publicidad
El penal de mediana seguridad tiene unos 500 reclusos y está en Clinton, unos 95 kilómetros (60 millas) al sureste de Raleigh.

Encuentran muerto a padre de futbolista mexicano en prisión de Sinaloa

Encuentran muerto a padre de futbolista mexicano en prisión de Sinaloa

Pablo Tostado Zamudio, quien fue capturado por el delito de secuestro, fue hallado sin vida en el interior de la prisión.

El penal de mediana seguridad tiene unos 500 reclusos y está en Clinton,...
El penal de mediana seguridad tiene unos 500 reclusos y está en Clinton, unos 95 kilómetros (60 millas) al sureste de Raleigh.

Se desconocen causas del deceso

MÉXICO- Pablo Tostado Zamudio, quien el pasado 24 de febrero fue capturado en el estado de Jalisco y trasladado a Culiacán, Sinaloa, para ser procesado por el delito de secuestro, fue hallado sin vida en el interior de la prisión, sin que hasta el momento se den a conocer las causas del deceso.

Tostado Zamudio, quien al momento de su detención fue identificado como el padre del actual jugador del equipo de futbol mexicano Tigres, y seleccionado nacional de la sub 17, José Pablo Tostado, era señalado como uno de los hombres más buscados por las autoridades de Sinaloa y ya llevaba varios meses como fugitivo.

Según el portal electrónico del periódico Excélsior, Tostado Zamudio, quien utilizaba como alias los nombres Pablo Tostado Escobar y Juan Pablo González Marín, fue capturado como presunto líder de una banda de secuestradores que ya fue desarticulada.

publicidad

Cometió secuestro en 2003

Cabe señalar que el secuestro por el que se le buscaba fue cometido en agravio de padre e hijo, dueños de una empresa de forrajes, el 8 de diciembre del 2003, en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, cuando las víctimas circulaban a bordo de un automóvil cada uno.

Ambos se encontraron con lo que aparentaba ser un retén de la policía, integrado por cinco personas que portaban armas de fuego, y que bloquearon la calle con una camioneta.

Aunque en un principio los delincuentes dijeron ser policías, luego amagaron al padre con un arma de fuego y también sometieron al hijo, y los subieron en el vehículo de este último para trasladarlos a una casa en donde los mantuvieron en cuartos separados.

Tras exigir al padre el pago de un millón de pesos y luego de que éste aceptó pagarlos, dejaron libre al señor para que fuera por el dinero, mientras el hijo se quedó en cautiverio. Sin embargo, al otro día la víctima escapó en un descuido de quienes lo vigilaban.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad