publicidad

El Procurador relata el crimen de los estudiantes

El Procurador relata el crimen de los estudiantes

La PGR cuenta, basada en testigos, cómo quemaron los cuerpos con el fuego avivado con llantas y diesel. Además les fracturaron los huesos.

Relato del secuestro y muerte de los normalistas de Ayotzinapa Univision

Por Luz Adriana Santacruz, desde Ciudad de México. En Twitter: @luza_santacruz

Los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa escucharon lo que más temían oír. Esta tarde, el procurador general de México, Jesús Murillo Karam, anunció que tres nuevos detenidos confesaron haber matado a un grupo grande, de más de 40 personas, que serían los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala.

Los nombres de los detenidos son Patricio Reyes Landa alias El Pato y Jhonatan Osorio alias El Jona, capturados en Apetlaca. De ellos se derivó la detención de Agustín García Reyes alias El Chereje,  todos presuntos integrantes de la banda criminal de Guerreros Unidos. Desde hace ocho días están en manos de las autoridades.

Según el Procurador, todos confesaron que recibieron a los jóvenes, que se identificaron como estudiantes y los mataron el 26 de septiembre, el último día en el que los normalistas de Ayotzinapa fueron vistos.

“Testigos del homicidio tres, los tres últimos que vieron, bueno, dos de los tres últimos. Dos vieron de los tres últimos que declararon”, dijo, titubeante, Murillo Karam.

El Procurador mostró las declaraciones que detallaron cómo fue que se deshicieron de los estudiantes después de matarlos: los calcinaron. Un hombre apodado El Terco ordenó después que se fracturaran los huesos ya quemados.

publicidad

"El fuego con el que quemaron los restos de los normalistas duró de la medianoche a las 14:00 horas del día siguiente", según testimonios citados por el Procurador. Murillo explicó que el fuego fue avivado con llantas, diesel y plástico.

Lea: Paso a paso el relato del crimen de Iguala

Incluso, los testimonios, que admiten que participaron en los asesinatos como autores materiales, explicaron que algunos de los jóvenes llegaron al basurero de Cocula sin vida: "se ahogaron o se asfixiaron".

Una vez incinerados, los restos fueron acomodados en ocho bolsas de basura. Algunas fueran vacíadas sobre el río San Juan.

Las autoridades ya se trasladaron al lugar que señalan los detenidos. Allí, encontraron bolsas de plástico, restos óseos y algunas piezas dentales dentro del río.

Lea: Cronología de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa

"El nivel de degradación hace muy difícil el examen de ADN que permita la identificación, pero agotaremos esfuerzos", explicó Karam.

Los estudios para determinar el ADN de los restos se harán en la Universidad de Innsbruck en Austria.

Los policías de Iguala y Cocula habrían sido los encargados de entregar a los estudiantes a miembros de Guerreros Unidos por órdenes de Sidronio Casarrubias Salgado, líder de la organización. Casarrubias fue avisado por su lugarteniente, Gildardo López Astudillo, vía mensaje, sobre los conflictos en Iguala. Se los atribuyeron al grupo rival. Fue entonces que dieron la orden de detener al grupo de normalistas.

publicidad

Karam aseguró que ahora la Procuraduría General de la República (PGR) abrirá una nueva línea de investigación.  Aunque dejó en claro que esta información no es una conclusión, sino un avance del proceso que continúa su curso. Los 43 estudiantes seguirán siendo catalogados como desaparecidos hasta que se compruebe lo declarado por los tres hombres.

Este anuncio se da después de la reunión a puerta cerrada que el Procurador sostuvo con los familiares de las víctimas. En ese encuentro, les adelantó este nuevo móvil.

"Fue una reunión dolorosa, tranquila, muy respetuosa y para mí verdaderamente triste", reconoció el Procurador.

Sin embargo, los padres, madres, hermanos y compañeros que han luchado por ver a sus 43 jóvenes vivos y sanos, no han pedido las esperanzas.

"Nosotros no creemos. No pueden decirlo [que han muerto] sin pruebas. Estamos esperando los resultados de los peritos argentinos. No le creemos al gobierno mexicano", reveló, consternado, a Univision Noticias.com, Bernabe Abraham Gaspar, padre de Adán, uno de los 43 estudiantes desaparecidos. Lo confirmó antes del anuncio de la PGR.

Una vez que Murillo dio a conocer los hechos de manera oficial, los padres de los 43 estudiantes arremetieron y rechazaron la versión del procurador. Con enojo y fe afirman que sus hijos siguen vivos mientras no haya pruebas científicas que desmuestren lo contrario.

publicidad

"Es cruel la manera en que las autoridades han dado tratamiento a este caso. Llegaremos hasta las últimas consecuencias", dijo Felipe de la Cruz Sandoval, portavoz de las familias, ante la prensa reunida en la Escuela Normal de Ayotzinapa.

A su vez, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, habló después de que Murillo Karam diera a conocer las confesiones de los detenidos.

"Detendremos a todos los que participaron en estos crímenes abominables. No cejaremos hasta que se haga justicia. Como presidente comparto absolutamente estos sentimientos, he escuchado personalmente el dolor y la angustia de los padres de familia y les he compartido los esfuerzos emprendidos para conocer la verdad de los hechos", afirmó.

Peña Nieto asegura que habrá total esclarecimiento del caso de los estudiantes Univision

El 26 de septiembre pasado, un grupo de unos 80 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa se movilizaron hasta la ciudad de Iguala, en Guerrero, para tomar dos buses que iban a utilizar en sus prácticas en ese Estado.

Se trata de una acción habitual de los estudiantes y que las empresas de camiones aceptan con tal de que los buses sean devueltos en buen estado días después. Pero esta vez algo salió mal y los estudiantes fueron atacados a balazos por policías municipales de Iguala. Hubo seis muertos, 25 heridos y 43 estudiantes terminaron desaparecidos.

Como parte de las pesquisas para encontrar a los estudiantes desaparecidos y hallar a los culpables, el 4 de noviembre fueron detenidos el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, en la delegación Iztapalapa, en el oriente de la Ciudad de México. Estaban prófugos desde el día del ataque.

publicidad

"Los testigos señalan que él (por Abarca) dio la orden,  hay una serie más de evidencias, testimonios que lo involucran claramente como autor", comentó Murillo Karam.

Durante más de un mes, a los 43 estudiantes se les ha buscado en cada rincón de Guerrero. Múltiples fosas con cadáveres se han encontrado en diversas zonas pero hasta ahora ninguna prueba ha confirmado que se trate de los cuerpos de los estudiantes. Los peritos mexicanos trabajan de la mano con el grupo de agentinos para avanzar en la investigación. ‎Los padres han dicho que solo creerán en la palabra de los científicos sudamericanos.

Colaboraron María Arce y Paola Ortiz.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Terrorismo
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad