publicidad

Ejército concluye que dos menores murieron a manos de narcos y no de soldados

Ejército concluye que dos menores murieron a manos de narcos y no de soldados

Las autoridades mexicanas concluyeron que los niños muertos en un tiroteo no fueron asesinados por el Ejército.

Ejército concluye que dos menores murieron a manos de narcos y no de sol...

Militares 'inocentes'

MÉXICO - El Ejército mexicano, la fiscalías federal y la del norteño estado de Tamaulipas concluyeron, tras una investigación conjunta, que los dos niños de 5 y 9 años que murieron durante un enfrentamiento entre fuerzas militares y presuntos sicarios del narcotráfico fallecieron por granadas lanzadas por los criminales.

Los menores murieron el pasado 3 de abril en confusos hechos en el norteño estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos, cuando un grupo de sujetos armados atacó a los soldados que repelieron la agresión en una carretera que conecta a las urbes tamaulipecas de Nueva Ciudad Guerrero y Ciudad Mier.

Tras los hechos, un grupo familiar integrado por 13 personas que viajaba en una camioneta se halló en medio de un enfrentamiento armado y, como resultado de ese tiroteo, murieron los menores Bryan Almanza Salazar, de 5 años, y Martín Almanza Salazar, de 9 años.

publicidad

En principio la familia y los medios de comunicación mexicanos culparon al Ejército de la muerte de los civiles, y los sobrevivientes aseguraron que no hubo ningún enfrentamiento y que los militares solo dispararon en contra de ellos.

El procurador general de Justicia Militar, el general José Luis Chávez García, explicó en un mensaje a la prensa que los soldados llegaron a la zona de los hechos porque recibieron una denuncia anónima sobre un enfrentamiento entre narcotraficantes en esa carretera.

Al arribar al lugar, los soldados hallaron seis camionetas abandonadas con impactos de bala, por lo que continuaron sus patrullajes hasta que se toparon kilómetros más adelante con un convoy de siete camionetas más que viajaban en dirección contraria, desde las que fueron agredidos con armas de fuego, lo que derivó en un fuerte tiroteo.

Misterioso episodio

Según Chávez, esta versión coincide con la que brindó la madre de los niños, Cynthia Salazar, un día después de los hechos a la fiscalía de Tamaulipas.

De las siete camionetas cuatro se dieron a la fuga, y la de la familia Almanza Salazar quedó en medio de otras dos tripuladas por presuntos narcotraficantes.

Tras el tiroteo, en una camioneta fue hallado un presunto delincuente muerto, con vestimenta tipo militar; en otra un supuesto sicario muerto, con ropa camuflada, y en el auto de en medio Martín Almanza fallecido en la parte trasera, y Carlos Rangel Delgado, lesionado en las piernas, quien dijo que venía de Nuevo Laredo con destino a Matamoros, en Tamaulipas, acompañado de su familia.

publicidad

Más adelante los soldados encontraron 11 civiles, seis de ellos heridos, los cuales fueron trasladados a un centro médico de la zona, y en el trayecto falleció el menor Bryan Almanza, aseguró el procurador.

Asimismo, hallaron a una persona esposada quien dijo haber sido secuestrada por los delincuentes.

La autopsia de los cuerpos de los niños concluyó que los menores murieron a causa de las esquirlas producidas por la detonación de una granada que impactó en la parte trasera de la camioneta, disparada por los narcotraficantes.

Pidieron renuncia

Chávez aseguró que los soldados mexicanos no utilizan ese tipo de granadas, pero reconoció que los impactos de bala "corresponden a los disparos efectuados por el personal militar".

Por su parte, los padres de los niños asesinados pidieron la renuncia de Chávez García.

En conferencia de prensa, los padres de los niños asesinados, se ratificaron en que fueron los militares los responsables del asesinato de sus hijos.

Como prueba de que su hijo Martín no murió por esquirlas de granada de fragmentación presentaron una fotografía en la que se aprecia el impacto de bala en la espalda del niño.

Aseguraron también que el forense de la fiscalía de Tamaulipas certificó que los dos niños perdieron la vida por impacto de bala, tal y como reflejan las actas de defunción.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad