sinaloa, que supuestamente se habrían confundido y disparado contra el blanco incorrecto, según versiones oficiales.

Hipotésis al aire

En el expediente del caso, sin embargo, hay datos que apuntan a que el crimen pudo haber sido organizado por un alto funcionario de la lucha antidrogas mexicana para evitar que Posadas aportara pruebas que demostraran la presunta relación de Salinas con redes del narcotráfico.

Otra hipótesis barajada responsabilizaba del asesinato a la masonería mexicana.

Por este caso han sido detenidas trece personas, pero un juez invalidó las condenas de 40 años de cárcel que los acusados recibieron por vicios en el proceso, en virtud de lo cual el juicio ha vuelto a comenzar y no hay todavía ningún sentenciado.

González leyó un mensaje en nombre del actual arzobispo de Guadalajara, cardenal Juan Sandoval Íñiguez, en el que señaló que "los asesinos han estado empeñados en ocultar el crimen y no dejar que la verdad salga a la luz valiéndose para ello de todos los medios contra quienes reclamamos la verdad: amenazas veladas o abiertas (...) difamación y calumnias".

publicidad

"La Iglesia quiere saber la verdad, siquiera para saber a quién perdonar", apuntó el secretario general del CEM.

"Fin a la impunidad"

José Antonio Ortega, quien ha dedicado diez años de su vida a la investigación del caso, aseveró que el testimonio del ex presidente mexicano "es una pieza muy importante" porque era el gobernante de turno cuando se cometió el delito y porque "hay muchas referencias dentro de los 95 tomos (del expediente del caso) hacia su persona".

Salinas declaró en agosto de 2006 ante la Fiscalía de México sobre el homicidio del cardenal, pero según los autores del libro lo hizo sin notificar a los abogados del religioso y respondiendo preguntas que se enfocaron exclusivamente en su trayectoria en la administración pública.

Ortega señaló que incluso Salinas dictó a los fiscales partes literales de su libro "México un paso difícil a la modernidad" (2000), durante la indagatoria.

El pasado 24 de marzo la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) determinó que no procedía llamar a declarar al ex presidente, por lo que los abogados de Posadas interpusieron un amparo, el cual aún no ha sido resuelto.

"Estamos dispuestos a llegar hasta donde sea necesario llegar para acabar con la impunidad (...) acudiremos a las instancias internacionales para que haya justicia", como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, señaló Ortega.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad