publicidad

El nuevo éxodo cubano vía Méxi

El nuevo éxodo cubano vía Méxi

La isla turística de Cancún fue sacudida recientemente por cuatro asesinatos que se atribuyen a redes de contrabando.

Preocupación en EU

La isla turística de Cancún fue sacudida recientemente por cuatro asesinatos que se atribuyen a redes de contrabando especializadas en transportar gran número de cubanos a la Península de Yucatán.

Los homicidios han atraído la atención de las autoridades de México y de Estados Unidos sobre los numerosos emigrantes cubanos indocumentados que se han detectado y que según una investigación reciente de The Miami Herald, podrían significar un incremento de 14 por ciento de ilegales cubanos desde que Fidel Castro cedió el poder a su hermano Raúl.

De acuerdo con el diario del sur de la Florida, el torrente migratorio está causando preocupación entre miembros de la inteligencia estadounidense, dado el éxodo masivo que potencialmente representa, pero reconocen que es muy pronto para especular sobre ello.

Por su parte, las autoridades mexicanas insisten en que los asesinatos son casos aislados que no ponen en peligro la seguridad de los turistas extranjeros. “Probablemente son resultado de ‘arreglos de cuentas’ entre elementos de pandillas criminales”, dicen funcionarios de Cancún.

Según The Miami Herald, los cubanos residentes en Yucatán ahora temen la reputación que les trae la ruta de secuestros cubana que termina en la península.

La ruta sirve para evadir las patrullas guardacostas de Estados Unidos a lo largo del Estrecho de la Florida: comienza en partes de la provincia de Pinar del Río y la Isla de la Juventud de Cuba, cruza las 135 millas del Canal yucateco y acaba en los puertos mexicanos de Isla Mujeres, Cancún y Cozumel.

publicidad

Contrabandistas de hombres

Un informe procedente de Cuba dice que los guardias de fronteras estaban cerrando algunas playas en la Isla de la Juventud con el fin de frustrar los desembarques de contrabandistas. En el 2006, los guardacostas cubanos mataron a uno y capturaron a otro.

Éste, según se reportó desde La Habana, había confesado que ayudaba a una banda contrabandista basada en México que le había cobrado $20,000 por arreglar pasaje para su esposa e hijo. Los contrabandistas, según los funcionarios mexicanos, cobran hasta $10,000 por cubano por el servicio completo, que incluye pasaje en barco desde Cuba hasta la Península de Yucatán y por tierra hasta la frontera de Estados Unidos.

Si los cubanos son interceptados en el mar, las autoridades mexicanas con frecuencia los devuelven a Cuba, manifestó Eusebio Romero López, director del Instituto de Turismo de Cancún, quien agregó que si desembarcan y son atrapados, se les suelta mediante el pago de una multa de 10,000 pesos (unos $920). Esto les da 30 días para abandonar el país. 

Docenas que aún esperan para pagar la multa se encuentran ahora detenidos en Cancún, Ciudad de México y Tapachula, en la frontera mexicana con Guatemala.

Según el Herald, la oficina regional de turismo de Cancún reportó que el flujo de cubanos indocumentados a México llegó a más de 400 en los primeros siete meses de este año, en comparación con unos 340 en el mismo período del 2006.

publicidad

Romero destacó que “existe preocupación por parte de nuestro servicio respecto a cómo lidiar con este nuevo fenómeno”. El instituto ha pedido a la Marina que aumente sus patrullas.

En Miami, Ramón Saúl Sánchez, líder del grupo pro-emigrante cubano Movimiento Democracia, dijo que estaba recibiendo un número elevado de llamadas de parientes de cubanos indocumentados que tratan de averiguar si han arribado a México.

''Hay un éxodo silente de Cuba hacia cualquier país cercano”, añadió Sánchez. “La gente ha perdido la esperanza, aun cuando Fidel Castro está sin duda perdiendo poder”. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad