publicidad

Exalcalde de Iguala creó otro cuerpo policiaco para su servicio personal

Exalcalde de Iguala creó otro cuerpo policiaco para su servicio personal

Era un grupo de alrededor de 100 hombres armados que actuaban bajo las órdenes directas de José Luis Abarca.

Exalcalde de Iguala tenía su propio cuerpo policíaco /Univision

Alrededor de cien elementos armados, todos ellos seudopolicías que no estaban registrados en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), formaban el grupo que actuaba bajo las órdenes directas del exalcalde de Iguala, José Luis Abarca Villanueva.

Al tratarse de un grupo armado paralelo a la policía municipal, sus integrantes no habían sido sometidos a exámenes de control de confianza, o peor aún, podrían ser elementos que reprobaron dichos exámenes.

Jorge Carlos Hurtado, secretario ejecutivo del SNSP, reveló al periódico La Jornada la existencia de dicho grupo parapolicial, y agregó que su creación pudo ser uno de los detonantes del nivel de corrupción y violencia en la región.

Abarca "tenía una serie de elementos en paralelo, armados, y esos no estaban dados de alta en el registro nacional. Creo que ahí es de donde vino todo el problema", señaló el funcionario.

La oscura vida del alcalde de Iguala /Univision

Hurtado se refiere así a los hechos ocurridos el pasado 26 de septiembre, cuando la policía de Iguala asesinó a seis personas, hirió a más de una veintena y secuestró a 43 estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa que hasta le fecha permanecen desaparecidos.

De manera indirecta, vía subsidios, el gobierno federal contribuyó para los fines del alcalde, acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) de ser autor intelectual, junto con su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, del crimen en Iguala.

En 2014 ese municipio recibió del SNSP 10 millones de pesos para su policía, dentro del Subsidio para la Seguridad en los Municipios (Subsemun), entregado para equipamiento de los cuerpos de seguridad pública.

publicidad

El objetivo del Subsemun es fortalecer las funciones de las alcaldías para proteger a la población, sin embargo Abarca Villanueva utilizó parte del dinero para su propio cuerpo de seguridad.

Ante el caso Iguala, ubicado por las propias autoridades federales como una muestra de la debilidad institucional, el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso un primer paquete de iniciativas de reforma constitucional, para eliminar paulatinamente las policías municipales y concentrar el mando en las autoridades estatales.

Cabe señalar que al menos 22 policías municipales de Iguala están en la cárcel, acusados de participar en los hechos del 26 de septiembre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad