publicidad

Estados Unidos cierra su oficina consular en Reynosa por la violencia

Estados Unidos cierra su oficina consular en Reynosa por la violencia

Por la eclosión de violencia que se vive en Tamaulipas, EU decidio cerrar temporalmente su oficina consular.

Miedo a México

REYNOSA, México - Estados Unidos ha decidido cerrar temporalmente su oficina consular en el municipio mexicano de Reynosa, en el estado de Tamaulipas, por la eclosión de violencia que se vive en la zona.

En un comunicado, el Consulado General de EU advierte a los ciudadanos estadounidenses que recientemente se han registrado "enfrentamientos con tiroteos" en Reynosa, en los que se cree que hay implicadas organizaciones narcotraficantes.

Por ello, el Consulado General ha decidido aplazar el viaje de funcionarios estadounidenses a esta ciudad, recomienda a los ciudadanos que no se desplacen a la zona, y además ha decidido cerrar la oficina consular que hay en Reynosa, "hasta nuevo aviso".

El cónsul de Estados Unidos en Matamoros, Michael Barkin, refirió que tras algunos sucesos violentos que se han registrado en esta frontera se optó por suspender las actividades, por lo que invitó a la población de Reynosa que requiera realizar algún tramite acuda a las oficinas consulares de la vecina población.

Alerta de viaje

Refirió que las oficinas del Consulado estadounidense ubicadas en el puerto de Matamoros permanecerán abiertas ofreciendo los diversos servicios, entre éstos la expedición de visas y la atención a los más de 300 mexicanos que acuden diariamente.

Esta situación se produce apenas dos días después de que el Gobierno de estadounidense renovase su alerta de viaje a México por el aumento de la violencia, principalmente del crimen organizado.

publicidad

La advertencia de viaje, que estará en vigor hasta el 20 de agosto próximo, afectaba sobre todo a ciudades del norte, como Ciudad Juárez, Tijuana, la ciudad de Chihuahua, Nogales, Matamoros, Reynosa y Monterrey.

México es uno de los principales destinos turísticos de los estadounidenses, que cada año cruzan en decenas de miles la frontera para visitas cortas, estudios o negocios.

Precauciones extremas

No obstante, el Departamento de Estado advertía esta semana del reciente aumento de la violencia en el país, por lo que "es imperativo que los ciudadanos entiendan los riesgos que se corre en México, cómo evitar situaciones peligrosas y con quién contactar si son víctimas de un crimen".

En términos generales, recomienda tomar precauciones de sentido común, visitar zonas turísticas solo durante el día y evitar zonas donde prolifere la prostitución y el comercio con drogas.

Los recientes ataques violentos que se han producido en el país ha llevado a la embajada de EU en México a pedir a sus ciudadanos que retrasen en lo posible viajar a las zonas más conflictivas, como los estados de Michoacán, Durango, Coahuila y Chihuahua, y a quien no pueda, que "extreme las medidas de precaución".

"Los carteles de la droga y sus cómplices criminales se han vengado violentamente de aquellos individuos que los han denunciado públicamente o a los que ven como una amenaza para su organización", explicaba un comunicado del Departamento de Estado.

publicidad

Frontera violenta

Los ataques incluyen el secuestro y el asesinato de dos estadounidenses que residían en Chihuahua.

El aumento de la violencia en México refleja el gran conflicto desatado entre los carteles de la droga por el control de las rutas a través de la frontera con Estados Unidos.

Para combatir la violencia, el Gobierno de México ha desplegado personal de seguridad a lo largo del territorio, afirma EU, que insta a los estadounidenses a colaborar con los distintos puestos de control de México cuando viajen por las carreteras en ese país.

El Departamento de Estado señalaba que los recientes conflictos entre el Ejército y la Policía mexicana con sicarios fuertemente armados han derivado en la organización de pequeñas unidades de combate que incluyen el uso de ametralladoras y granadas.

La nota oficial destacaba con especial hincapié Ciudad Juárez, en el Estado de Chihuahua, donde fueron asesinadas 2,600 personas en el año 2009, lo que revela el nivel de violencia que azota la zona.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad