publicidad

Fiscalía negó persecución a culto de la Santa Muerte

Fiscalía negó persecución a culto de la Santa Muerte

Descarta Mancera persecución a culto de la Santa Muerte

Presunto secuestrador

MEXICO - El titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Miguel Ángel Mancera Espinosa, descartó que su dependencia se encuentre investigando a integrantes de la Iglesia de la Santa Muerte, pues aclaró que no existe persecución judicial a ningún culto religioso en la ciudad.

En entrevista, el abogado de la ciudad reiteró que la detención de David Romo, el líder de la referida congregación, obedeció a un caso concreto en el que había elementos para vincularlo a él en particular con la banda de secuestradores de “el Aztlán”.

“Nosotros no vamos a perseguir ni a tener ningún tipo de investigación que tenga que ver con la creencia de nadie; lo que tenemos que investigar son hechos concretos y en este caso hubo un hecho concreto para vincular al señor Romo con un delito independientemente de sus creencias y el culto que profese”, apuntó.

Cobraba rescate de secuestros

Recordó que la participación del ministro religioso consistió en facilitar cuentas bancarias tramitadas con documentos apócrifos, para que se realizaran los depósitos del dinero que obtenía le grupo delictivo como rescate de los secuestros.

“Estamos investigando lo que tiene que ver con diversas cuentas bancarias aperturazas con un alias que adoptó Romo, utilizando una identificación del IFE falsa, e incluso hemos dado vista a las autoridades federales tanto por este hecho y por los posibles delitos bancarios que se observen”, indicó.

publicidad

Feligreses denunciaron fraude

Mancera mencionó además que a través de las líneas de denuncia de la PGJDF, se han recibido llamadas de feligreses que denuncias presuntos fraudes del líder del culto, por lo que adelantó que se investigará dichos reportes.

Sobre la posibilidad de que se aplique la extinción de dominio a templos o altares de la Santa Muerte, Mancera descartó esta posibilidad a menos que de alguno de esos inmuebles hubiera sido utilizado como “casa de seguridad” para los secuestros que se investigan.

El procurador capitalino comentó lo anterior tras un evento en la sede de su dependencia, en la que se llevó a cabo una convivencia con motivo del Día de los Reyes Magos.

La policía detuvo el pasado 20 de diciembre al líder de la Santa Muerte, quien forma parte de un banda de secuestradores, la noticias a penas se dio a conocer el pasado sábado.

El 'párroco' dijo durante su presentación a la prensa que fue torturado fisícamente para que se declaraa culpable, sin embargo la fiscalía del DF aseguró tener pruebas contundentes que probaban la culpabilidad del detenido.

Detención de líder daña imagen del culto

La detención del líder de la iglesia de la Santa Muerte por los delitos de secuestro, robo y delincuencia organizada afectará aún más la imagen que la gente tiene de esta figura religiosa.

publicidad

Una devota a este culto, Lisauri Santa, indicó que la gente “piensa que es sólo para narcos, pero la Santa Muerte es un santo como cualquier otro, si él es así es su bronca”.

Entrevistada en una capilla dedicada a este culto pagano ubicada en el Centro de la Ciudad de México señaló que, aunque pertenecen a dos congregaciones distintas, tenía conocimiento de que Romo Guillén trataba mal a las personas.

Sin dar detalles sobre la ubicación de la iglesia del ahora indiciado que se localiza en la zona de la colonia Roma, explicó que este líder religioso provocó el disgusto de muchas personas al “ponerle carne” a esta imagen.

Lisauri detalló que esto no puede ser posible ya que “nadie sabe en realidad como es “Ella” y ésta fue una de las razones por las que se dividieron las congregaciones.

Además indicó que Romo Guillén cobraba las “oraciones” en 10 y 20 pesos, que aunque esto se puede hacer, esta cuota no debe ser obligatoria para los fieles creyentes que acuden a “Ella” para que los ayude.

Cabe recordar que la procuraduría capitalina ejercitó acción penal el día de ayer en contra de David Romo Guillén de 42 años de edad, junto con ocho personas más, por integrar una banda que entre sus acciones delictivas secuestraron a una pareja de ancianos y extorsionaron a un diputado federal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad