publicidad

EU otorga visas humanitarias

EU otorga visas humanitarias

EU otorgó visas humanitarias a mexicanos que han sufrido ataques de grupos armados para recibir atención médica.

Dos jefes policiacos

EL PASO -  Estados Unidos otorgó visas humanitarias a mexicanos que han sufrido ataques de grupos armados en su país para que puedan recibir atención médica en el sector estadounidense de la frontera.El director del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en El Paso, Robert Medina, expuso hoy a Efe que este es el caso de dos jefes policiacos de la ciudad de Casas Grandes, México, quienes fueron trasladados el 6 de junio pasado a EU y se encuentran actualmente internados en el hospital Thomason de El Paso.

Keneth Castruita y Lorenzo de la Torre Flores, director y subdirector de la Policía Municipal de Casas Grandes, respectivamente, sobrevivieron al ataque de un comando armado que los hirió de gravedad.

Los agentes recibieron el permiso, tramitado por sus familiares, para ingresar de emergencia a Estados Unidos a recibir atención médica considerada de "nivel 1".

Hospital custodiado

Autoridades del Thomason indicaron que éstas y otras víctimas de ataques con armas de fuego en territorio mexicano han sido transportadas a ese nosocomio por ser el único que puede atender este tipo de casos en un radio de 280 millas.

El hospital fue inmediatamente custodiado por personal del alguacil del Condado de El Paso que se han apostado en las entradas, así como en la sala de terapia intensiva donde se encuentran los policías mexicanos.

El despliegue de fuerzas policíacas en el hospital ocasionó la reacción de representantes del condado de El Paso que pidieron que las víctimas de ataques armados en Ciudad Juárez que sean trasladadas a El Paso, sean llevados a un hospital militar.

publicidad

"Buscan protección"

El juez del condado, Anthony Cobos, manifestó que el ingreso al Thomason de personas heridas de bala durante intentos de ejecución en México, pone en riesgo la seguridad de los paseños, y aseguró que más que buscar atención médica, las víctimas buscan protección y evitar que los miembros de comandos armados los rematen en el hospital.

"Lo menos que queremos es que delincuentes se infiltren al hospital para 'terminar con el trabajo", expresó Cobos.

El magistrado indicó que como se trata de víctimas de narcotráfico, que es un delito federal, y que son las autoridades federales las que están expidiendo los permisos a estas personas, es responsabilidad del Gobierno federal encargarse de estos pacientes en hospitales militares, donde hay suficientes medidas de seguridad.

"Además, este tipo de violencia responde directamente a la lucha contra las drogas y debería haber un plan de contingencia federal para lidiar con ello", añadió.

Ya en enero pasado, un jefe policiaco sobreviviente a un ataque de arma de fuego fue trasladado a El Paso para su atención médica, y en aquella ocasión el hospital fue custodiado tanto por oficiales de la oficina del alguacil, como por personal del ICE.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad