publicidad

Ex braceros no pueden cobrar su dinero en México

Ex braceros no pueden cobrar su dinero en México

Cientos que trabajaron en EU entre 1942 y 1964, aún tienen problemas para cobrar lo que el gobierno les adeuda.

Solo unos pocos

MEXICALI, México - Los ex braceros mexicanos que trabajaron en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial siguen su lucha por recuperar el dinero que el gobierno de su país les retuvo y que, por cuestiones burocráticas, aún no pueden reclamar.

Un grupo de ex braceros viajó 386 kilómetros el fin de semana desde Los Ángeles a la ciudad fronteriza de Mexicali para reclamar el dinero retenido por el gobierno de México.

El objetivo fue hacer el reclamo individual de $3,500, de un fondo de 70 millones que el gobierno mexicano dispuso tras la desaparición del dinero que le fue extraido a los trabajadores -10 por ciento de los sueldos- de miles de campesinos y obreros entre 1942 y 1964.

Todos los ex braceros pueden reclamar ese dinero en México.

En los consulados mexicanos en EU solo parte de ellos pudieron hacerlo, los que trabajaron de 1942 a 1946, como producto de una demanda interpuesta ante la corte federal.

El juez Charles Breyer de San Francisco dictaminó que los trabajadores o sus familiares podían llenar una solicitud en las oficinas consulares de la nación azteca hasta el pasado 5 de enero.

La fecha límite para llenar la solicitud que abarca a todos en México finaliza el 28 de enero de 2009 y por ello a la mesa de recepción en Mexicali a diario llegan grupos provenientes de varias ciudades de California y Arizona.

El 15 de diciembre de 2008 los ex braceros hicieron público su agradecimiento al gobierno mexicano por haber habilitado mesas de recepción de los documentos en el consulado de México en Los Ángeles para los dos grupos de beneficiarios.

publicidad

"Ya estaban recibiendo los documentos para todos los ex braceros; pero el funcionario de la secretaría de gobernación, Sergio Baylón, dio una contraorden antes de navidad", aseguró Juan José Gutiérrez, abogado de los obreros.

Esa es la razón por la que muchos están viajando a la ciudad fronteriza. Entre los ex braceros que acudieron a Mexicali el descontento era generalizado porque alrededor del 30 por ciento de los que llegaron no pudieron llenar la solicitud debido a que los funcionarios argumentaron tecnicismos legales para no recibir los documentos.

"No quieren a su gente"

"Tenemos en este país (México) un gobierno que no quiere a su gente", dijo a Efe Ventura Gutiérrez Méndez, coordinador binacional de la Alianza de ex Braceros, Braceroproa.

"Quieren más a los extranjeros que a su propia gente y están haciendo todo lo posible para eliminar a todo el que se deje", afirmó a la entrada de la dependencia de la Secretaría de gobernación mexicana en Mexicali.

Antonio Molina, de 75 años, ex bracero quien vive en El Centro, California, señaló: "no fuimos braceros, fuimos soldados que luchamos pacíficamente por (la economía de) México en Estados Unidos, laborando casi como esclavos bajo el pie de los mismos mexicanos que nos humillaban de tal forma que nos decían o haces esto o te mando de regreso para México".

publicidad

"Ahora es tiempo de que nos recuperen algo, ahorita que estamos vivos algunos porque ya los que están en la otra vida sabrá Dios", agregó.

Para hacer el viaje a Mexicali los ancianos aqlquilaron camionetas y según Xavier González, de 68 años, incluyendo los gastos de alimentos cada ex bracero tuvo que invertir $150.

Por su parte, Nicolás Espinoza indicó que debido a que algunos ex braceros tendrán que gastar en honorarios notariales o mandar a buscar otros documentos a sus pueblos de origen los costos podrían elevarse a $1,000.

"Y son $3,000 los que van a dar, es poco lo que va a quedar", afirmó.

María Luisa García Serrano, jefa de la oficina receptora de documentos a ex braceros dijo a Efe que no estaba autorizada a dar declaraciones al respecto. Mientras que en el consulado general de México en Los Ángeles, Mireya Magaña Gálvez, agregada de prensa, de manera escueta dijo que "los consulados dejaron de recibir documentos el 5 de enero".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad