publicidad

El Papa acepta la renuncia de Onésimo Cepeda

El Papa acepta la renuncia de Onésimo Cepeda

El papa Benedicto XVI aceptó la renuncia Onésimo Cepeda como obispo de la diócesis de Ecatepec, en México, por motivos de edad, informó el Vaticano.

Llegó la edad de retirarse

CIUDAD DEL VATICANO - El papa Benedicto XVI aceptó la renuncia del mexicano Onésimo Cepeda Silva como obispo de la diócesis de Ecatepec, en México, por motivos de edad, informó el Vaticano en un comunicado.

¿Te parece justa la renuncia de Cepedad? Comenta en el foro 

La renuncia de Cepeda (Ciudad de México, 1937), quien fue nombrado para este cargo en 1995 por el papa Juan Pablo II, se produce en base al artículo 401/1 del código de derecho canónico, que establece los 75 años como límite de edad para desempeñar el obispado.

Su carrera 

El hasta ahora obispo de Ecatepec, conocido por su actividad pública más allá del ámbito estrictamente religioso, estudió Derecho en la Universidad Autónoma de México de 1956 a 1961 y fue el gerente general más joven de la Banca Privada de México, por su cargo en el Fiduciario Banco de Londres y México en 1958.

Tras una estancia en Estados Unidos, Cepeda volvió a México en 1964 para entrar a operar en la Bolsa de Valores, donde conoció al empresario multimillonario Carlos Slim, fundando posteriormente la Casa de Bolsa Inversora Bursátil, según informa la diócesis de Ecatepec.

A finales de 1966 partiría para la Universidad Pontificia de Friburgo (Suiza), donde obtendría la Licenciatura en Teología, para ser ordenado sacerdote en octubre de 1970 en México, asumiendo el cargo de vicario en el pueblo de Huitzilac. 

publicidad

El anuncio oficial se hizo a los 44 días de que el prelado mexicano presentará su dimisión por cumplir la edad de jubilación obligatoria establecida en 75 años.

La renuncia se hizo efectiva según el artículo 401.1 del Código de Derecho Canónico, la ley fundamental que rige a la Iglesia católica.

Ese apartado establece que “al obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias”.

No han designado sucesor 

Aunque se le aceptó la renuncia no fue designado inmediatamente su sucesor. Ni la Sede Apostólica ni la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que también difundió la noticia, comunicaron quién administrará temporalmente su diócesis.

La praxis usada en este caso es poco común, normalmente el Papa acepta la renuncia obligatoria de un obispo cuando ya se eligió a su sucesor y entonces El Vaticano informa de la jubilación de un prelado anunciando, al mismo tiempo, el nombramiento de quién quedará en su lugar.

Asimismo destaca el poco tiempo esperado entre la presentación de la renuncia de Onésimo Cepeda, el pasado 25 de marzo cuando cumplió 75 años, y la aceptación de la misma, sin siquiera esperar a tener sustituto.

En 2010 fue acusado de fraude por, supuestamente, apropiarse de 42 pinturas de la colección privada de la familia Azcárraga por un valor de $130 millones.

publicidad

Argumenta motivos de salud

Cepeda afirmó que la aceptación de su renuncia, en un tiempo tan breve, obedece a que él mismo se lo solicitó por cuestiones de salud al Papa.

En conferencia en las oficinas de la Catedral de Ecatepec, aseveró que actualmente no se siente mal de salud, pero “ya tuve problemas con el corazón y tengo diabetes, y aunque quise retrasar el tiempo no pude y cumplí 75 años, entonces entregue en persona a Su Santidad mi renuncia y le pedí obviara el tiempo por salud”.

Precisó que se retira contento y tranquilo, porque hizo mucho por la Diócesis de Ecatepec y seguirá como Obispo emérito predicando a Cristo, al tiempo que comenzará a escribir.

Explicó que tiene mucho que escribir y compartir de tres etapas de su vida, la infancia y la juventud, su etapa pastoral desde que inicio su preparación y su etapa como obispo.

Puntualizó que su sucesor en la Diócesis de Ectapepec tiene una labor importante, y “deberá ser una persona a la que le gusten los baños de pueblo, que sepa guiar, que sea alegre, que siempre diga la verdad”.

Aclaró que no seguirá viviendo en Ecatepec, porque su momento en este municipio ya concluyó, y aunque no precisó dónde tendrá su residencia, ni aclaró de qué vivirá, económicamente hablando, dijo que “tengo un sueldo, y como retiro será una pensión de 15 mil pesos y nunca he vivido ni viviré de la Iglesia”.

publicidad

Anunció que el próximo domingo realizará una misa y una fiesta para despedirse del pueblo que siempre lo acompaño en sus servicios religiosos.

Reiteró que en política seguirá al día, “porque todos tenemos un poco de politicón”, y en referencia al debate de ayer, bromeando dijo, “hasta yo les hubiera ganado, aunque el que ganó fue Quadri, porque Peña ni subió ni bajó y Quadri sí subió”.

Expresó que el próximo presidente se enfrentará a un país en estado de lucha ante la inseguridad, el desempleo, la economía y los problemas que se están viviendo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad