publicidad

Grupo guerrillero apareció en

Grupo guerrillero apareció en

La supuesta agrupación anunció su presencia en el sureste del país, como un movimiento en contra de la represión del gobierno.

Castigo para el gobernador

CIUDAD DE MÉXICO - Un supuesto nuevo grupo guerrillero anunció su aparición en Oaxaca, al sureste del país, como un movimiento en contra del gobernador local Ulises Ruiz y lo que llamaron sus violentas represiones a las organizaciones del pueblo, entre ellos la APPO, informó la prensa mexicana.

Su aparición está enmarcada en el reciente ataque con arma blanca contra el hijo del cónsul estadounidense en la región y una severa crisis turística derivada del conflicto político social que vive la entidad desde mayo pasado, cuando un grupo de maestros y organizaciones sociales se levantaron contra el gobernador Ruiz, en una serie de enfrentamientos que dejaron al menos 20 rebeldes muertos.

Según el documento de la nueva agrupación, autodenominada Brigada Popular Revolucionaria del Sur, sus líderes reivindican y se solidarizan con el movimiento de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), protagonista de aquel alzamiento, y retomaron el dictamen de un Tribunal Popular que enjuició simbólicamente al gobernador.

“Nuestro apoyo y solidaridad a los deudos de compañeros que tuvieron el valor de levantar la voz y que en respuesta fueron masacrados, pero con ello, el gobierno espurio de Ulises no logrará callarlos”, indican los supuestos rebeldes en un comunicado difundido por internet.

En el texto, la organización reprueba además el trabajo de los ex presidentes Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000) y Vicente Fox (2000-2006), así como del actual mandatario Felipe Calderón, a quienes llamó “representantes de los intereses de banqueros y empresarios”.

publicidad

Destinada a desaparecer

Para Guillermo Garduño, investigador y académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, es factible la existencia del nuevo grupo en la región, aunque representa un movimiento de poca peligrosidad para el país y está destinado a desparecer con el tiempo.

Garduño, quien ha seguido la génesis y desarrollo de la guerrilla en México, explicó que este grupo al parecer es una derivación del EPR (Ejército Popular Revolucionario, la organización guerrillera más antigua del país) y, entre otras cosas, le hace falta una buena capacidad armamentista, de organización y de alianzas.

“Para que una guerrilla alcance el éxito necesita reunir condiciones que la Brigada Popular Revolucionaria del Sur aparentemente no tiene”, explicó a Univision Online el experto.

Poca capacidad de ataque

“Estos grupos son escisiones de movimientos más grandes”, manifestó, “son células que deciden desprenderse debido a su tremendo dogmatismo, por lo que les hace falta organización, están alejadas de instituciones capaces de sostenerlas y son susceptibles de caer en el narcotráfico para mantenerse”.

Garduño, experto en asuntos militares, explicó que es factible la posible relación del grupo armado con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, como una derivación suya tras la derrota de su movimiento y la represión gubernamental de que fue objeto.

publicidad

La APPO es un movimiento configurado por una amplia gama de organizaciones rebeldes que compartían un fin común –la caída del gobernador del estado, Ulises Ruiz, “por lo que no es de sorprender que alguna de estas células se haya radicalizado hasta convertirse en un movimiento armado”, manifestó.

La APPO se deslinda

Pero la APPO rebatió tales aseveraciones. El activista Zenén Bravo, integrante de la dirigencia colectiva de la APPO, rechazó que el nuevo grupo armado esté vinculado con ellos y culpó a las autoridades gubernamentales de su creación para descalificar la legitimidad de su movimiento.

En entrevista con Univision Online aseguró que el suyo “es un proyecto pacífico que no se encuentra relacionado con organizaciones armadas”, aunque reconoció que resultaría imposible impedir que otras organizaciones eventualmente pudieran retomar sus ideales y emprender sus propias luchas.

“La APPO es un movimiento civil, social y popular”, comentó, “cuya estrategia es la palabra y no la guerra, más no resultaría ilógico pensar que es un nuevo intento del gobierno para desestabilizar la coalición política que estamos formando en miras al próximo proceso electoral”.

Pobreza: el principal problema

En México, los movimientos guerrilleros han sido constantes, pero durante el pasado sexenio de Vicente Fox el número de este tipo de agrupaciones se multiplicó, principalmente en las regiones marginadas del país, entre ellas Michoacán, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz.

publicidad

El Centro de Documentación de los Movimientos Armados, espacio que publicó el documento guerrillero, tiene registrados 43 organizaciones político militares activas en México.

A decir del ex senador Manuel Bartlett, “el gran problema del país es la extrema pobreza, ocasionada por el modelo económico neoliberalista implementado por los últimos gobiernos del país y es lo que el actual presidente tendría que atacar”.

Entrevistado por Univision Online, el ex gobernador de Puebla indicó que la pobreza es la principal cuestión social a resolver, pues su presencia desencadena otro tipo de dificultades más serias y evidentes, entre ellas, mala educación, desorden, narcotráfico y “todo el caos que en la actualidad se vive en el país”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad