publicidad

Familiares de mexicanos piden

Familiares de mexicanos piden

Familiares de los jóvenes que presuntamente murieron en el campamento de las FARC pidieron se condene acto.

Familiares de mexicanos piden que Gobierno de Cald

Los familiares de los jóvenes mexicanos que al parecer murieron en el campamento de las FARC atacado por militares colombianos en territorio ecuatoriano el pasado 1 de marzo pidieron  públicamente a su Gobierno que condene "el crimen" del que acusan al presidente de Colombia, Álvaro Uribe."Hacemos un extensivo llamado y tajantemente exigimos al Gobierno mexicano, encabezado por Felipe Calderón, al Congreso de la Unión, que se pronuncien, que condenen enérgicamente el crimen que cometió el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y a todos los que en ese horrendo crimen están implicados", dijo  Marcelo Franco.

publicidad

Franco, padre de Fernando Franco, que presuntamente falleció en el ataque colombiano, señaló en rueda de prensa que si el Gobierno "permanece callado" a su llegada a la ciudad de México se hará "una presión increíble para que el pueblo de México obligue al Gobierno a pronunciarse y a exigir que ese crimen no quede impune".

Asimismo, pidió que la Fiscalía de este país agilice los trámites para instaurar la denuncia por "este crimen horrendo", pues "es importantísimo dejar integrada la averiguación para llevar a la cárcel a esos criminales", puntualizó.

Esperan cuerpos

En rueda de prensa conjunta, los padres de los cuatro estudiantes mexicanos que estuvieron en el campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aseguraron que permanecerán en Ecuador "lo mínimo necesario" y todos viajarán a su país con las cenizas de sus hijos una vez que las pruebas de ADN comprueben su identidad.

"Necesitamos llevar testimonio de este crimen para poder seguir esta denuncia a nivel internacional", señaló Franco, al tiempo que Álvaro González, padre de Juan González del Castillo, aseguró que los resultados de ADN de su hijo resultaron positivos y dijo que espera una misa conjunta antes de viajar a México.

Telésforo Avilés, padre de Soren Ulises Avilés, descartó hoy rumores de prensa que dan cuenta de que su hijo era el asesor tecnológico y de informática de un grupo guerrillero en México.

publicidad

"Esta es una auténtica calumnia", dijo al aclarar que su hijo fue siempre un "estudiante destacado" del Instituto Politécnico Nacional y añadió que jamás estuvo en alguna organización estudiantil.

Avilés añadió que ya reconoció en el tanatorio de la policía el cuerpo de su hijo a través de las huellas digitales.

Morett dio la vuelta al mundo

El mexicano Javier Velázquez señaló que el cuerpo de su hermana Verónica, que se presume también estuvo en el campamento, aún no ha podido ser identificado en su totalidad.

Los padres de Soren, Fernando, Juan y Verónica dicen no tener información del contacto que hicieron en Ecuador sus hijos para llegar hasta el campamento de las FARC.

La Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos (Aldhu), que representa legalmente a los mexicanos, ha ofrecido para las próximas horas un video con las declaraciones de Lucía Morett, la única mexicana que sobrevivió al ataque militar colombiano, junto a otras dos colombianas.

Jorge Morett descartó que se haya solicitado asilo para su hija e indicó que ella será intervenida quirúrgicamente otra vez hoy, por lo que no saben cuándo saldrá del hospital donde está ingresada desde el pasado 2 de marzo.

Sigue la polémica

Marcelo Franco vinculó al Gobierno de Álvaro Uribe con el estadounidense dirigido por George W. Bush, al que tachó de "fascista", mientras que al primero tildó de "títere".

publicidad

Según Franco, los estudiantes mexicanos llegaron en la noche del 1 de marzo al campamento, por lo que "ni siquiera conocieron al jefe rebelde ni tuvieron contacto con los guerrilleros".

Los familiares reiteraron que plantearán una demanda internacional, aunque saben que "tardará mucho tiempo".

"No importa el tiempo que tarde, pero ese asesino de Uribe y sus malditos criminales militares van algún día a parar en la cárcel", remarcó Franco.

Ana María Ramírez, madre de Verónica, recordó que se conformó una "Asociación de padres de hijos masacrados en Sucumbíos", habló de un "terrorismo de Estado" e insistió en pedir una condena por parte del Gobierno de su país al asegurar que "el silencio es cómplice y puede convertirse en una cobardía de Estado".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad