publicidad

EPR rechazó propuesta de Gobie

EPR rechazó propuesta de Gobie

El guerrillero Ejército Popular Revolucionario (EPR), rechazó las condiciones planteadas por el Gobierno mexicano.

EPR dice que no hay voluntad

MÉXICO -  El guerrillero Ejército Popular Revolucionario (EPR), que en 2007 realizó atentados explosivos contra oleoductos, rechazó las condiciones planteadas la semana pasada por el Gobierno mexicano para dialogar, pero dijo que esperará una "propuesta seria".En un comunicado, el EPR rechazó "categóricamente la respuesta del Gobierno" del presidente Felipe Calderón "en todos y en cada uno de sus puntos por alevosa, grosera y tramposa".

Los insurgentes plantearon el pasado 24 de abril la creación de una comisión integrada por cinco personalidades para que actuaran como mediadores en un diálogo con el Gobierno para lograr la presentación con vida de dos de sus militantes desaparecidos el 25 de mayo de 2007.

El Gobierno respondió la semana pasada que aceptaba el diálogo, pero puso como condiciones que este fuera directo y que las personalidades -que habían aceptado la propuesta guerrillera de actuar como mediadores- fueran sólo "testigos sociales".

Además, condicionó las conversaciones a que el EPR no realizara acciones armadas, y que el tema no se centrara sólo en los dos militantes desaparecidos, sino en otros aspectos de interés para el Estado, como la pacificación de conflictos.

Esta respuesta, dijo el EPR en su comunicado, refleja una "nula voluntad política para resolver los crímenes de lesa humanidad que se han cometido en el país por su Gobierno y Gobiernos pasados. Simplemente es una propuesta inaceptable".

publicidad

Siguen sin un acuerdo

Señaló que le indignaba la propuesta gubernamental de que no actuaran como mediadores, sino como "testigos sociales" el obispo emérito Samuel Ruiz, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, el escritor Carlos Montemayor, el antropólogo Gilberto López Rivas y la senadora izquierdista Rosario Ibarra.

Esa condición, agregó el texto, es "irrespetuosa y agresiva" hacia estas personalidades, pues pretende "ignorar su trayectoria y autoridad moral".

En la respuesta gubernamental "queda manifiesta su convicción por la represión y las salidas policíaco-militares a las demandas populares", afirmó.

Sin embargo, los "eperristas" dijeron que continuarán "en la actitud de seguir esperando una propuesta seria y responsable de acuerdo a la gravedad del caso que implica las desapariciones forzadas por motivos políticos".

Los dos militantes desaparecidos son Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, de quienes nada se sabe desde el 25 de mayo del 2007.

En reclamo de la presentación de Reyes Amaya y Cruz Sánchez, este grupo realizó en julio y septiembre 2007 varios actos de sabotaje contra instalaciones de la empresa petrolera Pemex, sin víctimas pero con millonarias pérdidas económicas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad