publicidad

Hallan muerto a un diputado del PRI y su chófer que estaban desaparecidos

Hallan muerto a un diputado del PRI y su chófer que estaban desaparecidos

Médicos forenses confirmaron la muerte del diputado Moisés Villanueva y de su chófer Eric Estrada.

CHILPANCINGO, México - Médicos forenses confirmaron el domingo la muerte del diputado Moisés Villanueva y de su chófer Eric Estrada desaparecidos desde el pasado 4 de septiembre y cuyos cuerpos en avanzado estado de descomposición fueron encontrados el sábado en el estado de Guerrero, sur de México.

El fiscal de Guerrero, Alberto López Rosas, informó en rueda de prensa que las huellas dactilares tomadas de uno de los cadáveres corresponde con los registros de una credencial de elector a nombre del diputado.

Las huellas coinciden con "las líneas y una cicatriz del dedo" del diputado federal, dijo el fiscal, al señalar que también fue identificado el chófer por un familiar.

Además, la esposa del diputado Lucía Leyva reconoció la ropa que llevaba el legislador el día que desapareció junto con Estrada.

El fiscal no dio a conocer las causas de la muerte, pero informó de que los cuerpos fueron arrojados desde un puente de la carretera que conduce de Huamuxitlán (Guerrero) al estado de Puebla, en la montaña indígena.

En ese lugar fueron localizados y llevados al Servicio Médico Forense de Chilpancingo, capital de Guerrero, para su identificación.

La mañana de este domingo familiares del diputado Villanueva que acudieron a forense declararon que no podían afirmar si uno de los cuerpos era del legislador, ya que estaba en avanzado estado de descomposición.

publicidad

Por eso el forense pidió al Congreso federal que le facilitara una copia de la huella dactilar de Villanueva, quien era diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Moisés Villanueva y su chófer desaparecieron desde el 4 de septiembre cuando, al parecer, emprendieron viaje en automóvil desde Tlapa (Guerrero) hacia Puebla.

El automóvil fue localizado después sin huellas de violencia.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía federal) inició entonces una investigación.

Al parecer, no se trató de un secuestro pues, hasta donde se sabe, nadie se comunicó con la familia de Villanueva ni solicitó rescate.

Natural de Alcozauca, en Guerrero, el legislador pertenecía a las comisiones de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios y a la de Reforma Agraria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad