publicidad
.

HRW exige a México comprometerse con los derechos humanos logo-noticias....

HRW exigió al presidente Felipe Calderón involucrarse en la protección de los derechos humanos en su lucha contra el narco, en especial de los periodistas que se han visto particularmente afectados.

HRW exige a México comprometerse con los derechos humanos

HRW exige a México comprometerse con los derechos humanos

Human Rights Watch (HRW) solicitó al presidente de México, Felipe Calderón, una mayor implicación personal en la defensa del respeto a los derechos humanos.

HRW exigió al presidente Felipe Calderón involucrarse en la protección d...
HRW exigió al presidente Felipe Calderón involucrarse en la protección de los derechos humanos en su lucha contra el narco, en especial de los periodistas que se han visto particularmente afectados.

Que el presidente se involucre

MÉXICO - Human Rights Watch (HRW) solicitó al presidente de México, Felipe Calderón, una mayor implicación personal en la defensa del respeto a los derechos humanos en el combate contra los cárteles de la droga, en una carta abierta del director para América de la ONG, José Miguel Vivanco.

"Desde que su gobierno desplegó decenas de miles de soldados para combatir el narcotráfico, la cantidad de violaciones serias a los derechos humanos ha aumentado sustancialmente", reza una carta enviada por el director de HRW a Calderón, copia de la cual fue distribuida a los medios de comunicación.

La organización, con sede en Washington, considera que Calderón ha emitido "mensajes contradictorios" que "menoscaban las medidas destinadas a proteger las libertades fundamentales" en el combate al crimen organizado.

publicidad

Por ello Vivanco pidió al mandatario "manifestar públicamente que el respeto de los derechos humanos es un aspecto integral" de su gobierno y respaldar la afirmación con medidas prácticas.

Protección a periodistas

Entre estas acciones destacó la restricción a que tribunales militares juzguen delitos cometidos por soldados contra civiles y el establecimiento de medidas de protección para periodistas y activistas amenazados.

A su llegada al cargo en diciembre de 2006, Calderón involucró al Ejército mexicano en la lucha antidroga, que deja desde entonces 28,000 asesinatos.

Casi un 80 por ciento de esos asesinatos es atribuido por el gobierno a la confrontación entre los siete carteles que operan en México.

Pero HRW asegura que con el despliegue militar se ha "registrado un drástico incremento de las violaciones de derechos humanos" y ha denunciado torturas y asesinatos por parte de soldados mexicanos que no han sido investigados.

La ONG solicitó el año pasado a Estados Unidos que retuviera una parte de la ayuda que envía a México a través de la Iniciativa Mérida, un plan de combate conjunto al narcotráfico, que estaba sujeta a exigencias en materia de derechos humanos.

Los medios dudan de las medidas

En tanto, directivos de medios y periodistas de México recibieron escépticos este jueves el anuncio de un plan gubernamental para prevenir ataques del narcotráfico a la prensa y esbozaron la posibilidad de un frente común ante una violencia que, dijeron, ha desbordado a las autoridades.

publicidad

"Está tan jodido el gobierno federal que no se protege ni a sí mismo; en los estados matan a secretarios (ministros) y a un candidato a gobernador. ¿Cómo van a proteger a los periodistas? Es imposible", dijo durante un foro Ismael Bojórquez, director del semanario Río Doce del estado de Sinaloa (noroeste).

Directivos de prensa de la capital y de los estados del norte, los más sacudidos por la violencia en México, participaron en el foro sobre violencia contra la prensa, organizado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), con sede en Nueva York.

Autoridades superadas

"Las autoridades mexicanas en este problema están totalmente superadas (...). No creo que ningún alcalde, gobernadores, secretario de Estado o policía pueda protegernos", dijo de su lado el periodista Leonardo Kurchenko, vicepresidente de información internacional de la cadena Televisa.

El miércoles, el presidente Felipe Calderón anunció a representantes de la SIP un plan para proteger a periodistas, ante los reclamos de que actúe para frenar la violencia creciente contra la prensa y sobre todo contra la impunidad.

"No pedimos un estado de excepción para periodistas, ni que se eleven las penas a los asesinos de periodistas. El problema no son las penas de prisión, de nada sirve elevarlas si los delincuentes saben que no los van a detener", dijo en el foro Javier Garza, director del Siglo de Torreón (noroeste).

publicidad

Víctimas indefensas

Al menos 10 periodistas han sido asesinados este año en México, un número similar fueron secuestrados o desaparecidos, y varias sedes de medios han sufrido ataques, en acciones atribuidas en su mayoría al narcotráfico.

César René Blanco, director del semanario Zeta de Tijuana (noroeste), conocido por sus denuncias sobre el narcotráfico, deploró que, para Calderón, los periodistas asesinados son un "daño colateral".

Los directivos de medios, que han sufrido bajas entre sus periodistas y atentados con balazos y granadas, reconocieron que la "autocensura" se ha impuesto en las redacciones y por ello propusieron publicar de manera conjunta investigaciones, colaborar para trasladar a reporteros amenazados y crear un comité que los represente ante el gobierno.

Los medios "nos dejamos dominar por viejas rencillas y envidias. Les planteo que debemos dar una definición si estamos o no dispuestos a permitir que el crimen y la violencia sigan devorando nuestro futuro", señaló Juan Francisco Ealy Ortiz, de la Comisión de la Impunidad de la SIP.

El gran problema, admitió Patricia Mercado, vicepresidenta de la revista Imagen de Zacatecas (norte) es que "estamos profundamente divididos", pero hay otros problemas. Rosa Juárez, directora editorial del diario Milenio, subrayó que los reporteros de narcotráfico "son los peor pagados y los más desprotegidos de México".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
publicidad