publicidad

Falló la actuación federal en Chihuahua

Falló la actuación federal en Chihuahua

Los delitos en la urbe no disminuyeron con la presencia del Ejército mexicano y de la Policía Federal.

Los delitos siguen en niveles muy altos, según reportes

MÉXICO " Tres años después del despliegue de la Operación Coordinada Chihuahua, ejecutada por miembros del Ejército mexicano y de la Policía Federal, los delitos en la entidad no solo no han disminuido, sino que por el contrario, aumentaron.

De acuerdo a lo publicado por la versión digital del periódico mexicano El Universal, la incidencia delictiva en la entidad aumentó con respecto al inicio de este año.

Para dar a conocer tal información, el medio citó reportes de la Fiscalía de Chihuahua y de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía del país). Según El Universal, los documentos reflejan un aumento de los delitos tanto del fuero común, como federales. Esto desde la llegada a la entidad del Ejército en marzo de 2008 y de la Policía Federal en enero de 2010.

El Universal detalla que para 2007, Chihuahua reportaba 55,745 delitos comunes y federales. Y para marzo de 2008 se registraron 73,233 delitos comunes y federales; en 2009 fueron 72,060.

Para 2010, dice el medio, fueron 74,876. En tanto, de enero a septiembre de 2011, se contabilizaron 53,390. La fiscalía, dice el medio, está sujeta a cambios.

Comparado con 2007, los delitos que se incrementaron desde el inicio del operativo son robo de vehículo, a casa habitación, a transeúnte, bancos, empresas de valores, de ganado, los homicidios, abuso de confianza, daño en propiedad ajena, plagios, extorsiones, fraudes, delincuencia organizada, delitos fiscales y electorales, portación de arma de fuego y todos los relacionados con la producción, tráfico, comercio y consumo de drogas.

publicidad

Desglosando los delitos "siempre de acuerdo al rotativo"la presencia del Ejército y los elementos federales no representaron la disminución de la violencia e inseguridad en la entidad.

Ejemplo de que la delincuencia no disminuyó, es el delito de robo con violencia; en 2007 se registraron 4,752 denuncias, en tanto que para 2009 fueron 6,330 y hasta septiembre de 2011 se reportan 7,011 averiguaciones.

El Universal publicó que los delitos que sí disminuyeron, según la PGR, fueron aquellos contra la salud, aunque aumentaron los de transporte, producción y consumo de narcóticos, en comparación con 2007.

Testimonios desgarradores

“A la oficina (de mi hijo, Armando Martínez) llegaron a robar, lo degollaron. Las autoridades realmente no hacen nada, simplemente es un caso más, lo archivan y desgraciadamente le dan largas al asunto. Pues hasta la fecha no les tengo confianza, hasta que se pongan a trabajar, probablemente. Al principio era una ciudad muy próspera, muy segura y actualmente (no tiene) nada que ver con la ciudad anterior”.

Es el testimonio de Andrea, una de tantas madres que han perdido a sus hijos como resultado de la violencia en la urbe.

En tanto, el visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, dice el medio, afirma que la presencua de las fuerzas federales no produjo buenos resultados, y teme que la inseguridad y violencia en la entidad sea cada vez peor.

“Siguen siendo cifras escandalosas, estamos preocupados por la violencia y los derechos humanos. En los últimos meses, la Policía Federal fue la principal. Si no atendemos esa realidad, estamos en riesgo de que se nos convierta en algo peor, y no por la violencia de los cárteles, sino por la violencia anárquica”, advirtió.

publicidad

“Si los operativos estuvieran coordinados con el estado y el municipio "sigue la cita de De la Rosa--, si contaran con una estrategia policiaca y si en verdad estuvieran golpeando a los delincuentes, sí habría dado resultados (…) Cuando Ciudad Juárez entró en la crisis de la guerra de los cárteles, el Ejército llegó con una lógica de país conquistado, en donde los enemigos eran todos los juarenses que estuvieran armados, y bajo esa lógica contra los primeros que la emprendió fue contra la policía municipal y estatal”.

De la Rosa además, destacó que las fuerzas federales también la emprendieron con los jóvenes, que no corrdinaron sus acciones con las autoridades locales, y que el panorama es sombrío.

“Hay que establecer una policía de apoyo y refuerzo de 2,100 elementos. Hay que modificar el modelo policial de proximidad y fortalecer a la PGR para que los delitos federales sean investigados por la Policía Ministerial Federal; se debe limpiar toda la policía y reactivar una serie de programas para los jóvenes que están cerca de las pandillas, porque esto se puede convertir en un caso peor que en el 2010”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad