publicidad

Feministas protestan en México por política hacia mujeres de Nicaragua

Feministas protestan en México por política hacia mujeres de Nicaragua

Un grupo de feministas clausuró, de manera simbólica, la Embajada nicaragüense en México en protesta.

Latinas se unen a mujeres de Nicaragua

MÉXICO -  Un grupo de feministas clausuró de manera simbólica la Embajada nicaragüense en México y leyó un pronunciamiento en el que acusa al Gobierno de Daniel Ortega de "criminalizar" la protesta de las defensoras de los derechos de las mujeres en Nicaragua.La acción, protagonizada por una veintena de personas, es similar a otras que se efectuaron la semana pasada en Costa Rica y a las que están convocadas para la presente jornada en Honduras y Panamá, señalaron las manifestantes.

A las puertas de la embajada, la activista Marta Sánchez leyó la "Declaratoria de Gobierno Infame de Nicaragua", avalada por 200 ONG de varios países de las cuales más de medio centenar son de México, así como por más de un centenar de personas a título individual.

El texto señala que Ortega, con sus políticas, "ha provocado un significativo retroceso en el cumplimiento de los derechos humanos, especialmente de las mujeres".

Recuerda que en el país centroamericano fue derogado el aborto terapéutico, aquel que se realiza justificado por razones médicas, en octubre de 2006, y penalizado en noviembre de 2007, lo que ha condenado a muerte "a decenas de mujeres".

Varias de las activistas mostraron pancartas contra Ortega e imágenes de feministas nicaragüenses que dicen haber sido "molestadas" por las autoridades, y colocaron pegatinas con las que simbólicamente sellaron la entrada a la embajada de Nicaragua.

publicidad

"Las feministas de Nicaragua estaban defendiendo a mujeres que habían sido violadas y la respuesta del Gobierno fue penalizar el aborto", denunció Pilar Muriedas, de la ONG Salud Integral para la Mujer, durante la protesta, que transcurrió en paz bajo la atenta mirada de una decena de policías.

En contra de Ortega

Muriedas dijo que la acción reivindicativa respondía no sólo al supuesto hostigamiento al que han sido sometidas algunas feministas de Nicaragua, como Sofía Montenegro, sino también al presunto ánimo del Gobierno de Ortega de acallar las voces críticas con sus políticas.

Para la activista en muchos aspectos "un gobierno que se dice de izquierda", como el que encabeza Ortega, "está llegando a extremos somocistas", lo que consideró una traición.

Protestas como la de hoy en México -agregó- buscan ejercer presión internacional para que el gobierno de Ortega "reaccione".

Asimismo anticipó que "va a haber ruido" durante la XVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno que se celebrará en El Salvador.

En esta cita, prevista el 30 y 31 de octubre, se espera la presencia de Ortega junto a la de otros Jefes de Estado y Gobierno de los veintidós países iberoamericanos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad