publicidad
Voto extranjero México 2015

El voto olvidado de los mexicanos en el exterior

El voto olvidado de los mexicanos en el exterior

La participación electoral de los ciudadanos que residen en el exterior es relativamente nueva, con solo 9 años de existencia y un camino de claroscuros.

Voto extranjero México 2015
Voto extranjero México 2015

Por Janet Cacelín, @JanCacelin

En este momento, más de 11.9 millones de mexicanos residen en el extranjero, una cifra que sería decisiva en el rumbo del país si pudieran participar en los comicios intermedios que se celebrarán este domingo al representar el 10.5% de la población total en México.

Con ese potencial número de votos, aquellas personas que decidieron establecer su vida en lugares tan lejanos como Uganda o Australia tendrían en sus manos decisiones cruciales para la historia como lo sucedido en 2006 cuando unos cuantos miles de votos dieron el triunfo al panista Felipe Calderón en un clima de desconfianza y alejaron de la silla presidencial al izquierdista López Obrador.

No obstante, en México, la participación electoral de los ciudadanos que residen en el exterior es relativamente nueva, con solo nueve años de existencia y con un camino lleno de claroscuros.

publicidad

Este año es la tercera vez en la historia de México que el voto de los ciudadanos en el exterior será tomado en cuenta; no obstante, solo podrán ejercerlo los originarios de los estados de Michoacán, Colima y Baja California Sur para elegir gobernador, y en Chiapas para escoger a un diputado migrante.

Desde 2006 el gobierno mexicano ha destinado millonarias sumas para invitar a los connacionales a ejercer su derecho, y aunque los resultados aún no se han visto del todo claros debido a la baja participación, el número de votantes ha incrementado de a poco.

Las cifras de la participación foránea en 2015

María Sánchez Sánchez, titular de la Unidad Técnica del Voto de los Michoacanos en el Extranjero, señaló en entrevista para UnivisionNoticias.com que para estos comicios recibieron un total de 1751 solicitudes, de las cuales, solo 1577 cumplieron con los requisitos para poder ejercer su voto. Aun así, la cifra representa más del doble de los que se registraron en los comicios locales de 2007 y 2011, con 672 y 602 respectivamente.

De esos 1577, el Instituto Nacional Electoral de Michoacán detectó que 969 personas viven en Estados Unidos, 598 en Canadá, cinco en España, una en Alemania, una en Cuba, una en Ecuador y otra más en Rusia.

El número de participantes resulta casi ridículo comparado con los más de 102 mil michoacanos que el Instituto de los Mexicanos en el Exterior tiene registrados en base al número de peticiones de matrículas consulares realizadas.

publicidad

Pero la suma de votantes potenciales podría incrementar si se hace hincapié en que los connacionales no están obligados a registrarse ante las representaciones diplomáticas al momento de su traslado al exterior, por lo que estas cifras sólo reflejan el número de quienes por diversos motivos decidieron hacerlo. Algunos censos no oficiales han contabilizado poco más de 2 millones.

Por el contrario, en Colima, estado que participará por primera vez en comicios de este tipo, solo acreditó a 169 personas para emitir su voto de las 878 personas que el IEE logró contactar, según datos proporcionados por la institución a Univisionnoticias.com.

Los colimenses que se registraron viven actualmente en 17 países distribuidos por todo el mundo de la siguiente manera: en el continente americano se concentra la mayor cantidad de connacionales con 116. De ellos, 92 viven en Estados Unidos, cinco en Canadá, seis en Argentina, seis en Chile, tres en Colombia, tres en Perú y  uno en Brasil.

En Europa votarán 46 mexicanos. La mayoría tienen su residencia en España con una cifra de 36 personas: tres en Alemania, dos en Bélgica, tres en Francia y dos en Holanda. En Asia, tres emitirán su voto desde República de Corea y uno en China. Dos más desde África y Oceanía, respectivamente.

En Chiapas, aunque la constitución  local de la entidad aún no permite el voto de funcionarios legislativos que viven en México, en 2011 se aprobó una reforma en la que se establece que los residentes en el exterior podrán elegir a un ciudadano que viva fuera del país para que represente a la comunidad que se encuentra lejos de sus hogares. Contrario a los otros tres estados, las elecciones de Chiapas se realizarán en julio.

publicidad

Tras el cierre de la convocatoria de este año, el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) anunció que logró una cifra histórica comparada con la registrada en 2012, cuando se implementó por primera ocasión la modalidad de diputado migrante.

“Hemos superado la suma de solicitudes de la elección pasada del 2012, donde se lograron mil 200 registros y este año hemos alcanzado las 17 mil 573 solicitudes. Esto es un aporte para el fortalecimiento de la democracia, ya que nuestros paisanos que viven en el extranjero podrán hacer valer su derecho al libre sufragio”, señaló María de Lourdes Morales Urbina, Consejera Presidente del IEPC.

Cabe destacar que el Instituto de Mexicanos en el Exterior reportó más de 15 mil matrículas consulares emitidas por chiapanecos que viven es Estados Unidos, aunque investigaciones consideran que pueden existir de 300 a 400 mil trabajando en EEUU.

En 2014, Chiapas registró un ingreso por remesas familiares de casi 540 millones de dólares.

Las fallas y los aciertos en 2006 y 2012

En las elecciones presidenciales de 2006 fue cuando por primera vez los mexicanos residentes en el extranjero pudieron participar en los comicios, aunque solo estaba permitido votar para elegir al presidente de la República.  Ese año, el entonces Instituto Federal Electoral, ahora Instituto Nacional Electoral, registró 40,876 solicitudes, pero solo 32,632 se hicieron efectivas en votos.

publicidad

En ese entonces, el centro de estudios Pew Hispanic Center señaló que los votantes que hicieron efectivo su voto oscilaban entre los 26 y los 45 años de edad.

Pero una de las principales razones que se dio en ese entonces para no participar en la elección fue que el 67% de los mexicanos en Estados Unidos no tenían credencial para votar y poder hacer el registro, según datos del Pew Hispanic Center.

La segunda oportunidad para los connacionales se dio seis años después, cuando Enrique Peña Nieto fue elegido presidente. Según datos del entonces IFE, 59,115 ciudadanos se inscribieron, de los cuales solo 40,714 enviaron su voto.

En 2012, entre los lineamientos para concretar el registro para votar (la única forma era vía postal) estaban una copia de la credencial de elector vigente y una solicitud disponible en la página web de la institución.

Para Mariana Douglas, originaria del estado de Veracruz y quien reside desde hace cinco años en el estado de Missouri al lado de su esposo estadounidense, ha sido complicado poder efectuar su voto desde un país extranjero.

“Nunca nadie se ha acercado a mí para informarme, alguna vez voté en la consulta popular sobre la reforma energética. Pero es más complicado cuando una sola tiene que buscar los requisitos, acordarse de fechas y no hay cerca alguien que te oriente”, dijo Mariana en entrevista con Univisionnoticias.com.

publicidad

Asegura que aunque existe el programa de Voto Extranjero, poca gente puede acceder a él porque las herramientas de promoción no son accesibles, pese a que se considera una persona informada y comunicada con las herramientas tecnológicas.

“Hay mucha gente aquí que viene solo a trabajar y muchos no están involucrados en la política de México. Vienen a mandar remesas y ya”, señaló.

No obstante, considera que si todos los mexicanos se involucraran, tomaran su decisión, investigaran y ejercieran su voto, sí habría una diferencia: “Si los latinos influenciamos en el rumbo de Estados Unidos, yo creo que con nuestro voto también podemos influenciar en la elección de presidente y funcionarios mexicanos. Pero si cuando vienes aquí y pasan los años y ya no renuevas tu credencial o la pierdes pues pierdes la oportunidad de ejercer el voto”.

De la misma forma piensa Claudia Sánchez Bonilla, originaria del estado de Chiapas y residente en la ciudad de Miami desde 2012.

“En ese año yo tenía unas ganas de votar inmensas porque dije, aunque esté fuera, soy parte de eso. Pero cuando comencé a investigar, un mes antes de las elecciones presidenciales, me dijeron que ya estaba fuera de tiempo, que para votar tenía que haberlo hecho seis meses antes”, dijo Claudia a Univisionnoticias.com.

Claudia asegura que uno de los problemas fundamentales es que cuando las personas que residen en el extranjero se dan cuenta que la fecha de las elecciones está cerca y buscan la forma de votar, la respuesta que reciben es que la fecha límite de registro concluyó hasta medio año antes de la elección.

publicidad

Otro de los problemas de la implementación del voto extranjero fue el elevado costo, pues en el primer ejercicio que se llevó a cabo en 2006 se invirtieron 270 millones de pesos. Se esperaba una alta participación pero con la recolección de solo 32,632 sufragios foráneos, que representaron 0.08% del total nacional, se concluyó que cada voto emitido desde el exterior tuvo un costo de 8,274 pesos, alrededor de 530 dólares.

Con esta experiencia, el IFE se planteó una nueva estrategia para fomentar el voto de los mexicanos en el extranjero a un menor costo y con mayor eficiencia. En contraste, para el 2012, el IFE contempló un presupuesto de 170 millones de pesos para promover e implementar el voto de los mexicanos en el extranjero, es decir, 100 millones de pesos menos que durante las elecciones presidenciales de 2006.

En los comicios de este año se implementó la recepción de documentación y la emisión del voto vía electrónica, con lo que el costo de realización disminuyó notablemente al echar mano de herramientas tecnológicas novedosas y la difusión en redes sociales, lo que ha generado una mayor cobertura alrededor del mundo a un costo menor, según señala Sánchez Sánchez.

La mayoría de los connacionales simpatizan con el PAN

Otro dato interesante es el de la preferencia política de los residentes en el exterior pues tanto en 2006 como en 2012, la reducida muestra de residentes en el exterior que emitió su voto mostró una clara tendencia política por el Partido Acción Nacional. En ambos periodos, el PAN gobernaba el país con Vicente Fox en 2006 y Felipe Calderón en 2012.

publicidad

Según datos proporcionados por el Instituto de los Mexicanos en el Exterior, en 2006, el expresidente Calderón lideró los sufragios con el 58.29%, seguido del candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador con el 34%. En tercer lugar se ubicó el candidato del Partido Revolucionario Institucional, Roberto Madrazo con 4.17%.

Por su parte, en 2012, los resultados fueron similares pero menos evidentes pues al igual que seis años atrás, el PAN, con su candidata Josefina Vázquez Mota, recibió el mayor número de votos con el 42.17%.

Andrés Manuel López Obrador, que en ese año contendió de nuevo por la presidencia, fue el segundo más votado con el 39%. Pero Enrique Peña Nieto, el ganador de las elecciones generales, del PRI, solo sumó el 15.62%. El cuarto candidato, Gabriel Quadri, solo obtuvo 2.04%.

Pero en estas elecciones y de cara a las presidenciales del 2018, para Mariana, uno de los temas que más le gustaría que los candidatos eliminaran es la inseguridad y la corrupción y que impulsaran la educación.

“Ahora que estamos en el extranjero pienso en mi familia y quiero que mis papás, mis sobrinos tengan las mejores oportunidades; que mis padres no pierdan su trabajo. Aunque estás aquí, estás allá de mente y corazón”, dijo Mariana.

publicidad

Mariana concluye que si tuviera la oportunidad de votar apoyaría a un movimiento ciudadano o a alguien sin afiliación política que no represente a los colores de los partidos que ya están desgastados a lo largo de los años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad