publicidad

Felipe Calderón llegó a Nueva

Felipe Calderón llegó a Nueva

El presidente mexicano Felipe Calderón y su homólogo de EU, George W. Bush sostuvieron una reunión de trabajo.

Economías complementarias

NUEVA ORLEANS - El presidente de México Felipe Calderón reinauguró el consulado mexicano en esta ciudad del sureste estadounidense, y tras reconocer la labor que hacen sus ciudadanos en territorio estadounidense consideró que la migración es un "fenómeno económico natural" entre los dos países.

Acompañado del presidente estadounidense George W. Bush como testigo de la reapertura del consulado en Nueva Orleáns, Calderón dijo que ambas economías se han vuelto complementarias y aseguró que los mexicanos en Estados Unidos contribuyen con 635.000 millones de dólares a su economía, que sería equivalente al 5% del producto interno bruto de este país.

Calderón añadió que su gobierno velará por los intereses de los mexicanos en cualquier lugar de Estados Unidos.

"La economía de Estados Unidos y México son complementarias, la de Estados Unidos es intensiva en capital, la mexicana es intensiva en mano de obra y eso explica la migracion, un fenomeno economico natural entre estas dos economías que son vecinas". Y por eso "debemos tener una vision integral en esta materia", señaló.

El presidente mexicano explicó que miles de sus compatriotas han encontrado en Estados Unidos oportunidades para progresar "y han entregado su trabajo y su talento en beneficio de este país".

publicidad

Reiteró apoyo a connacionales

Bush, por su parte, dijo que la reapertura del consulado luego de seis años de permanecer cerrado es una muestra de las relaciones entre México y Estados Unidos.

"Celebramos la duradera y cercana relación entre nuestros países", señaló.

Añadió que ambos países "estamos trabajando juntos para construir un futuro de prosperidad y oportunidad para las personas en ambos lados de la frontera".

Reinauguró consulado

El consulado mexicano en Nueva Orleáns fue el primero que el país abrió en Estados Unidos en 1826, y fue cerrado en 2002 debido a ajustes presupuestarios.

El gobierno de Calderón decidió reabrirlo luego del paso devastador del huracán Katrina por el sureste, debido a que miles de mexicanos acudieron a la zona para trabajar en la reconstrucción.

Datos del gobierno mexicano señalan que en los últimos dos años el número de mexicanos en el estado de Luisiana, al qe pertenece Nueva Orleáns, se incremento en un 55 por ciento.

Calderón también aprovechó para reconocer a los mexicanos que han participado en las labores de reconstrucción de la zona.

Estrategia  anticrimen

Durante su encuentro, Calderón Bush coincidieron en la urgencia de contar con una frontera segura y "en organizar una estrategia común para enfrentar y vencer a un enemigo común, que es el crimen organizado y el tráfico de drogas".

publicidad

Durante su reunión bilateral que se realizó en el marco de la visita de trabajo que Calderón realiza a este país, el mandatario mexicano destacó la Iniciativa Mérida sobre la cual habló previamente con su homólogo estadounidense.

El presidente Calderón expuso que esa iniciativa busca poner los instrumentos que permitan llevar adelante esa estrategia contra el enemigo común .

Cumbre norteamericana

Bush y Calderón están en la ciudad para encabezar junto con el primer ministro canadiense Stephen Harper el encuentro de la Asociación para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN).

La ASPAN es un mecanismo firmado entre los tres países en 2005 con el fin de discutir temas no contemplados dentro del TLCAN, como son la seguridad y la prosperidad de la región.

Sin embargo, en esta cita las críticas al TLCAN y las promesas electorales de los precandidatos demócratas a la presidencia estadounidense, Hillary Clinton y Barack Obama, de proceder a una revisión del acuerdo comercial vigente desde el 1 de enero de 1994, dominarán las discusiones.

Así lo reconoció en Washington, Dan Fisk, director del Consejo de Seguridad Nacional para las Américas, quien sin embargo descartó de antemano la necesidad de una revisión del acuerdo comercial.

"No hay nada roto. ¿Por qué deberíamos arreglar un éxito?", dijo Fisk al ser consultado sobre las posiciones de Clinton y Obama en torno al TLCAN.

publicidad

El debate en Estados Unidos de una eventual revisión del TLCAN se planteó en febrero pasado cuando se preparaba a nivel ministerial en Los Cabos, puerto vacacional del noroeste de México, la agenda para el encuentro de Nueva Orleans.

Desde que se instrumentó el TLCAN, el comercio entre los tres países "ha crecido de manera exponencial, alcanzando aproximadamente $900 mil millones en 2007", señaló una declaración conjunta de los funcionarios que participaron en ese encuentro.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad