publicidad
.

Freno alza de combustibles logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be...

Freno alza de combustibles

Freno alza de combustibles

En un intento por contener la inflación, aplazó alza de precios de gasolina, luz y gas. El izquierdista López Obrador criticó la decisión.

Para frenar inflación

CIUDAD DE MÉXICO - El presidente de México, Felipe Calderón, anunció la congelación de los precios de la gasolina, la electricidad y el gas natural en lo que resta de 2007, para contener la inflación y evitar daños a la economía "de las familias con menores ingresos".

"No habrá aumentos a la gasolina, ni al gas LP (licuado de petróleo), ni a la electricidad en los próximos meses con objeto de proteger la economía de las familias más pobres", anunció hoy Calderón en un mensaje nacional transmitido por los medios de comunicación desde la residencia oficial de Los Pinos.

En la primera mitad de septiembre, período en que el Congreso mexicano aprobó una reforma tributaria a partir de una propuesta del Ejecutivo, los precios al consumidor en el país crecieron un 0.62 por ciento, el mayor incremento para un primera quincena en México desde noviembre de 2005.

Calderón defendió hoy su iniciativa fiscal, bien acogida por agencias internacionales como Fitch, aunque reconoció que se dio "desafortunadamente en un entorno de ajuste de precios internacionales" de varios productos clave para el consumidor, como el trigo.

"Debo señalar que las medidas que hoy anuncio tienen un elevado costo para las finanzas públicas", recalcó el mandatario, que hizo una encendida defensa de la nueva normativa.

publicidad

Ésta prevé un Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) del 16.5 por ciento que aumentará gradualmente hasta 17.5 por ciento, otro de 2 por ciento a depósitos en efectivo superiores a 25 mil pesos (unos 2.270 dólares), un tercero del 5.5 por ciento a gasolinas y un nuevo régimen fiscal para Petróleos Mexicanos (Pemex).

Calderón señaló que el propósito del esquema recaudatorio recién aprobado "es pagar la deuda social con quienes menos tienen, revertir las condiciones de desigualdad que se viven en el país y cerrar la brecha entre los pobres y los ricos".

Agregó que hasta el momento la falta de recursos por la baja recaudación ha redundado en la ausencia de inversión en sectores clave como el energético.

Obrador reprochó la decisión

"Esto es una problemática compleja a la que tendremos que hacerle frente muy pronto y que impide que estas medidas (de control de precios para energéticos) puedan ser permanentes", indicó.

El gobernante defendió la acción de su gobierno, que "no genera el aumento de precios, ni está de acuerdo con el mismo", e indicó que la inflación reciente se debe a movimientos y políticas "provocadas más allá" de las fronteras mexicanas.

Este año, en el que hasta agosto la inflación general anual era del 4.03 por ciento, la meta de aumento de precios fijada por el banco central mexicano es del 3 por ciento, con un margen de variación del 1 por ciento.

publicidad

Después del anuncio, el ex candidato presidencial izquierdista Andrés Manuel López Obrador dijo que la congelación de precios en los combustibles no había ido suficientemente lejos.

"Es una decisión que se toma por circunstancias políticas, no es que vayan a cambiar la idea que tienen de aumentar el impuesto. Lo están pasando para enero. Mi propuesta es que no aumenten la gasolina, ni el diesel", declaró a W Radio.

Tras perder las elecciones del 2 de julio de 2006 frente a Calderón por una ínfima diferencia de votos, el político de izquierda se proclamó a sí mismo en noviembre pasado "presidente legítimo" de México, por considerar que su derrota había sido fruto de un fraude.

Sin embargo, el apoyo popular que tuvo en las protestas que protagonizó en la segunda mitad del año pasado ha ido en descenso este año.

Según López Obrador, desde el "gobierno legítimo" que encabeza trabajará contra la posible privatización de los sectores eléctrico y petrolero mexicanos, una de las reformas estructurales de mayor calado que quedan pendientes en el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad