publicidad

Hillary Clinton aceptó la resposabilidad de EU en la lucha contra el narcotráfico.

Hillary Clinton aceptó la resposabilidad de EU en la lucha contra el narcotráfico.

México y EU acordaron iniciar una nueva etapa en la cooperación antidrogas que incluya aspectos sociales y económicos.

Hillary Clinton aceptó la resposabilidad de EU en la lucha contra el nar...

Nueva estrategia

CIUDAD DE MÉXICO - México y Estados Unidos acordaron iniciar una nueva etapa en la cooperación antidrogas que incluya aspectos sociales y económicos, en medio de una ola violenta del narcotráfico que ya alcanzó a personas vinculadas al gobierno estadounidense.

La secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton dijo que la nueva etapa es un "reconocimiento de que queremos una estrategia amplia" al considerar que la seguridad en sí misma es importante, pero también las áreas sociales y económicas.

Al término de un encuentro de alto nivel entre funcionarios de seguridad de ambos países, Clinton afirmó que Estados Unidos acepta la responsabilidad que les corresponde en la guerra antidrogas y reconoció que la demanda de drogas en su país y el tráfico ilegal de armas alimentan la violencia de los cárteles en México.

publicidad

La nueva etapa estará enfocada en cuatro áreas: desmantelamiento de las organizaciones del narcotráfico; fortalecimiento de las instituciones de seguridad; el desarrollo de una frontera segura y competitiva, además del fortalecimiento de la cohesión social en comunidades de los dos países.

Estudio binacional

Los gobiernos de ambos países anunciaron que como parte del nuevo enfoque realizarán un estudio binacional sobre el consumo de drogas ilícitas en cada uno de sus territorios para tener una idea precisa y actual de las tendencias.

También se acordó lanzar planes piloto contra la violencia en ciudad fronterizas de ambos lados: Tijuana-San Diego y Ciudad Juárez-El Paso, que busca fortalecer las capacidades institucionales en cada una de las localidades, al tiempo de promover el desarrollo económico y social.

Los acuerdos son parte de la renovación de la llamada Iniciativa Mérida, lanzada en 2007 para proporcionar equipo y capacitación a México para que aumentara su capacidad policiaco-militar contra los carteles de las drogas.

La canciller mexicana Patricia Espinosa dijo que hay "un genuino interés compartido porque la cooperación arroje resultados tangibles lo antes posible"

"Estamos expandiendo la Iniciativa Mérida... porque no es sólo acerca de seguridad". dijo Clinton, para quien la despenalización de las drogas no es considerada como una opción.

publicidad

Reducir demanda de droga

Clinton, quien encabezó una delegación de altos funcionarios de seguridad estadounidenses, aseguró que el gobierno del presidente Barack Obama trabaja para reducir la demanda de drogas en su territorio y refirió que se ha solicitado al Congreso un presupuesto de 5.600 millones de dólares para el año fiscal 2011 con ese fin.

La funcionaria afirmó que el tema de derechos humanos es un principio fundamental y una "alta prioridad en nuestras discusiones" en el combate al narcotráfico, y consideró que en momentos en una situación de violencia como la que se vive en México se hace necesario trabajar más fuerte para protegerlos y garantizarlos.

Narcoviolencia en el norte

Coincidiendo con la visita de la delegación estadounidense, en México se investigaba la aparición el lunes de un hombre asesinado y con señales de tortura que al parecer había sido capturado por las autoridades el día anterior en el norte del país.

Con la Iniciativa Mérida, Estados Unidos ha enviado helicópteros, furgonetas con rayos X y perros entrenados para ayudar a México en su guerra contra los cárteles del narcotráfico, pero funcionarios mexicanos han dicho que su vecino del norte deben hacer más para atacar el consumo de droga en su país.

La violencia del crimen organizado han causado cerca de 18 mil 000 asesinatos desde que el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra los carteles en diciembre de 2006.

publicidad

Estados Unidos prometió en 2008 el envío de poco más de 1.300 millones de dólares en ayuda por medio de la Iniciativa Mérida. Pero hasta ahora entregó sólo 128 millones.

Los secretarios y otros altos asesores del gobierno de Obama que visitan México discuten sobre la manera más eficiente de gastar esos fondos.

Las conversaciones adquirieron más urgencia después que una empleada del consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, su marido -ambos estadounidenses- y el esposo de una empleada mexicana de la legación fueron asesinados a tiros hace poco más de una semana en esa población vecina de El Paso, Texas.

Del lado estadounidense además de Clinton estuvieron el secretario de Defensa Robert Gates, la secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano, el director de Inteligencia Nacional Dennis Blair y el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen.

Unidos contra el narco

La reunión servirá además como antesala al viaje del presidente mexicano Felipe Calderón en mayo a Washington, citas que marcan el interés bilateral en subrayar su cooperación frente a una creciente violencia de los carteles del narcotráfico.

Clinton destacó la importancia de la Iniciativa Mérida, un plan trianual que se inició en 2008.

Mérida "nos está ayudando a construir una relación aún más cercana para mejorar la seguridad de nuestros ciudadanos y avanzar la agenda común", dijo Clinton en el inicio de la reunión.

publicidad

Es la primera vez que a un encuentro binacional acude la plana mayor de la seguridad estadounidense.

Apoyo a Calderón

El secretario de Defensa, Robert Gates, la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, el director de Inteligencia Nacional, Dennis Blair, el máximo jefe militar, almirante Mike Mullen, y responsables de seguridad fronteriza y lucha antidrogas, integran la delegación que acompaña a Clinton.

Washington mantiene un fuerte respaldo a la estrategia de Calderón, que tras llegar al poder en 2006 anunció una guerra frontal contra los carteles de la droga involucrando a los militares con el despliegue de unos 50 mil efectivos, especialmente en los seis estados fronterizos con Estados Unidos.

En el marco de esa iniciativa se han capturado o abatido importantes cabecillas del narcotráfico como Arturo Beltrán Leyva, pero al mismo tiempo ha exacerbado la violencia del crimen organizado al que se atribuyen al menos 15 mil asesinatos en tres años.

El 14 de marzo, en Ciudad Juárez, dos estadounidenses, una funcionaria consular y su esposo, así como del marido mexicano de otra empleada de esa delegación, murieron en dos ataques casi simultáneos atribuidos a 'Los Aztecas', una banda de pistoleros al servicio de narcotraficantes.

"Los sucesos trágicos de Juárez son apenas un recordatorio de los desafíos que enfrentan ambos países", dijo el subsecretario de Estado estadounidense Arturo Valenzuela antes de las conversaciones.

publicidad

Aunque la situación en la ciudad norteña, donde hubo 2,600 asesinatos el año pasado, es muy grave, "Juárez no es el único lugar donde hay un problema grave", agregó. "Hay un problema en toda la parte norte de México y en las zonas fronterizas".

Ese mismo fin de semana se registraron más de 100 asesinatos en México atribuidos a narcotraficantes, de ellos una veintena en Ciudad Juárez de 1.3 millones de habitantes y que hace décadas padece una violencia convertida casi en pandemia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad