publicidad
Los cuerpos policiacos de la ciudad de Monterrey, al norte de México, han sido también víctimas del recrudecimiento de la violencia como consecuencia del combate del gobierno contra el crimen organizado.

Hasta los policías en México tienen miedo

Hasta los policías en México tienen miedo

El jefe de la policía y 38 oficiales de un pueblo en el noroeste de México renunciaron a su trabajo tras varios ataques de narcotraficantes entre los cuales fue decapitado uno de sus colegas.

Los cuerpos policiacos de la ciudad de Monterrey, al norte de México, ha...
Los cuerpos policiacos de la ciudad de Monterrey, al norte de México, han sido también víctimas del recrudecimiento de la violencia como consecuencia del combate del gobierno contra el crimen organizado.

Renunciaron en un pueblo

MONTERREY, México - El jefe de la policía y 38 oficiales de un pueblo en el noroeste de México renunciaron a su trabajo tras varios ataques de narcotraficantes entre los cuales fue decapitado uno de sus colegas.

Militares y oficiales de la policía federal y estatal fueron enviados al pueblo de General Terán, que se encuentra en medio de una importante ruta del narcotráfico hacia la frontera con Estados Unidos, dijo el alcalde Ramón Villagomez.

Los integrantes de la policía renunciaron después de que se descubrieran el miércoles los cuerpos de dos oficiales que habían sido secuestrados dos días antes por hombres armados.

Desde diciembre la oficinas de la policía en de General Terán habían sido atacadas en tres ocasiones. Varios hombres armados habían lanzado granadas e impactado el edificio con ametralladoras.

publicidad

Otro policía desaparecido

Villagomez dijo que otro policía está desaparecido desde hace semanas en el pueblo de 14,500 habitantes en el suroeste de Monterrey.

Las renuncias grupales entre los policías se han vuelto cada vez más comunes en las poblaciones pequeñas de México. Los policías municipales afirman que los narcotraficantes los superan en número además de que suelen atacarlos con fusiles semiautomáticos y granadas.

El presidente Felipe Calderón presentó una propuesta en el congreso para disolver las más de dos mil policías municipales en el país. Estas serían reemplazados por una fuerza única para los 31 estados de México.

La policía municipal suele recibir salarios bajos y, por lo tanto, es susceptible a la corrupción. Muchos oficiales tienen sólo una educación básica, en algunas poblaciones la policía se ha quejado de la falta de balas y chalecos protectores.

Violencia creciente

Monterrey ha visto un incremento notable de los hechos de violencia. Apenas a principios de noviembre fue atacada la sede del periódico El Norte de Monterrey, hecho que fue condenado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Antes de que acabara 2010, una mujer que se encontraba presa bajo acusaciones de secuestro y fue rescatada a inicios de semana por un comando armado cuando era trasladada a recibir atención médica, apareció asesinada y colgada de un puente en la ciudad norteña de Monterrey, informaron autoridades estatales.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad