publicidad
Se recrudece la narcoviolencia desatada por el narcotráfico en México.

Gobierno mexicano anunció despliegue de más de 15 mil militares en siete estados

Gobierno mexicano anunció despliegue de más de 15 mil militares en siete estados

El gobierno federal anunció el despliegue de 15 ml elementos del ejército y policía federal para reforzar las tareas de seguridad en siete estados.

Se recrudece la narcoviolencia desatada por el narcotráfico en México.
Se recrudece la narcoviolencia desatada por el narcotráfico en México.

Primer contingente a Michoacán

CIUDAD DE MEXICO - Tras la creciente ola de violencia en el país el gobierno federal anunció que reforzará la seguridad en siete estados con el despliegue de 15 mil elementos del ejército y de la Policía Federal, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) Federal.

¿Será suficiente para contener la ola de violencia? Comenta en los foros 

El primer contingente de 600 policía federales partió rumbo al estado de Michoacán, donde también fueron enviados 30 carros radiopatrullas, 20 vehículos blindados y uno de enlace de comunicaciones.

La seguridad también es reforzada en Nuevo León, Guanajuato, Zacatecas, San Lius Potosí, Coahuila y Tamaulipas, destacaron fuentes de la SSP.

publicidad

Será un total de 3 mil 900 policías federales que participarán en este nuevo operativo, mientras que por parte del ejército serán 11, 835.

Varias regiones mexicanas acapara la atención de las fuerzas de seguridad a raíz de un recrudecimiento de la violencia vinculada al crimen organizado, luego de una relativa calma durante el reciente proceso electoral.

La Policía Federal envió hoy 600 agentes al estado de Michoacán para reforzar la seguridad en esa región del oeste de México, donde el pasado viernes la corporación lanzó una operación contra grupos del crimen organizado que dejó al menos cinco presuntos delincuentes muertos y varios agentes heridos.

Esa operación provocó una ola de represalias de presuntos miembros de la organización criminal de Los Caballeros Templarios, que al día siguiente quemaron gasolineras y vehículos en varias ciudades del central estado de Guanajuato.

En tanto, al menos cuatro presuntos delincuentes murieron hoy en un enfrentamiento con soldados en el estado de Zacatecas, azotado por una ola de violencia que se ha cobrado la vida de casi una treintena de personas en los últimos días.

El choque se produjo esta mañana en una carretera del municipio de Fresnillo cuando un grupo armado intentó esquivar un operativo de vigilancia de la Marina, señalaron a Efe fuentes oficiales.

El viernes pasado, 15 presuntos sicarios murieron y otros 14 fueron detenidos en distintos operativos de fuerzas federales y estatales en Zacatecas.

publicidad

Ese mismo día, ocho cadáveres en avanzado estado de descomposición y huellas de tortura y heridas fueron hallados dentro de una furgoneta a pocos kilómetros de un retén del Ejército en el municipio de Fresnillo.

Estos hechos se dan en medio de una guerra entre grupos antagónicos del crimen organizado que pelean el control de esa región, entre ellos la organización criminal de Los Zetas y sus antiguos aliados del cartel del Golfo.

Por otro lado, esta mañana fueron asesinados en el municipio de Matamoros, norteño estado de Coahuila, dos hombres de 50 y 45 años, ambos custodios de un reclusorio en el vecino municipio de Torreón.

Según informaron a Efe fuentes de la delegación de la Fiscalía estatal en Matamoros, las víctimas acababan de salir de su trabajo cuando dos sujetos abordaron el autobús público en el que viajaban y dispararon en la cabeza a los custodios, quienes fallecieron en el acto.

En tanto, en el oriental estado de Veracruz fueron hallados los cuerpos sin vida de siete integrantes de una familia, cuatro de ellos menores de edad, en el interior de una vivienda en el municipio de Manlio Fabio Altamirano. Hasta ahora no se tienen pistas sobre el móvil del crimen.

La disputa entre diversos grupos criminales por el control territorial de Veracruz se inició en 2007 tras el asesinato de uno de los principales líderes de Los Zetas, uno de los grupos criminales más sanguinarios de México.

publicidad

La Armada de México identifica ahora cuatro agrupaciones delincuenciales que se disputaban dicho región: cartel del Golfo, Los Zetas, cartel Jalisco Nueva Generación y reductos de La Familia Michoacana.

La violencia ha trascendido al ámbito político, pese a una campaña electoral relativamente tranquila que culminó en los comicios del 1 de julio.

Édgar Morales Pérez, alcalde electo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y un colaborador suyo fueron asesinados en Matehuala, estado de San Luis Potosí.

El PRI, cuyo candidato presidencial Enrique Peña Nieto ganó en unos comicios que han sido impugnados por una coalición de izquierda, condenó los hechos y demandó "de las autoridades competentes que se esclarezcan estos hechos y se castigue a los responsables".

Estas y otras acciones criminales se inscriben en una ola de violencia que vive México y que ha causado más de 50.000 muertes desde diciembre de 2006, la mayoría asociadas a acciones de grupos del crimen organizado en pugnas entre sí o contra las autoridades. EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad