publicidad
El general Miguel Gonzalez Cruz, a cargo de la Operación Jalisco.

El general que enfrentará la guerra del narco en Jalisco

El general que enfrentará la guerra del narco en Jalisco

El general Miguel Gonzalez Cruz comandará la Operación Jalisco. Antes tuvo la misión de enfrentar a Los Zetas y al Cártel del Golfo.

El general Miguel Gonzalez Cruz, a cargo de la Operación Jalisco.
El general Miguel Gonzalez Cruz, a cargo de la Operación Jalisco.

Por Luz Adriana Santacruz  @luza_santacruz, desde Ciudad de México

Es un hombre de armas, con experiencia en el combate de poderosos grupos de narcotraficantes. Ha liderado grandes operaciones en algunas de las zonas con mayor incidencia criminal de México, entre las que destacan Tamaulipas, Chihuahua y Veracruz. Parece tener muchas agallas y poco miedo. Esto le valió para que el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, lo pusiera al frente de la mayor apuesta actual contra los traficantes que azotan al país con sus actos de violencia, el Operativo Jalisco. Su nombre: el comandante Miguel Gustavo González Cruz.

El principal objetivo de González, dijo el gobernador Osorio Chong cuando presentó al general en su nuevo rol la semana pasada, es “lograr que los integrantes de los grupos delictivos sean capturados y rindan cuentas ante la ley”.

publicidad

Su presencia se hizo notar el pasado 1 de mayo, cuando Guadalajara, en el estado de Jalisco, saltó a los titulares nacionales e internacionales luego de que integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) tomaron y bloquearon las calles de la ciudad.

Y esto fue sólo el inició de una gran catástrofe: luego prendieron fuego a varios vehículos, negocios y gasolineras, y derribaron un helicóptero militar con un lanzagranadas, un incidente en el que murieron ocho de los 12 tripulantes.

Ante este hecho inédito, la respuesta de las autoridades mexicanas fue inmediata al implementar el Operativo Jalisco, en el que participan la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de la Marina, la Procuraduría General de la República, la Policía Federal y el Gobierno del Estado.

El principal blanco de González es combatir la estructura criminal del Cartel Jalisco Nueva Generación y capturar a su líder, Nemesio Oseguera Cervantes, conocido como El Mencho. Los expertos coinciden en que su principal ventaja es que conoce el área donde opera el grupo y sus aliados.

Su trayectoria también juega a su favor. En 2008 González Cruz estuvo al frente de la Octava Zona Militar en Reynosa, Tamaulipas, uno de los estados del norte mexicano más azotado por los grupos de narcotraficantes. Allí el personal a su cargo logró contener la violencia generada por los enfrentamientos entre el Cártel del Golfo y el sanguinario grupo de Los Zetas, que desde hace años libran una batalla por las rutas para el tráfico.

publicidad

Según varios de sus contemporáneos, ninguna de las anteriores encomiendas de González Cruz tuvo la complejidad a la que se enfrentó en esta zona, aún a pesar de que antes había ocupado puestos de comando en estados como Tabasco, Veracruz y Nayarit.

La resurrección de un pueblo fantasma

Una de las misiones de González Cruz que más llamó la atención de los medios fue cuando en 2011 le encomendaron la seguridad del municipio de Ciudad Mier, muy cerca de la frontera entre Estados Unidos y México. Una zona que forma parte de la llamada frontera chica, cuya posición facilita el tráfico de droga y de personas hacia territorio estadounidense, además del paso ilegal de armas.

Ciudad Mier se había convertido en un pueblo fantasma: casi 4.000 de sus 7.000 habitantes emigraron en los últimos años por causa de la violencia. Según datos publicados en la prensa local, la mayoría de ellos regresaron a sus casas luego de que González asumió las riendas de las operaciones del Ejército y construyó allí un cuartel militar, que alberga a unos 500 soldados. 

Pero no todo fue miel sobre hojuelas: los pobladores se han quejado de la baja actividad económica del municipio y reconocen que, si bien las balaceras disminuyeron dentro de la ciudad, la violencia se volcó hacia las brechas y carreteras.

Los herederos de El Chapo

publicidad

Ahora el reto del general Miguel González Cruz está en derrocar al cártel de Jalisco Nueva Generación, considerado uno de los más poderosos de México, que nació como derivado del cártel de Sinaloa, liderado hasta hace un año por el ahora preso Joaquín El Chapo Guzmán. Se sabe de ellos desde inicios de 2010.

El grupo se formó tras la muerte del capo Ignacio Nacho Coronel, el 29 de julio de 2010, en Zapopan, Jalisco. Pero antes de que este criminal fuera abatido por las autoridades, en el estado ya se había producido un cisma dentro del Cártel del Milenio, tras la captura de Oscar Nava Valencia, sobrino del líder del grupo criminal. Entonces comenzó la disputa entre las subdivisiones de esta organización: La Resistencia y el cártel de  Jalisco Nueva Generación, ahora dedicado a marcar a la fuerza su territorio.

A los miembros de esta organización criminal también se les conoce como Los Mata Zetas. Han colgado una serie de videos en las redes sociales, principalmente en Youtube, donde aparecen siempre encapuchados y profiriendo amenazas contra sus enemigos.

Su extrema violencia los ha caracterizado. Uno de sus ataques más recientes ocurrió el 19 de marzo del 2015 en Ocotlán, Jalisco cuando el grupo emboscó a un convoy de la Gendarmería, dejando a cinco agentes muertos. En la lluvia de balas, que duró casi dos horas, murieron once personas: tres eran habitantes de Ocotitlán que tuvieron la mala suerte de que les cayera una bala perdida.

publicidad

Sin temor a sus rivales, Jalisco Nueva Generación se ha posicionado en el estado, provocando caos y terror entre los civiles: narcomantas aparecen en los lugares más públicos y los narcomensajes sobre los cuerpos de sus víctimas son cada vez más comunes.

También han logrado expandirse a estados como Nayarit, Michoacán, Colima y Guanajuato. Hoy por hoy, el cartel tiene presencia en ocho estados de la República Mexicana, según afirman expertos en seguridad.

Jalisco Nueva Generación es uno de los tantos rostros de la violencia que azota a México, donde más de 80,0000 personas han muerto en el marco de una guerra desatada desde finales de 2006, cuando el gobierno decidió enfrentar a los cárteles del narcotráfico con una estrategia militarizada. Una batalla sin tregua que, al menos en Jalisco, el general González Cruz procurará apaciguar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad