publicidad

Guerrilleros renunciaron al EZ

Guerrilleros renunciaron al EZ

Cientos de indígenas de Chiapas, identificados con el grupo rebelde recibirán ayuda del gobierno para mejorar sus comunidades.

Aceptaron ayuda oficial

SAN PEDRO POLHO, México - Cientos de indígenas, identificados como bases de apoyo de la guerrilla zapatista en el sureño estado de Chiapas, anunciaron que recibirán apoyo del gobierno mexicano con lo que ponen fin a diez años de resistencia civil.

"Llegamos a un nivel que no podemos seguir así; ya no aguantamos la pobreza", dijo en un acto ante autoridades Javier Luna Ruiz, representante de las 193 familias de la comunidad Polhó en la zona de los Altos de Chiapas, identificadas como base social del guerrillero Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social y de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas entregaron a estos indígenas dinero en efectivo del programa asistencial "Oportunidades" y se comprometieron a realizar obras de infraestructura y proyectos de desarrollo.

El coordinador de delegaciones de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Xavier Abreu, informó que en una semana más, distintas dependencias gubernamentales analizarán los apoyos que darán a estos indígenas, quienes aceptaron la ayuda oficial después de cinco años de negociaciones.

En tanto, el coordinador nacional del Programa "Oportunidades", Salvador Escobedo, negó que se trate de acciones oficiales de contrainsurgencia.

publicidad

"Lo que estamos haciendo es apoyar a estas comunidades como se apoya a muchas otras en el país. Les manifestamos que tienen el derecho y nosotros la obligación como Gobierno de apoyarlos", dijo.

Aseguró que existen otras comunidades de la zona zapatista que ya han aceptado la ayuda oficial, y que la "más renuente era esta (de Polho)".

En la misma comunidad, indígenas que no participaron en la ceremonia, aseguraron a la prensa que quienes aceptaban el dinero del Gobierno "son los mismos paramilitares que participaron en la masacre de Acteal" (matanza de 45 indígenas ocurrida en 1997) y desde hace dos años han recibido recursos oficiales.

La guerrilla zapatista se levantó en armas el 1 de enero de 1994 en Chiapas y tras doce días de combates con el Ejército federal, que dejaron unos 200 muertos, el Gobierno decretó una tregua unilateral.

Desde entonces, salvo esporádicos episodios de violencia, no ha habido nuevos enfrentamientos armados, pero las partes en conflicto no han llegado a un acuerdo de paz, pues el proceso de diálogo fue interrumpido por el EZLN desde 1996.

En tanto, el EZLN ha instalado en su zona de influencia varios municipios autónomos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad