publicidad
Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Estados Unidos pone bajo la lupa a cientos de empresas mexicanas

Estados Unidos pone bajo la lupa a cientos de empresas mexicanas

Por lo menos 216 firmas han sido vinculadas con el crimen organizado, según el Departamento del Tesoro.

Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Al menos 216 empresas mexicanas, ubicadas en 16 de las 32 entidades que componen el país, han sido vinculadas de alguna manera con el crimen organizado, ya sea por ser parte de redes de lavado de dinero o por contribuir en el tráfico de narcóticos, según la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), dependiente del Departamento del Tesoro.

publicidad

Jalisco, Sinaloa y Baja California son las entidades en las que se han localizado más empresas de este tipo, mientras que entre los años 2002 y 2014 se sumaron 17 nuevas compañías por año, destaca la versión electrónica del periódico mexicano El Universal.

Sobre Sinaloa, hasta 2014, 35 de las 39 empresas que aparecieron en esta lista estaban vinculadas con el cártel de Sinaloa, el que fuera fundado por el ahora capturado Joaquín El Chapo Guzmán, otrora considerado el narcotraficante más poderoso de México y el más buscado del mundo.

En cuanto a Jalisco, los datos arrojaron que el cártel de Guadalajara "que fuera fundado por Rafael Caro Quintero"permeó unas 44 empresas, desde lavados de autos, restaurantes, compañías de construcción y hasta inmobiliarias.

El medio destaca que, pese a que el gobierno de Estados Unidos investiga a estas compañías y ha puesto en tela de juicio su reputación, algunas de ellas han establecido negocios con el gobierno mexicano.

Como ejemplo de ello se encuentra una guardería del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS): la Estancia Infantil Niño Feliz, localizada en Sinaloa.

En 2007 y en el marco de una investigación contra Ismael El Mayo Zambada, las autoridades de EEUU publicaron los nombres de las hijas del capo, así como de varios de sus negocios para desvelar la estructura de lavado de dinero criminal. Entre esos negocios se encontraba la mencionada estancia infantil.

publicidad

La dueña de la guardería Niño Feliz SC, que operaba en Culiacán, era María Teresa Zambada Leyva, una de las hijas del capo puesta como parte de su red financiera. Y aunque dos años más tarde Daniel Karam, entonces director del IMSS, aseguró que la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía mexicana) contaba con el expediente para iniciar una investigación, a la fecha los socios actuales siguen siendo de la familia Zambada.

Consultado por el medio, Raúl Benítez, integrante del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sostuvo que EEUU da estos nombres como un llamado a la mexicana Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pero “el problema es que en México no se acostumbra que este tipo de información funcione y termine en algo”.

El Departamento del Tesoro dijo en 2005 que se estaba asestando otro golpe a las redes financieras de los narcotraficantes mexicanos, identificando a nueve compañías vinculadas con la organización de los Arriola Márquez "narcotraficantes relacionados con El Chapo Guzmán--. En la lista aparecía la firma Corrales San Ignacio SPR de RL de CV, en Chihuahua, al norte del país.

Autoridades desenmascaran red de lavado de dinero de México a Miami Univision

La firma ha logrado dos concesiones del gobierno federal para la expedición de certificados zoosanitarios por parte de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

México intenta bloquear el flujo de dinero sucio con la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, que entró en vigor a finales de 2013. Con esta ley se comenzó a catalogar como vulnerables a empresas de juegos, concursos, préstamos, servicios inmobiliarios, venta de vehículos, transporte de valores, joyas, obras de arte y otros.

Para las autoridades estadounidenses, los principales ramos intervenidos por criminales para el lavado de dinero son las inmobiliarias, empresas de construcción, gasolineras, comercializadoras y empresas de transporte.

publicidad

Sin embargo, pese a los esfuerzos mexicanos para detener el ingreso del dinero ilegal al sistema económico, el país tiene una débil estructura de combate al lavado de dinero, abundó el especialista de la UNAM.

Y mientras en 2009 el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculó el lavado de dinero en México por parte de organizaciones criminales en unos 25,000 millones de dólares al año, la cifra no ha mejorado. “El año pasado, el subprocurador de Estados Unidos aseveró que la operación de drogas entre México y el país del norte genera alrededor de 30,000 millones de dólares al año”, señaló Benítez. Según lo anterior, el 2% del PIB de México podría provenir de actividades ilegales.

Estados Unidos recaba la información de buena parte de sus agencias con la intención de bloquear la entrada y salida del dinero propiedad de narcotraficantes y terroristas, y aparecer en este tipo de listas implica que ningún ciudadano estadounidense puede hacer negocios con las empresas o personas mencionadas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad