publicidad

Dos militares y un chofer fueron asesinados en el balneario de Cancún, México

Dos militares y un chofer fueron asesinados en el balneario de Cancún, México

Las autoridades mexicanas presumen que estos miembros del Ejército podrían haber sido torturados antes de morir.

Asesor de alcalde

CANCÚN, México - La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó la muerte del general de brigada Mauro Enrique Tello Quiñones, cuyo cuerpo fue encontrado en Cancún, Quintana Roo, con los de otras dos personas asesinadas. En tanto, se reportaron en México más ataques contra policías.

En un comunicado la dependencia federal informó que el general diplomado de Estado Mayor pasó a situación de retiro el pasado 1 de enero y en la actualidad se desempeñaba como asesor del alcalde del municipio de Benito Juárez, en esa entidad.

La institución castrense indicó que las autoridades correspondientes ya realizan las investigaciones de este suceso que se registró la madrugada de este martes y en el que fue ejecutado el colaborador del alcalde Gregorio Sánchez.

Otros dos militares asesinados

Sin embargo, la Sedena no hizo mención de las otras dos personas que fueron encontradas sin vida cerca del poblado de Cristóbal Colón, y que según reportó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), también eran militares.

La PGJE reportó en la mañana del martes del ataque armado a los militares, en la vía que conduce de Mérida a esta ciudad.

En esa carretera fueron hallados sin vida el mayor César Román Zúñiga; el chofer Juan Ramírez Sánchez, y el general de brigada, Mauro E. Tello Quiñones, quien fuera jefe de la XXI Zona Militar, en Michoacán.

publicidad

El Ministerio Público de Quintana Roo acudió a realizar la inspección ocular de los hechos y ordenó el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense de Cancún, donde les será practicada la necropsia de ley.

Signos de tortura

En tanto, la versión web del diario El Universal, destacó que los cuerpos presentaban claras muestras de tortura. Citado por el medio, el procurador (fiscal) de Justicia local, Melchor Rodríguez, se refirió así al cuerpo de Mauro Tello: “a simple vista, estaba demasiado lastimado”.

“Hay preocupación, es algo muy delicado, porque este general había sido contratado para asesorar al municipio de Benito Juárez en materia de seguridad”.

Sin motivo claro

Gregorio Sánchez, el alcalde de la ciudad costera, refirió que los tres cuerpos presentaban varios impactos de bala.

"Nosotros seguiremos con mano firme combatiendo la delincuencia; no nos van a amedrentar", dijo Sánchez.

Las autoridades no tienen sospechosos ni un claro motivo para los asesinatos, los más recientes en una oleada de violencia relacionada con el narcotráfico.

Más ataques a policías

Mientras, en el puerto de Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacán, un agente municipal murió y otro resultó herido cuando un grupo armado atacó también la madrugada del martes un módulo de Seguridad Pública.

publicidad

La Procuraduría de Michoacán informó en un comunicado que al menos diez hombres armados con fusiles de asalto abrieron fuego contra la base policial.

El policía José Cruz Zamorano fue asesinado mientras se encontraba dentro de una patrulla estacionado fuera del edificio. Otro agente, cuya identidad no fue revelada, resultó herido al intentar repeler la agresión.

Los sospechosos escaparon, pero las autoridades colocaron retenes en su camino, esperando detenerlos.

En tanto, en la ciudad fronteriza norteña de Tijuana, 55 agentes policiales fueron despedidos como parte de las acciones del gobierno para eliminar a elementos corruptos. El jefe de la policía de la ciudad, Julián Leyzaola, dijo el martes que los uniformados realizaban extorsiones y muchas veces faltaban al trabajo.

Tijuana ha despedido a unos 350 policías desde diciembre del 2007, cuando el alcalde Jorge Ramos asumió el cargo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad