publicidad
Autoridades del Distrito Federal insisten que no hay presencia de cárteles en la capital del país.

En Ciudad Juárez los periodistas se juegan la vida

En Ciudad Juárez los periodistas se juegan la vida

México: en Ciudad Juárez periodistas se juegan la vida cubriendo violencia

Autoridades del Distrito Federal insisten que no hay presencia de cártel...
Autoridades del Distrito Federal insisten que no hay presencia de cárteles en la capital del país.

Cubren la violencia

CIUDAD JUÁREZ - En Ciudad Juárez, la urbe con mayor número de homicidios de México, salir a la calle es jugarse la vida, eso lo sabe bien Agustín Meza, camarógrafo de un canal local de noticias que a través de su cámara ha registrado un sinfín de imágenes sangrientas.

"Ya tengo más de 20 años haciendo este trabajo, es mi pasión, y pues tengo que seguirlo. No puedo yo, como persona quedarme callado sobre lo que está pasando", dice Meza.

La guerra contra las drogas en México ha convertido al país en el más peligroso del continente para los reporteros: al menos 11 periodistas han sido asesinados este año, según Reporteros Sin Fronteras.

publicidad

En Ciudad Juárez van más de 2,000 muertos en lo que va del año.

Fotógrafo asesinado

El caso más reciente fue el de Luis Carlos Santiago, fotógrafo de El Diario de Juárez, asesinado el 16 de septiembre en esta ciudad de 1.2 millones de habitantes y vecina a la estadounidense El Paso (Texas).

"Nosotros somos periodistas y no hacemos más que nuestro trabajo. No le hacemos nada a nadie. Nuestro trabajo es informar", dice Meza.

En Ciudad Juárez, cubrir un reportaje a menudo significa estar en la escena de un crimen, y eso le da a los criminales la posibilidad de identificar a quién hace un informe.

Los periodistas sufren amenazas prácticamente a diario en Ciudad Juárez. Es una de las formas de los cárteles de demostrar su poder: controlar la información y castigar quienes no obedecen.

"Silencio o muerte"

Un informe divulgado a comienzos de septiembre por el Comité Internacional de Protección de los Periodistas (CPJ, en inglés), con sede en Nueva York, señaló que la cobertura sobre la violencia en México es dictada cada vez más por las mafias, que imponen la disyuntiva de "silencio o muerte".

El reporte recuerda que más del 90% de los crímenes contra la prensa siguen impunes y reclama medidas urgentes para "crear un ambiente en el que los periodistas puedan cumplir con su trabajo con un cierto grado de seguridad".

publicidad

Con 68 periodistas asesinados en México desde 2000, la impunidad hace que muchos reporteros exijan mayor protección del gobierno.

"Se sienten solos, desprotegidos, y hay muchas razones para eso: son asesinados, amenazados, secuestrados. Y esos casos, en su gran mayoría, no se investigan, muy pocas personas son procesadas. Es muy fácil matar a un periodista mexicano y escapar", dijo a la AFP Mike O'Connor, del CPJ en México.

Condenan asesinatos

El asesinato de Santiago, el fotógrafo de El Diario de Juárez, generó una ola de indignación que los periodistas de ese periódico expresaron con un editorial en el que pidieron una tregua al narcotráfico en sus ataques a los periodistas.

Pocos días después el presidente Felipe Calderón anunció que su gobierno trabajaba en un plan de medidas de protección para los periodistas, incluuyendo la determinación de que los crímenes contra reporteros queden bajo la jurisdicción de la policía federal, considerada menos corrupta que las fuerzas locales.

"La agresión de los criminales a los comunicadores es inaceptable, y es una razón más para establecer políticas específicas de protección a periodistas", dijo entonces Calderón.

Mientras se establecen estas medidas de protección, los periodistas en las zonas en riesgo siguen haciendo su trabajo. Minutos antes de terminar su turno, Meza recibe otra llamada. "Voy en camino", contesta.

publicidad

Poco después, y armado sólo con su cámara, está en la escena de un nuevo asesinato. La víctima: un hombre de 23 años que se suma a la lista de las muertes relacionadas con las drogas, que en Ciudad Juárez, sólo este año, ronda las 2,500.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad